Preferencias partidarias a la mitad del sexenio

0
414
  • Liderazgo de AMLO domina a Morena
  • Disputa por el método de elección de candidatos
  • Aumentan los riesgos de división del partido en el gobierno

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a partir de la elección federal del 1 de julio del 2018, que llevó a la presidencia de la República a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a la fecha, ha ido perdiendo importancia relativa, presentado fuertes disputas internas, presiones de escisiones y rupturas, tanto por puestos de elección popular como en cargos en la dirigencia nacional y estatales; así como desorganización, falta de democracia interna y una amplia heterogeneidad ideológica.

Factores que le restan cohesión interna a Morena y una debilidad de sus liderazgos partidarios, así como la ausencia de voz propia, estrategias de campaña y elecciones democráticas de sus candidatos y dirigentes; todas las decisiones han quedado en manos del presidente López Obrador, desde Palacio Nacional, que sin oposición interna ha impuesto su voluntad, con la mascarada de encuestas internas, sin ninguna información metodológica, de selección de candidatos, preguntas, tamaño de muestra, su localización, etcétera.

Todos los especialistas, politólogos y columnistas coinciden en señalar, que los triunfos de Morena en las elecciones de junio pasado, fueron impulsados por la gran popularidad del presidente López Obrador, así como las campañas proselitistas a través de sus mañaneras o giras a los estados; de tal manera que impone su voluntad de manera autoritaria, donde el actual dirigente nacional, Mario Delgado, es una especie de gerente.

 

Disputa por el método de elección de candidatos

De manera creciente, los principales actores morenistas han empezado a debatir sobre el método de elección de los candidatos a puestos de elección popular, donde el presidente AMLO desde las Mañaneras defiende enfáticamente “las encuestas” que, según él, es más eficiente y sencillo, ya que se toma en cuenta a los ciudadanos >el pueblo<; por el otro lado esta el senador Ricardo Monreal, quien esta proponiendo “la elección >consulta< interna”

El pasado 15 de noviembre al acudir al informe del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat el senador Ricardo Monreal señaló que se deben establecer reglas claras y un mecanismo confiable y transparente para la selección de candidatos, >afirmando< que es la “prueba de fuego” de Morena para el proceso electoral del siguiente año, en el que se renovarán seis gubernaturas.

En este mismo sentido, Monreal declaró que la base fundamental de cualquier partido democrático es la designación de candidatos a puestos de elección popular, porque de manera especial, hay que cuidar que la contienda interna se lleve a cabo de manera transparente, para que deje satisfechos a todos los aspirantes, a fin de evitar cualquier división o ruptura; por lo que es un gran reto de la dirigencia y de los órganos internos, entre ellos, el Consejo Nacional de su partido, es fijar bien las reglas “para que no haya pretexto de fugas, de divisiones y de deserciones”.

Sostuvo que la unidad de Morena radica en el procedimiento de selección de candidatos, donde considera que la “encuesta, debe ser sólo un insumo de la decisión”, pero no resuelve, porque es un mecanismo desgastado y “si no es transparente, si no se aclara y no se firma por todos los aspirantes, me temo que puede resultar en una escisión” interna.

Ante estas y otras declaraciones del senador Monreal, el presidente Andrés Manuel López Obrador le pidió apegarse a las reglas de su partido para elegir a su sucesor en el proceso electoral federal del 2024, en una clara confrontación política partidaria; donde desde Palacio Nacional le dice:

  • “Ya no es de conciliación, hay que apegarse a las reglas, si el estatuto de un partido habla de que se pueden utilizar como procedimiento para elegir candidato las encuestas, pues hay que respetar, ni modo que se va a modificar lo que ya está aprobado”, apunto AMLO.

Por su parte, el coordinador de Morena en la Cámara Alta, Ricardo Monreal, señaló que no confía en las encuestas que ha hecho el partido porque ha sido víctima de ellas, declarando:

  • “No confío en las encuestas porque he sido víctima de ellas. Cuando no hay transparencia ni método, incluso en quien las hace no confío. Para mí, la encuesta es un método desgastado, desconfiable. Respeto lo que dice el presidente de la República; no voy a confrontarme con él, ni con la historia”.

