También criticado por la izquierda

0
223

Para nuestro presidente, es importante que él denuncie a quienes lo critican, pues en varias ocasiones ha dicho que es el mandatario más atacado desde Madero. Pero en esta acción, más por estrategia de propaganda, mete en la misma bolsa a todos sus críticos –llenándolos de calificativos como conservadores o fifis–, ocultando que estas opiniones negativas provienen de todos los sectores sociales, que ven como la conducción del país no es la adecuada para el momento actual que vivimos. Y sí, la izquierda también ha criticado al presidente.

 

Desde la izquierda

Julio Bolvitnik, redactor de la columna Economía Moral en La Jornada e integrante de la comisión que redactó uno de los primeros proyectos para López Obrador, denunció que no utilizaron sus ideas y que el en ese entonces candidato, pidió a alguien más, apresuradamente, redactar otro texto para usarlo. También criticó que no se haya apoyado a las empresas para evitar la pérdida de empleos.

Cuauhtémoc Cárdenas, candidato presidencial en 1988, propuso que se suspendan obras como el aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya, en tanto se supera la crisis por la que atravesamos en sus dos vertientes, de salud y económica.

Joel Ortega, uno de los actores de las protestas estudiantiles en 1968, perdió su espacio en Milenio por criticar al actual gobierno federal. En su más reciente colaboración en la revista Siempre, señala que, con la creación de la Guardia Nacional, “el presidente continuó con la criminal y fallida estrategia con 34,579 muertos entre el 1 de diciembre de 2018 y el 30 de noviembre de 2019, más el acumulado al día de hoy”.

Mauricio José Schwartz, periodista mexicano quien fue asesor de Cárdenas, ha hecho un espacio en su agenda de divulgador de la ciencia para señalar que México se encuentra en la etapa del cuarto imperio, en especial en cuanto al desprecio que se tiene al conocimiento y la manera en que se ha atacado a investigadores como Antonio Lazcano y otros más desde el Conacyt. En repetidas ocasiones ha escrito en sus redes sociales “así no, Andrés Manuel”, en referencia a distintas acciones que ha emprendido el titular del ejecutivo, como permitir el desabasto de medicinas.

El EZLN se opone al Tren Maya y el subcomandante Moisés ha señalado que “ya basta de jugar con el pasado lejano para justificar, con demagogia e hipocresía, los crímenes actuales y en curso: el asesinato de luchadores sociales, como el hermano Samir Flores Soberanes; los genocidios escondidos detrás de megaproyectos, concebidos y realizados para contento del poderoso –el mismo que flagela todos los rincones del planeta–; el aliento monetario y de impunidad para los paramilitares; la compra de conciencias y dignidades con 30 monedas”.

Acerca de Samir Flores, diversas agrupaciones que se oponen a la construcción y operación de la termoeléctrica La Huesca, acusaron que desde el gobierno los han atacado por sus posturas políticas, en especial luego de que el presidente les dijera “escuchen, radicales de izquierda, que para mí no son más que conservadores”.

El colectivo “Féminas, brujas e insureccionalistas”, que ha participado en diversas marchas de protesta por la violencia de género, ha llamado al actual gobierno y al presidente no sólo mentiroso, sino también misógino, y le dedicó duras palabras en uno de sus mensajes en marzo de este año: “El mensaje mañanero de moralidad cristiana y su llamado a fortalecer la familia hetero-patriarcal mexicana es la evidencia. La estructura de la familia hetero-patriarcal es la base del Estado (sagrado o laico) y la continuidad del patriarcado…”, además de denunciar que “siguen los asesinatos de lxs defensores de la naturaleza salvaje, de lxs opositores de todos estos proyectos de muerte… siguen los feminicidios… sigue el narco-estado controlando la vida y la muerte en todo el territorio de esto que llaman México…”

En una entrevista que concedió a El Universal, Roger Bartra se refirió a la actitud de intolerancia del presidente de la siguiente manera: “Un presidente que aspire a tener una estatura de estadista tiene el deber de no decir mentiras. Una mentira lanzada desde el poder ejecutivo tiene inmensas repercusiones, muy dañinas y perjudiciales. Envenena el ambiente político. Se vanagloria de ser el presidente más criticado de la historia reciente; si ello es cierto, cosa dudosa, es debido a que insulta todo el tiempo a los medios y a los críticos”.

Para quienes compraron el argumento de que sólo los conservadores o quienes perdieron sus privilegios critican al actual presidente, la recopilación en este espacio nos muestra que se trata de un gobierno que se ha negado a escuchar a los mexicanos bajo el pretexto de que con los 30 millones que votaron por él son suficientes para hacer lo que desee.

El “si no estás conmigo estás contra mí”, que aplica el mandatario, no es más que una muestra de que llegar a la presidencia era su único fin, no el medio para remediar los problemas que tenemos como país.

@AReyesVigueras