Lectura de Símbolos

0
240

Para los cursantes de la Maestría en aquella escuela situada en San Jerónimo Lídice (Ciudad de México) les será sencillo entender que, el título del Patrullamiento de hoy bien pudo ser “lectura de cartas”; más, permitan ellos que les comenté la intención del trabajo de hoy; y es leer las rutas que nos dan los símbolos más que los “mapas”.

Específicamente hoy buscamos leer los Símbolos Patrios de este nuestro país bien llamado México, y leer también las mutaciones que pretenden hacer aquellos de la 4/T; ahora, partamos de la premisa que inicia el próximo párrafo.

“Los símbolos, así como revelan ocultan”. Hagan ustedes un esfuerzo queridos 9 lectores y exigiesen (no existe esta palabra, yo, cual García Márquezino la acabo de inventar).

Vamos pues; en México bien se conoce el mes de septiembre como “el mes patrio” bandera, himno y escudo nacional eran (¡son!) primeros actores del mes. La noche del grito, la mañana del desfile, y la gastronomía bañada con tequila, mezcal y pulque (que se pondrá de moda) están en los genes de los mexicanos. Sin embargo.

El señor presidente de la República Mexicana tomó la decisión de trepar su proyecto político PERSONAL en nuestro “mes patrio” y ya sobre la grupa de ese envió un catálogo de mensajes que quiso volver “Símbolos” … que si es bueno o malo ya ustedes lo calificarán.

Y como algunos de los padres de quienes rodeamos la mesa fueron niños soldados adoctrinados en la “hijos de Ejército” y como nosotros, los del Think Tank un día tomamos la decisión de Jurar Bandera, por ello ahora tomamos la decisión de trazar nuestras opiniones acerca de la intentona de AMLO por fracturar el esqueleto de Símbolos de nuestra Patria pretendiendo que ese suelde con la nueva mecánica que, ese que se cree adalid (sic) neocomunista quiere.

Vayamos ahora a la necesaria “vuelta a la mesa” … comienza Paul von Hindenburg.

-No creí que lo verían mis ojos, pero sí, soy testigo de la contaminación del espíritu patriótico que cada septiembre invade al mexicano-. El Mariscal drenaba adrenalina y eso lo obligó a ponerse de pie y “hablar y caminar”.

-Cuando quisimos gritar ¡Viva México! Nos exhortaron con un ¡vivan las culturas del MÉXICO prehispánico! Como si quisiéramos regresar a aquel estatus- el TOC… TOC de los pasos del Mariscal hacía las veces de péndulo-; Paul siguió en uso de la voz

-Nos convocan con un ¡viva la fraternidad universal! ¡Cuando se ocupan todos los días de fracturar la unidad nacional! – caras de “ay guey” brotaban sobre la mesa, Paul siguió

-El día en que los mexicanos admiran a los cuerpos armados cuya misión es mantener la integridad territorial y garantizar tanto soberanía como la seguridad interior, nos hablan de la revolución cubana, ¡de un inexistente bloqueo económico (toda vez que se trata de un embargo explicable) y se otorga el privilegio de hablar en la principal plaza de nuestro país a quien ni siquiera fue elegido por el pueblo al que reprime! – toc… toc… el andar del Mariscal sonaba más fuerte.

-Ya no entiendo cuál es el mensaje para los ciudadanos mexicanos; ¿cómo interpretarán el mensaje nuestros socios y aliados? –

¿Los símbolos originales de México serán ya guardados en vitrinas de la historia, de algún museo?

Más allá de lo anecdótico, preguntaría: – dice Paul-

-Los ciudadanos mexicanos; el pueblo pues, para citar al clásico, ¿estará alineado con esta transformación?; .es por esto que los mexicanos votaron en las urnas el 2018?… -con mucho color en la voz el germano sigue-

-Algunos presidentes se pronunciaron por desligarse de Cuba, Nicaragua y Venezuela, Así como de gobiernos y ejecutivos titulares.

¿Qué sigue?

O más bien: – dice expresivo el Mariscal Prusiano

¿Qué tanto más habrá de permitir el ciudadano mexicano? – detiene su andar para dejar fija su pregunta-

¿Renunciará el mexicano a símbolos tradicionales para asumir otros?, para importar otros?

¡Cuánta confusión!

¡Me dueles su México!… concluye Paul von Hindenburg.

Ahí, en el clímax deontológico de esta tenida, tomo la palabra observando que los demás arrastran bolígrafos sobre la cama de letras y palabras y, sabido de sus aportaciones adelanto.

No pasa nada; México en un periodo de 130 años ha logrado dar vida a instituciones hoy fuertes; aunque, si las expresiones vistas durante el “mes patrio” se hubieran presentado hace 50 años no tengo duda que los decisores del Estado habrían buscado razones para proteger a ese. Aunque. -sigo en el uso de la palabra-

Lo marcado por Paul von Hindenburg realmente nos permite cruzar por este nuevo territorio, y si, leímos esos símbolos sobre la carta, estudiamos el terreno, entendimos que los medios son funcionales quedando solamente concluir con éxito la tarea que nos dan nuestros principios.

Y cuando encaminaba mi discurso hacia la salida de la tenida, desde su lugar Osman Galo Wilson pide la palabra, sin dudarlo se la damos.

-Saludos a la mesa; realmente es triste opinar sobre esta situación, ya que en términos teóricos y prácticos, la ley para el uso de los símbolos nacionales en México es muy precisa y establece cuáles son e incluso como deben usarse y quien puede usarlos, bajo qué condiciones, etc.,- Wilson tenía ya todas las miradas sobre él, entonces continúa -pero para ese individuo y sus aplaudidores en las cámaras, las leyes no son problema, sencillamente las cambian para hacerlas a su antojo y el primer paso es, como ya lo hemos visto en otras ocasiones, anunciarlo en una mañanera o presentarlo ante la sociedad, como lo hizo el 15 en la noche, Ya que de ahí en adelante, lo convierte en iniciativa de ley y lo remite a su congreso- rostros encendidos seguían a Osman., –

– ¿Quién hará todo lo posible para modificarlo de acuerdo a los deseos manifestados? El solo se responde.

-Para mí, el grueso de nuestra población tiene una educación tan endeble, que hacerles creer que lo que dice el presidente es lo que debe de ser, es muy fácil usando Las redes sociales y su propia comunicación cotidiana-. Y sigue

-Por eso creo que, si de verdad quiere empujar sus “propios símbolos” puede hacerlo, aunque de la clase media en adelante y como bien lo señalas Castillo, los integrantes de las Fuerzas Armadas, no estemos de acuerdo. -silencio de ese sabroso.

-Pero cambiar los símbolos es lo de menos- dice Osman -los cambios que están introduciendo en los libros de educación primaria, en los programas de estudios de los planteles militares, en la denominación de las calles y los monumentos históricos, son acciones más graves para México y redituables para él (habla de AMLO) por qué empieza a imprimir un sello de ideología en las nuevas generaciones- Osman Galo Wilson nos vio a todos y en su mirada leímos un texto en inglés británico que traducido diría -Si ya saben cómo contesto, ¿para qué me preguntan?

Último patrullaje. – el ofrecimiento de “chamba” por parte del presidente a aquellos que dejan las gobernaturas es una acción inteligente… eso no quiere decir que sea políticamente correcta.

Balazo al aire. – se tenía que decir.

Greguería. – Cuba libre…pero con mucho hielo.

Oxímoron. – caí a lo más alto.

Haikú. – que hermosa tú eres.

Ojos chiquitos

tragados por tu risa.