 

Resumiendo, AMLO quiere que se mantenga el método de encuesta, que es la forma de elegir a su sucesor y Ricardo Monreal, esta tratando de buscar el debate dentro de los órganos internos de morena y grupos, sobre la elección interna, mostrando sus virtudes, de transparencia, participación real de la militancia, manteniendo la unidad partidaria

 

Aumentan los riesgos de división del partido en el gobierno

El pasado 8 de noviembre, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) emitió su convocatoria para el proceso interno de la selección de candidatos, en la que señala que será una encuesta abierta a la ciudadanía por la que se definirá a su candidato; sin embargo, ese es el método que más conflictos internos le ha traído.

Hay que recordar que el año que entra habrá elecciones para renovar las gubernaturas en:

  1. Aguascalientes
  2. Durango
  3. Hidalgo
  4. Oaxaca
  5. Quintana Roo
  6. Tamaulipas

En la primera etapa del proceso interno se inscribieron 153 aspirantes a una de las seis candidaturas, de los que serían electos 24 >cuatro por estado<, pero por medio de los órganos partidistas, se decidió que se realizara la “depuración” de 129 morenistas; lo que generó fuertes presiones internas, enojos y amenazas de escisiones o fracturas. Donde los morenistas acusan que se trata de una «simulación» en el interior del partido.

Por lo anteriormente expuesto, las elecciones en las seis entidades en el 2022, se ven muy complejas y difíciles para Morena, no por las fortalezas o ventajas de los partidos de oposición, sino por los conflictos, confrontaciones y acusaciones de simulación que ya se están presentando de los aspirantes a las seis candidaturas a gobernador, quienes serán electos a través de una encuesta.

Muchos de los aspirantes a las gubernaturas, han enviado cartas de denuncia al Consejo Nacional de Morena, dirigido por Bertha Luján Uranga, donde acusan de falta de transparencia, anomalías en los procedimientos, donde privan los compadrazgos y que no los oyen o deliberan de manera abierta; hay muchas quejas y enojo entre los participantes, que han ido elevado el tono de sus protestas. Acusan a Mario Delgado de “oídos sordos y falta de respeto a la militancia y/o trayectoria”

Entre los inconformes, afirmó Arturo Ávila quien se inscribió para ser considerado en el proceso a gobernador de Aguascalientes, pero los hombres electos fueron el senador Daniel Gutiérrez y el exdelegado de programas federales, Aldo Ruiz. Otro caso de imposición fue en Hidalgo, donde aspirante a candidato Armando Monter acusó que “es una imposición descarada, las cúpulas definirán al candidato y dirán que fue una encuesta con la decisión de pueblo”, tras haberse definido que los finalistas que participarán en la encuesta serán Francisco Xavier Berganza y Abraham Mendoza, por los hombres.

Esta es una etapa critica para Morena, donde hay demasiados aspirantes y pocos puestos, al no ser un partido institucionalizado, el movimiento enfrenta problemas de divisiones, confrontaciones y diferencias que suelen concluir en renuncias.

Antes de que termine este año >2021<, Morena publicará quiénes serán sus candidatos y candidatas a las seis gubernaturas que estarán en disputa y en las que ha garantizado que habrá paridad de género.

A manera de reflexión final, tenemos lo siguiente:

  • Proceso interno de selección de candidatos, generador de conflictos, tenciones y rupturas
  • Observamos fuertes divisiones internas
  • Los grupos partidistas no se caracterizan por tener una disciplina de carácter institucional
  • Marcada tendencia a la ruptura
  • El presidente de Morena no tiene la legitimidad suficiente

 

Modelo de Encuesta de Encuestas

noviembre 2021

Desde hace tiempo >en Indicador Político y La Crisis<, hemos desarrollado un modelo paramétrico para poder incluir los datos de diferentes encuestas, realizadas por medios y metodologías diferentes, que sean comparables, respetando en la medida de lo posible, las respuestas ciudadanas sobre sus preferencias partidarias, que generan tendencias, que de manera empírica nos permite “integrar y normalizar”. El Modelo se sustento en 11 encuestas realizadas en el mes de noviembre del 2021 y son: Baremen, Buendía & Laredo, Massive Caller, Reforma, Enkoll, Va México, Indemerc, Marketing Makers, Mediatria, Parametría y Polymetrix. El error estándar calculado es de +/- 2.6%.

El autor es coordinador de investigaciones políticas de La Crisis, Zona Zero e Indicador Político.

rabascal51@hotmail.com

@rafabascal