TEPJF obliga a Segob a sancionar sacerdotes críticos de la 4T

0
124
Aguiar Retes
  • El TEPJF concluyó que el arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes y el arzobispo emérito de Guadalajara, Juan Sandoval, declararon contra Morena y el Gobierno Federal en apoyo a la oposición de manera ilegal

El miércoles 19 de enero, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emitió un fallo histórico al determinar que dos influyentes cardenales: Carlos Aguiar Retes, arzobispo primado de México, y Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo emérito de Guadalajara, violaron el principio constitucional de separación Iglesia-Estado, al hacer declaraciones públicas contra Morena y contra el Gobierno Federal, durante las elecciones del 2021.

Además, fueron señalados los sacerdotes Mario Ángel Flores, exrector de la Universidad Pontificia y Ángel Espinosa de los Monteros, influencer de los Legionarios de Cristo.

En reacción, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), defendió a sus cuatro integrantes bajo el argumento de que el fallo coarta su “libertad de expresión”.

El fallo establece que el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, deberá aplicar la sancionar contra los jerarcas infractores, que puede ir desde un apercibimiento, la clausura de sus templos y hasta quitar el registro a las asociaciones religiosas a las que pertenecen, es decir, a las arquidiócesis de México y Guadalajara.

Sobre la decisión judicial, Elio Masferrer Kan, especialista en asuntos religioso-electorales declaró a la revista Proceso que: “Es la primera vez que en México un tribunal civil castiga a dos jerarcas con rango de cardenal, el más alto grado en la jerarquía católica. Los acusa de hacer proselitismo electoral contra Morena, el partido en el poder, terminando así con la época en que los altos jerarcas eran intocables. Pone fin al fuero eclesiástico”.

Agregó que la última vez en la que el Gobierno Federal tuvo un altercado con la Iglesia fue bajo el gobierno de Plutarco Elías Calles que provocó la Guerra Cristera y desde entonces “ninguna institución del Estado mexicano había asestado un golpe tan fuerte a miembros del alto clero, incluyendo al arzobispo primado de México, Aguiar Retes, quien ostenta el cargo más alto entre el clero mexicano”.

Sobre el cardenal Íñiguez, señaló que mantiene un liderazgo moral entre los grupos de católicos conservadores en la zona del Bajío, descendientes de los cristeros.

Mario Ángel Flores es un intelectual de Iglesia, fue rector de la Universidad Pontificia y dirigió el extinto periódico Nuevo Criterio, editado por la arquidiócesis de México. Mientras que Espinosa de los Monteros es un destacado líder de opinión de la congregación de los Legionarios de Cristo, la estructura religiosa-empresarial más poderosa en el país.

“No estamos hablando de simples párrocos de pueblo”, explicó el experto.

La respuesta ante la sanción del TEPJF

Tras conocer el fallo del TEPFJ, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) señaló en un comunicado que es violatorio de la “libertad de expresión”:

“No compartimos los razonamientos expresados por el TEPJF, pues consideramos son violatorios de uno de los derechos humanos más importantes en un estado democrático: la libertad de expresión”.

“Ninguno de los ministros de culto se manifestó a favor o en contra de algún candidato o de un partido político específico sino que, en ejercicio de su libertad de expresión hicieron pronunciamientos personales sobre la realidad social del país. Por lo que no hay violación alguna al principio de separación entre Iglesia y Estado”.

Por ello, confío en que la Secretaría de Gobernación, aplique la sanción señalada por el Tribunal sin violentar la separación Iglesia-Estado y que de aplicar las sanciones a los ministros infractores, “determinará lo que corresponda de manera legal, justa y en pleno respeto a los derechos de los ministros de culto y ciudadanos mexicanos”.

Puedes consultar la entrevista completa aquí:

https://publicacionesdigitales.proceso.com.mx/library/