La diferencia

0
30

Sin duda alguna el país necesita hoy de liderazgo serio y de unidad. Ya hemos visto que las confrontaciones y enfrentamientos poco ayudan y dejan heridas profundas de rencor y amargura. Mostramos divididos no nos lleva a ningún objetivo en común.

Ana Lila Herrera Anzaldo y Alejandra del Moral Vela son la representación de dos políticas con resultados concretos en su trabajo y que ambas aspiran a ser candidatas al gobierno del Estado de México representando a alianza Va por México, PAN-PRI-PRD y, muy probablemente, Movimiento Ciudadano. En los últimos días Ana Lilia Herrera se ha visto en franco diálogo con el gobernador Del Mazo y posteriormente envió un mensaje claro de integración y unidad al mostrarse públicamente con Alejandra Del Moral en un reflejo inmediato de confianza y valores.

Y esto repone la necesidad de observar a una clase política madura representada en esta ocasión por mujeres y queda visto el testimonio de que no se guían por el chantaje, la explotación mediática de los pobres ni la exposición de fraudes o componendas incómodas.

Vale decir que Ana Lilia Herrera en su biografía política se mantiene invicta en las elecciones en las que ha participado por su seriedad y algo sumamente importante, su honestidad. Mujer formada en familia y defensora de los valores educativos para formar a nuevas generaciones. Su contundencia en las actividades legislativas la han colocado como punta de lanza en su partido. Es combativa, es competitiva y enérgica.

Ha sabido leer y entender el comportamiento de un uno de los grupos políticas más sólidos en la historia contemporánea como son los gobernantes del Estado de México presentando como ejemplo de integridad a Adolfo López Mateos y sin recato alguno a Alfredo del Mazo padre, gobernador constructor de puentes sólidos en el debate político nacional.

Se espera que la decisión final acerca del candidato priísta será muy tersa presentando a dos damas de alta presencia y calidad. Son y representan un activo relevante de lo que los opositores señalan no existe: estatura y clase política.

Este fin de semana los morenistas mostraron los más indigno y primitivo de la política: el fraude, el engaño, la trampa y así se perfilaron en un burdo evento en Toluca para lucir a sus “corcholatas” violando códigos y reglas que determina las formas legales en los procedimientos electorales. Indefendible lo registrado por los integrantes de Morena y lo peor por el testimonio de manipulación de algunos miembros del gabinete presidencial y más aún la insana conducta de la Sra. García Vilchis y su esposo Rene Sánchez Galindo abusando de su posición, Epigmenio Ibarra, Mario Delgado, Citlali Hernández e incluso Ackerman. Lejos están Herrera y Del Moral de ser acusadas de extorsionar a los pobres con diezmos para mantener sus campañas de imagen. Ambas contendientes lo primero que exhiben es un indiscutible respeto y lealtad al gobernador Alfredo del Mazo.

Serán para muchos una lectura viaja de la incondicionalidad en las estructuras de poder, pero para la mayoría significa continuidad en estrategias y equilibrio en la seguridad social. Por lo pronto en el Estado de México veremos dos páginas distintas de cómo conducir un gobierno. a través de impugnaciones, reproches y fraudes o bajo la línea de la superación, los resultados y la consideración a la dignidad social.

Pensar distinto, debatir con razones y construir acuerdos es de gente civilizada, prepositiva y educada. Tratar de ganar espacios usando peligrosamente el hambre de la población es más que temerario: suicida.

Conductor del programa VaEnSerio mexiquensetv canal 34.2 izzi 135 y mexiquense radio.

@cramospadilla