También balazos

0
48
  • Cuando así lo requiere la situación, las fuerzas de seguridad tiran contra los delincuentes
  • Pero ¿acaso los gobernadores no son los directamente responsables de sus estados?

¿De veras, como lo aseguran el PAN, los derebots de las networks y representantes de la iglesia católica, la política de seguridad pública del presidente Andrés Manuel López Obrador es un fracaso rotundo?

Qué, los gobernadores de los estados de la federación mexicana ¿no son responsables de la seguridad pública de los estados que gobiernan?

La gobernadora Maru Campos (María Eugenia Campos) ¿acaso no es responsable directa de la seguridad pública en el estado de Chihuahua?

¿Acaso Diego Sinhué Rodríguez Vallejo no es el responsable directo de velar por la seguridad ciudadana en Guanajuato, uno de los estados más violentos de México?

En todo caso, la federación es corresponsable con los gobernadores.

Y la política de seguridad del presidente López Obrador no es solamente de “abrazos”. También es de balazos, como lo atestiguan hechos muy contundentes con los que los soldados del Ejército y la Marina, y la Guardia Nacional enfrentan a los grupos armados.

Ejemplo: El sábado 2 de julio, en operativo de las fuerzas de seguridad en Altar, encabezado por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, fueron detenidos cuatro presuntos criminales.

Uno de ellos fue identificado como Francisco «T», alias el «Duranguillo».

Importante generador de violencia en Sonora, el capo detenido. Causó una reacción absolutamente irracional, extremadamente violenta, de parte de los atacantes del cártel de Sinaloa de los hermanos Guzmán.

La detención de el Duranguillo fue un severo golpe en contra del cártel de Sinaloa, cuyos miembros eran los principales generadores de violencia en la región integrada por los municipios sonorenses de Altar, Caborca y Pitiquito.

Pero, luego de la detención de “El Duranguillo” y otros tres atacantes del grupo criminal, se suscitaron balaceras en varios puntos de Altar, entre elementos del Ejército Mexicano y presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa al que pertenece Francisco «T».

Además de las cuatro detenciones, durante los enfrentamientos, los elementos de las Secretarías de la Defensa Nacional y Marina abatieron a un presunto delincuente que participaba en las refriegas.

Por otra parte, un elemento del Ejército perdió la vida.

El Duranguillo fue presentado al Ministerio Público, quien no tendrá problemas para probar la culpabilidad del narcotraficante. Fue aprehendido in fraganti.

El enfrentamiento violento en Caborca es solamente una acción en la que las fuerzas de seguridad del Estado se ven obligadas a anteponer los balazos. En ellas no hay abrazos. Ni siquiera pensar en dar abrazos.

Y sería interminable contar los muchos episodios en los que se impone la violencia del Estado porque no queda otro camino.

Los abrazos significan toda una política de Estado para cambiar de raíz toda la estructura mental, emocional, espiritual de la sociedad. Es una tarea de largo alcance y de muy largo plazo. Una verdadera revolución cultural. Ir al fondo, a las raíces de la cultura de una sociedad.

La política de balazos no cambia nada. No revoluciona nada. No protege a la sociedad de la delincuencia, del secuestro, de la violación, del feminicidio, del homicidio y de tantos otros crímenes de lesa humanidad. Y fomenta la venganza.

De lo que se trata es de realizar un cambio radical en las relaciones humanas,  en todos los estancos del quehacer de la sociedad. Es como deseducar, reeducar, reaprender.

Pero por algún lado y tiempo hay que comenzar, hay que recomenzar.

 

A DESFONDO

Bueno. Pues a cada santo se le llega su día… La fiscalía general del estado de Campeche, encabezada por Renato Sales Heredia, cateó, y con ariete, la casa de Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, acusado de lavado de dinero y evasión fiscal. Muy orondo y lirondo, el dirigente tricolor, o de lo que queda del tricolor, se encontraba en Guerrero, dicen que en labores del partido… En San Juan también hace aire: Un tiroteo se produjo en medio de un desfile del Día de la Independencia en Highland Park, Illinois, en Estados Unidos. Miles Zaremski, testigo en el lugar, dice que escuchó lo que creía que eran unos 20-25 disparos. También le dijo a CNN que vio al menos a una persona ensangrentada y en el suelo. Sin comentarios, mis queridos opositores…