Estados Unido lanza «misión mundial» en contra de la corrupción

0
65
  • El mandatario afirmó que “Estados Unidos liderará por medio del ejemplo y en asociación con aliados, sociedad civil y el sector privado.
  • Biden asegura que la corrupción no sólo amenaza la seguridad nacional, sino la equidad económica y los esfuerzos globales contra la pobreza.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, emitió su primer memorando de seguridad nacional (NSSM), en el que describió su agenda anticorrupción como parte de la política exterior de Estados Unidos.

En él, afirmó que Estados Unidos “será líder con el ejemplo”, pero “es una misión para el mundo entero”, y como parte de este esfuerzo continuará financiando a ONG y periodistas de investigación en otros países.

“La corrupción amenaza la seguridad nacional de Estados Unidos, la equidad económica, los esfuerzos globales de lucha contra la pobreza y el desarrollo, y la democracia misma”, dijo el presidente en su directiva.

Tras señalar que la corrupción ataca “las fundaciones de instituciones democráticas, impulsa e intensifica el extremismo y facilita a los regímenes autoritarios corroer la gobernanza democrática”, Biden proclamó que “la corrupción es un riesgo para nuestra seguridad nacional”, y emitió una directriz para establecer su combate como interés central de Estados Unidos”, con la cual ordena a las diversas agencias de su gobierno elaborar recomendaciones para dicha tarea.

El mandatario afirmó que “Estados Unidos liderará por medio del ejemplo y en asociación con aliados, sociedad civil y el sector privado en la lucha contra ese flagelo, pero es un misión para el mundo entero, y todos debemos apoyar a los ciudadanos valientes alrededor del planeta que están demandando gobernanza honesta y transparente”.

El memorando de Biden sirve como un aviso formal de que el presidente «espera que todos los departamentos y agencias federales relevantes mejoren su estrategia anticorrupción de maneras muy específicas», dijo un alto funcionario de la administración.

La nota pide combatir todas las formas de financiamiento ilícito en el país y con los sistemas financieros internacionales. Requiere que las compañías estadounidenses denuncien a sus beneficiarios efectivos al Departamento del Tesoro y reduzcan el secreto financiero en el extranjero.

En la directriz, Biden subraya que la corrupción no sólo amenaza la seguridad nacional, sino “la equidad económica y los esfuerzos globales contra la pobreza y por el desarrollo, así como la democracia”; se calcula que la corrupción llega a ser de 2 a 5 por ciento del PIB mundial, señala. “Cuando líderes roban a los ciudadanos u oligarcas evaden el imperio de la ley, se desacelera el crecimiento económico, se amplia la desigualdad y se desploma la confianza en los gobiernos”, advierte.

Altos funcionarios señalaron que como parte de este esfuerzo contra la corrupción, Estados Unidos “continuará financiando a las ONG y a periodistas de investigación” que se dedican a este rubro.

Destacaron “la manera en que el trabajo de periodistas y las investigaciones de ONG evidencian la corrupción, por lo que usaremos este esfuerzo para pensar más en lo que podemos hacer para fortalecer a otros actores en el mundo que están destapando ese flagelo para sacarlo a la luz”, agregaron.

Por el momento  Departamento de Estado y la agencia federal de asistencia internacional (USAID) anunciarán nuevas iniciativas para incrementar su apoyo a las luchas contra la corrupción, alertaron.

Al explicar la iniciativa, que por ahora es sólo un “memorando para un estudio de seguridad nacional”, indicaron que instruye a todas las agencias federales pertinentes –incluyendo las de inteligencia, como la CIA– colocar la lucha contra la corrupción como prioridad.

El NSSM ordena la elaboración de un informe y recomendaciones en 200 días sobre cómo el gobierno puede “modernizar, coordinar y otorgar más recursos para mejorar la lucha contra la corrupción, confrontar las finanzas ilícitas, hacer que actores que incurran en ese delito rindan cuentas” y ampliar la cooperación mundial en este esfuerzo para transparentar el sistema financiero nacional e internacional.

El NSSM señala que se desarrollará la estrategia de trabajar con socios internacionales “para contrarrestar la corrupción estratégica de líderes extranjeros, empresas estatales o afiliadas, organizaciones criminales trasnacionales y otros actores extranjeros y sus colaboradores domésticos, lo que incluye el cierre de lagunas legales explotadas por estos actores para interferir en los procesos democráticos en Estados Unidos y el extranjero”.