Sánchez Cordero busca apagar ‘fuego’ y rumores en Segob

0
146
  • Sánchez Cordero aclaró que sigue «más comprometida que nunca» con el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
  • Analistas aseguran que funcionarios había perdido influencia desde el inicio del sexenio, con la creación de la Secretaría de Seguridad.

La titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, desmintió las versiones sobre su presunta renuncia al cargo, justo en medio de la renuncia de Omar Cervantes Rodríguez, quien fungía como director general de Comunicación de la Segob, tras la filtración de un audio donde supuestamente el ahora exfuncionario pedía que se involucrara al consejero jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer, y su familia, en el apoyo al candidato del PRI-PRD a la gubernatura de Nuevo León, Adrián de la Garza.

A través de las redes sociales, Sánchez Cordero aclaró que sigue «más comprometida que nunca» con el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

La responsable de la política interna del Gobierno federal hizo un llamado a dejar atrás la «cultura del rumor» y no servir al juego de la desestabilización de la Cuarta Transformación.

Los nuevos rumores de su alejamiento llegan luego que la filtración de un audio del vocero de la Segob, Omar Cervantes, quien aseguró en un video publicado posteriormente, que sus dichos habían sido «cortados y editados», y negó que su «jefa jerárquica», Olga Sánchez Cordero, le haya pedido difamar a Scherer. «Es una servidora pública y mujer íntegra, jamás me ha solicitado hacer una crítica en contra de nadie», dijo, aunque las sospechas ya estaban en el aire.

Los artículos que daban por hecho su salida, de Mario Maldonado, en el diario El Universal y Darío Celis, en El Financiero, decían que la difusión de la grabación de una conversación privada había sido el «golpe final» para la ex ministra, quien ha visto mermar su influencia desde el inicio del sexenio, con la creación de la Secretaría de Seguridad, ámbito que solía estar bajo la esfera de la Segob, y el tránsito del Cisen al CNI.

El manejo de la política interna, llevada adelante por el propio Presidente, y la relación con la Suprema Corte eran otras de las áreas donde Sánchez esperaba poder desplegar su autoridad, pero finalmente fue Scherer el elegido para mediar con el máximo tribunal, pese a que la actual secretaría de Gobernación fue ministra hasta el 2015.