El modo AMLO para designar candidato

0
103

El 17 de septiembre de 2005, Raúl Ojeda Zubieta fue convocado por Andrés Manuel López Obrador a la Ciudad de México para decirle que sería candidato a la gubernatura por tercera ocasión. El de Macuspana, que el 26 de julio de ese año había solicitado licencia a la Asamblea Legislativa del DF para separarse del cargo de jefe de Gobierno capitalino, se alistaba para ser abanderado del PRD a la presidencia de México.

La premura con que Ojeda fue citado en la oficina de López Obrador obedecía a que Humberto Mayans Canabal se había “adelantado” en el proceso interno perredista para elegir al candidato a la gubernatura de Tabasco.

El ahora consejero ciudadano independiente de Pemex mantenía propaganda en la radio, y desde una asociación civil, en la que participaba Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, ya llevaba un tramo caminado.

Ojeda le confió al periodista René Alberto López que él quería ser secretario de Turismo de un eventual gobierno encabezado por AMLO, pero este decidió que le cerrara el paso a Mayans Canabal.

López Obrador le tenía preparado un documento a Ojeda, en el que los fundadores del sol azteca se manifestaban a favor de su nominación, de tal manera que ya no fuera necesario efectuar una consulta interna entre la militancia para elegir al abanderado.

Además de Mayans, que estaba en abierta precampaña, también Arturo Núñez Jiménez había manifestado su intención de buscar la nominación.

El único que se opuso a firmar documento para “destapar” a Ojeda –una copia se encuentra en los archivos del corresponsal de La Jornada– fue Laureano Naranjo Cobián, que entonces era consejero estatal perredista.

Signaron el texto el ya desparecido Alberto Pérez MendozaDarvin González BallinaOctavio Romero Oropeza, entre otros cuadros que formaban la plana mayor del lopezobradorismo en Tabasco.

El lunes 31 de octubre de 2005, el diario capitalino La Jornada informó:

Villahermosa, Tab., 30 de octubre.- Por amplia mayoría, el Consejo Político Estatal del PRD designó al senador Raúl Ojeda Zubieta candidato al gobierno de Tabasco, para contender en las elecciones a realizarse el 15 de octubre de 2006, en las que además se renovarán las 17 alcaldías y el Congreso locales. 

Ojeda Zubieta contenderá por la gubernatura por tercera ocasión, ya que en 2000 participó en el proceso que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anuló debido a múltiples anomalías. También compitió en los comicios extraordinarios de 2001, en los cuales triunfó el priísta Manuel Andrade

“De los 461 delegados que se inscribieron en la convención perredista, 390 votaron por Ojeda Zubieta; 58 por el ex dirigente estatal Auldárico Hernández Gerónimo pese a que ya había declinado en favor del senador (Ojeda) –; nueve apoyaron al catedrático Rogelio Barriga Díaz, mientras Iturbide Villamil Arévalo no obtuvo un solo voto (…)”.

Ese modo del ahora presidente de designar candidatos es lo que sugiere que en estos momentos Claudia Sheinbaum es su favorita para sucederlo, aunque en el terreno de los afectos el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, también entra en esa consideración.

Por eso, Tabasco podría tener un segundo presidente del país: si no se dan las condiciones para la postulación de Sheinbaum, el tabasqueño que es responsable de la política interna entraría como la otra opción, según fuentes que conocen el pensamiento lineal de López Obrador.

@RodulfoReyes