La diputada Laura Barrera en Zumpango

0
367

Fui invitado el 5 de octubre, a una reunión de la diputada Laura Barrera Fortoul. Me une una vieja amistad con su padre, con el que fui diputado en la LIV Legislatura del Congreso de la Unión. Él era priísta, yo no tenía partido político y corría por el Frente Democrático Nacional, formado por una coalición de los entonces llamados “partidos paraestatales”, que nos prestaron su registro. A mi fracción la llamamos Grupo Parlamentario Independiente, compuesto por 17 legisladores. Ahí me hice el vocero de los asuntos económicos de toda la oposición.

El diputado Barrera había sido líder del PRI en el Estado de México, y un muy importante representante de ese partido en aquella legislatura. Su curul y la mía vivían en una vecindad democrática, como la que tiene hoy una casa que construí durante treinta años en la calle principal del municipio de Villa del Carbón, en un terreno que prácticamente me regaló la licenciada Graciela Aguilar de Kato, porque ahí pensaba vivir su vejez. Sin embargo, calculó que no le daría tiempo en vida de hacer esa obra, y me vendió el terreno. El exdiputado Barrera y yo somos ahora vecinos en Villa del Carbón, donde la familia de la diputada tiene una gran tradición.

El evento de Zumpango resultó impactante en varios sentidos. Tuve el honor de estar en la mesa de la diputada, junto a líderes regionales, expresidentes municipales, diputados de varios partidos: PRI, PAN, PRD y yo sin partido. Se realizó en un terreno grande que se dispuso con mesas bien ordenadas. No podría calcular el cupo, pero la afluencia. que fue realmente grande. La diputada llegó saludando mesa por mesa. Su aspecto es juvenil, agradable y sobre todo, sencillo. Se observa que los municipios que rodean a Zumpango le tienen cariño y respeto.

Su intervención fue muy didáctica, muy bien documentada. Habló sobre la niñez, la salud y se refirió a la laguna de Zumpango -que hoy está dañada por el lirio- se mostró francamente conocedora de las necesidades campesinas y de la educación. Fue un muy buen discurso, interrumpido por muchos aplausos. La diputada es una joven de apariencia casi adolescente, que tiene un discurso nítido, pausado y con buen lenguaje corporal. Sobre todo, es capaz de comunicarse con las masas de manera muy particular y cercana.

Fui presidente del PRD en el Estado de Mexico y miembro del Comité Ejecutivo Nacional de ese partido durante aproximadamente diez años. Logré ganar Nezahualcóyotl, Ecatepec, Zumpango, Chalco, Valle de Chalco, prácticamente todo el sur del Estado de México: llegamos a ser la primera mayoría en la entidad, y el gobernador de entonces reconoció esto, por lo que presidimos la Cámara de Diputados mexiquense, en nuestra calidad de primera fuerza política.

Conozco el Estado de México a la perfección y no milito en ningún partido político. Me invitaron a ese evento, además de por la amistad familiar, por mis publicaciones en diferentes medios nacionales como Indicador Político, Excelsior, Universal, Jueves de Excelsior, la revista Impacto, Uno Más Uno, además de haber sido director general de La Jornada Zacatecas durante dos años.

Me gustó el evento. La fraternidad hacia mí fue generosa, y me parece que la diputada irrumpe como una nueva generación que habrá que seguir de cerca, porque el próximo año se elije gobernador (que creo será gobernadora) y observo que la caballada está flaca. El presuntuoso candidato del PAN, quien ha controlado durante diez años el municipio de Huixquilucan se jacta de no haber tenido en su cabildo nunca a un mestizo: sólo rubios y fifís, como una distinción de clase. De él se habla de sus propiedades: una casa grande en Bosques de las Lomas, varios departamentos en Huixquilucan y una gran propiedad en Miami de muchos millones de dólares: no ha podido aclarar el origen de todos estos bienes. Por su parte, la candidata de Morena es una maestra rural con grandes limitaciones culturales que ni con su paso por la SEP pudo subsanar y que tiene un enemigo demasiado cerca de su territorio: un hombre al que derrotó para esta aspiración a gobernador: Higinio Martinez cuya carrera política terminó de esta manera. Lo demás no cuenta: Movimiento Ciudadano tiene como propuesta a un senador a quien le acaban de cortar la coleta como a los toreros, para cambiarle la fachada y darle tipo de señorón. Cuando fue candidato por Nezahualcóyotl, los zacatecanos residentes en la zona metropolitana de la Ciudad de México lo buscamos para ofrecerle nuestro apoyo y no tuvo siquiera la gentileza de recibirnos.

Tengo el “sospechosismo” (hoy que está de moda Santiago Creel), de que los motores se están sobrecalentando ya para la contienda a gobernador en todos los partidos políticos porque saben que, en los tiempos que corren, quien gane el Estado de México ganará también las elecciones federales del 2024.