Venganza de los talibanes aumenta, mientras se aceleran evacuaciones desde Kabul

0
246
  • Los talibanes intentan convencer al mundo y a los afganos de que no ejercerán el poder de la misma manera que entre 1996 y 2001.
  • La ONU alertó de que uno de cada tres afganos sufre inseguridad alimentaria debido a los efectos combinados de la guerra y el calentamiento global.

De acuerdo a agencias internacionales, en un periodo de 24 horas, 28 vuelos de las Fuerzas Armadas estadounidenses sacaron del país a 10 mil 400 personas, luego de que la tensión y miedo aumentara conforme pasan los días.

Según un documento confidencial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el miedo y la desconfianza en las promesas de tolerancia y reconciliación hechas por el movimiento islamista radical, pues los talibanes van “casa por casa” buscando a detractores y personas que han trabajado para las fuerzas extranjeras y a sus familias.

El informe, redactado por un grupo de expertos en evaluación de riesgos de la ONU, dice claramente que los talibanes tienen “listas prioritarias” de personas que desean arrestar.

En primera línea están quienes ocuparon puestos de responsabilidad en las Fuerzas Armadas afganas, la Policía y las unidades de inteligencia.

Desde que tomaron el poder en Kabul hace más de una semana y en la mayoría del país, los talibanes intentan convencer al mundo y a los afganos de que no ejercerán el poder de la misma manera que entre 1996 y 2001, cuando dirigieron el país. En aquel momento impusieron una visión extremadamente rigurosa de la ley islámica, que penalizaba especialmente a las mujeres.

Pero este informe de la ONU muestra una situación muy diferente.

“Toman por objetivo a las familias de quienes se niegan a entregarse y las castigan basándose en la sharia” o ley islámica, declaró Christian Nellemann, director del Centro noruego de análisis globales, el grupo de expertos a cargo de este informe.

«Tememos que las personas que han trabajado para las fuerzas estadounidenses, la OTAN y sus aliados así como sus familias, sean torturadas o ejecutadas», siguió.

Además, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) denunció que los talibanes han registrado esta semana los domicilios de al menos “cuatro periodistas y trabajadores” de medios de comunicación y que hubo reporteros agredidos.

Especialmente dramático fue el llamamiento de la presentadora de la televisión afgana, Shabnam Dawran, a la que se le prohibió trabajar esta semana. “A todos los que me escuchan, si es que el mundo me escucha: por favor, ayúdennos porque nuestras vidas están en peligro”, dijo en un video publicado.

Medios internacionales también dieron a conocer que hay personas bloqueadas en los puestos de control talibanes en los accesos al aeropuerto, controlado por el ejército estadounidense. El G7 y varias agencias de la ONU pidieron a los talibanes que dejen pasar a los afganos y a los extranjeros que quieren salir del país.

Inseguridad alimentaria

De acuerdo al Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU alertó de que uno de cada tres afganos sufre inseguridad alimentaria debido a los efectos combinados de la guerra y el calentamiento global.

“Los últimos análisis indican que 14 millones ya se encuentran en riesgo de hambruna severa o aguda, es decir, una persona de cada tres. Y dos millones de niños están en riesgo de desnutrición”, dijo la representante del PMA en Afganistán.

Aceleran evacuaciones desde Kabul

El Ejército estadounidense reportó su mayor cifra de vuelos de evacuación de Afganistán; sin embargo, persisten los actos de violencia que han impedido que muchas de las personas que buscan salir del país logren llegar al aeropuerto, y el Talibán dejó entrever que pronto podría dejar de cooperar.

En un periodo de 24 horas, 28 vuelos de las Fuerzas Armadas estadounidenses sacaron del país a 10 mil 400 personas, informó un funcionario de la Casa Blanca. El vocero principal del Pentágono, John Kirby, dijo que el incremento en la velocidad de las evacuaciones se debió, en parte, a la coordinación con comandantes del Talibán para que los evacuados ingresaran al aeropuerto.

“Hasta ahora, y a partir de este momento, se requiere de comunicación constante y evitar conflictos con el Talibán”, declaró Kirby. “Lo que hemos visto es que esta labor de supresión de conflictos ha funcionado bien en cuanto a permitir el acceso y el flujo, así como para reducir el tamaño de las multitudes apostadas fuera del aeropuerto”.

Debido a que el acceso sigue siendo complicado, las tropas estadounidenses utilizaron otro helicóptero para ir por más ciudadanos estadounidenses. Funcionarios federales señalaron que un helicóptero militar recogió a 16 estadounidenses y los llevó al aeropuerto para su evacuación. Se trata de al menos la segunda ocasión en que se realiza una operación de rescate de este tipo fuera del aeropuerto.