Unión Europea baja tensión con gobierno chino y afirma: «solo podemos combatir la pandemia juntos»

0
28
  • La agenda buscará reforzar la cooperación bilateral, relaciones comerciales y económicas, cambio climático y lucha contra la pandemia.
  • El futuro del acuerdo es incierto, después de que la UE impusiera sus primeras sanciones a China en tres décadas.

 

La canciller alemana, Angela Merkel, abogó ante el primer ministro chino, Li Keqiang, por una «cooperación transparente» y un «reconocimiento mutuo» de las vacunas contra el COVID-19, y recordó que la batalla contra la pandemia implica «trabajar juntos». La líder alemana y el primer ministro chino mantienen un encuentro bilateral, que llega a su sexta edición y se celebra cada dos años.

«Solo podemos combatir la pandemia si trabajamos juntos», indicó la canciller, en su declaración de apertura de las consultas bilaterales, en formato virtual y centradas en los lazos comerciales, el cambio climático y la pandemia. Alemania y China pueden desempeñar ahí «un importante papel», siempre que se logre una cooperación «abierta y transparente», incluido el reconocimiento recíproco de los fármacos desarrollados contra el coronavirus. Este reconocimiento debe materializarse «a través de la Organización Mundial de la Salud» (OMS), añadió, y en base a los estándares de esta.

El encuentro, que formalmente se abrió con la declaración de Merkel, incluye una reunión conjunta de ambos Ejecutivos, según avanzaron fuentes del Gobierno alemán. Los temas formales de la agenda son cooperación bilateral, relaciones comerciales y económicas, cambio climático y lucha contra la pandemia.

Pero por encima de esas cuestiones planean también las tensiones derivadas de sus posiciones opuestas, especialmente en materia de Derechos Humanos, la represión del movimiento prodemocracia en Hong-Kong y las denuncias de ONG por las actuaciones contra la minoría étnica uigur. «China y Alemania tienen puntos de vista diferentes sobre ciertas cuestiones, es un hecho objetivo», dijo Li en su primera intervención.

Siempre que ambas partes «respeten los intereses fundamentales» y se comuniquen «sobre la base del trato igualitario y la no injerencia en los asuntos internos de la otra parte», podrían crear condiciones favorables para una cooperación fluida y continua, agregó. Ambos países son partidarios del multilateralismo y el libre comercio, destacó Li.

Merkel, pidió también conversaciones más amplias sobre temas de derechos humanos y le dijo que la relación entre sus países «significa que podemos abordar temas difíciles y poner todo sobre la mesa». Merkel hizo también mención explícita de la situación en Hong Kong. «Hasta ahora, siempre hemos logrado abordar bien estos problemas; Espero que podamos reanudar el diálogo sobre derechos humanos lo antes posible», dijo Merkel.

Este nuevo posicionamiento parea resultado de la llamada del presidente chino, Xi Jinping a la canciller alemana, Angela Merkel hace unas semanas, donde le dijo que espera que Europa haga «esfuerzos positivos con China», tras las críticas internacionales vertidas contra Pekín por su trato a la minoría uigur.

Se trató de la primera vez que Xi hablaba con un líder europeo desde la imposición de sanciones mutuas el mes pasado, a raíz de las supuestas violaciones de derechos humanos cometidas por el gobierno chino en la región de Xinjiang, lo cual crispó las relaciones entre China y la Unión Europea (UE).

«Nueva coyuntura y varios desafíos»

«Las relaciones entre China y la UE enfrentan una nueva coyuntura, así como varios desafíos», declaró Xi, citado por la agencia Xinhua, que añadió que el presidente instó a la UE ha llevar a cabo un «juicio correcto de forma independiente».

«Es crucial controlar firmemente el desarrollo de la dirección global de las relaciones entre China y la UE, desde una perspectiva estratégica, mutuamente respetuosa y eliminar las interferencias», le dijo Xi a Merkel, según agencias internacionales.

El presidente añadió que China desea «poner el multilateralismo en práctica» con la UE, y cooperar con el bloque en varios temas, como el cambio climático. «Fortaleciendo la cooperación entre China y Alemania y entre China y la UE se pueden alcanzar logros significativos. Espero que Alemania y que la UE puedan realizar esfuerzos positivos con China para aportar todavía más seguridad y estabilidad a este mundo en constante cambio», declaró.

Acuerdo comercial de UE-China en juego

China y la UE finalizaron las negociaciones de un tratado comercial en diciembre, que todavía tiene que ser ratificado por el Parlamento Europeo. Sin embargo, el futuro del acuerdo es incierto, después de que la UE impusiera sus primeras sanciones a China en tres décadas, para denunciar la situación en Xinjiang, donde, según varias organizaciones, un millón de personas de la minoría musulmana uigur habrían sido detenidos en campos de internamiento.

China respondió imponiendo sanciones a varios eurodiputados, profesores y al centro de análisis alemán MERICS, el mayor de Europa. Entonces, la UE, Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido impusieron sanciones coordinadas contra funcionarios chinos supuestamente implicados en la violación de derechos humanos en Xinjiang, y China sancionó a varias personas y organizaciones de esos países.