López Obrador propone bajar deuda a países pobres ante crisis por Covid-19

0
79
  • El presidente defendió ante líderes mundiales su decisión de no contratar más deuda y sus programas sociales como medidas para enfrentar la crisis económica.
  • Planteó a los líderes del G20 bajar el peso de la deuda a los países más pobres y darles acceso a créditos con mejores tasas a los de ingreso medio.

En la reunión del G20 desarrollada de manera virtual, el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso retirar los montos de deuda y el pago del servicio de deuda como forma de ayudar a generar estabilidad económica en países menos desarrollados.

El mandatario mexicano  alertó ante los líderes de las veinte naciones más desarrolladas del mundo que la pandemia del Covid-19 incrementó la deuda de los gobiernos sin excepción, por lo que es preciso tomar acciones para que en el futuro esta grave consecuencia no amenace la estabilidad económica de los países, sobre todo los más pobres.

«La crisis económica que precipitó la pandemia afectó la actividad productiva y el crecimiento disminuyó en una proporción, sin precedentes, en los últimos 90 años, por ello aunque no contratamos deuda adicional, la consecuente pérdida de riqueza elevó la deuda pública de nuestro país de 44.8 a 51.1 del Producto Interno Bruto (PIB).

“Esto mismo ha sucedido en todo el mundo, la deuda creció a partir de la pandemia en un promedio de 20 por ciento y si no abordamos este asunto desde ahora, en el futuro se va a convertir en otra amenaza para la estabilidad económica y el bienestar social», destacó en su intervención de poco más de ocho minutos.

En seguida, detalló la propuesta de México para ayudar a resolver la difícil situación mundial en materia económica.

«Uno, hacer realidad el compromiso de quitar montos de deuda y el pago de servicio de la deuda a naciones pobres del mundo; dos, garantizar que los países de ingresos medios puedan tener acceso a créditos con tasas de interés equivalentes a las que están vigentes en países desarrollados», indicó.

Luego de delinear su propuesta, el presidente confió en que los líderes del G20 serán capaces de llegar a la cooperación y ayuda mutua para dejar un ejemplo en la historia del mundo de cómo hacer frente a una amenaza sanitaria y económica «muy grave» a partir de la aplicación del principio de la fraternidad universal.

Finalmente, López Obrador detalló que en el caso de México «ha sido menos doloroso» enfrentar la crisis económica que la sanitaria y pronosticó que será hasta marzo del 2021 cuando se recupere en su totalidad el millón de empleos perdidos por la pandemia.