Marcelo, el objeto del deseo del momento

0
145

“Ya no tenemos espacio ahí”, dijo ayer, temprano, Marcelo Ebrard Ciro Gómez Leyva.

Rompía así públicamente con Morena. Y dejaba atrás al presidente Andrés Manuel López Obrador quien todavía minutos después habló bien de él, lo calificó como buen funcionario y político, como “mí amigo”, y a quien dijo estar dispuesto a escuchar y hablar con él cuantas veces lo considerara conveniente el excanciller.

Metido en las especulaciones respecto de la ruptura y fuga de EbrardAMLO consideró que su excolaborador y aliado desde el 2000 podría ser candidato presidencial independiente, o por alguna fuerza de oposición, para así quitarle votos a Xóchitl Gálvez ya que jalaría sufragios de las clases medias que hoy no votan por Morena.

Luego de este posicionamiento amable de AMLO hacia EbrardMario Delgado y Claudia Sheinbaum, junto a personajes como Alejandro Armenta y Eduardo Ramírez, presidentes respectivos del Senado y de la Junta de Coordinación Política, así como Ignacio Mier, coordinador de la mayoría de Morena en San Lázaro llamaron a Ebrard a no abandonar a Morena y a preservar dentro a sus seguidores y aliados.

Preocupado, el poblano Ignacio Mier reveló que el excanciller cuenta con el apoyo de una treintena de diputados que, de irse con él a otra fuerza política, metería en graves aprietos las negociaciones de temas como la aprobación del Presupuesto de Ingresos y Egresos para 2024.

Correrían riego los aportes previstos a la continuación de las obras importantes de AMLO como son el Tren Maya y la refinería de 2 Bocas.

Mario Delgado quedó a su vez de buscar a Marcelo Ebrard para pedirle que continue en Morena, “porque esa es mi responsabilidad”, afirmó.

Difícilmente Ebrard responderá a cualquier llamado de Delgado, su excolaborador en el Gobierno de la CDMX, a quien calificó anteayer como un cobarde y traidor.

Ebrard pidió no menos de 5 veces a Delgado revisar las anomalías y corregir las violaciones dentro del proceso de selección del candidato presidencial cin que Delgado le hiciera el menor caso.

Ayer, en la ola de llamados al excanciller destacaron los de Marko Cortés, presidente del PAN y el de Alito Moreno, presidente del PRI quienes invitaron a Ebrard a sumarse al Frente Amplio Democrático.

Igual la candidata presidencial de la oposición, la hidalguense Xóchitl Gálvez le reiteró su invitación a conversar para buscar ir juntos al 2024.

Fue pues el objeto del deseo político de varias de las fuerzas y personajes de la sucesión presidencial en curso.

EL LUNES DEFINIRÁ SU RUTA DE ESCAPE  

En este contexto, y dando todo por pedido dentro de Morena y al lado de Andrés Manuel López Obrador, el excanciller adelantó que el próximo lunes se reunirá con unos 500 delegados que forman su equipo nacional, y ahí definirá su ruta a seguir rumbo al 2024.

Ebrard está convencido de que su nombre estará en las boletas de la elección presidencial del 2024.

¿Cómo, por qué partido? Se le insistió. Sonriente, cauto, pidió a todos esperar hasta el lunes.

De entrada Ebrard descartó ayer inscribirse como aspirante presidencial independiente ya que ayer justo fue el último día para inscribirse en el INE, para lo cual no estaba preparado.

Lo que sí hizo ayer Ebrard fue reiterar que el proceso interno en el que participó hubo un vasto uso ilegal de recursos públicos en favor de Claudia Sheinbaum, a quien las encuestas dieron 39.4 por ciento de intención de voto contra un 25.6 para él.

¿Por qué no reconoces que te ganó? Lo interrogaron ayer en al menos 2 programas de radio.

La respuesta fue por demás obvia y sencilla: porque esos resultados fueron inducidos con dinero, compra de voluntades, con amagos de retirarles los programas sociales y los bonos.

Todo eso se documento y denuncio a tiempo, para corregirlo, pero no hubo respuesta.

Ante esa situación ayer consideró que se le había agotado su espacio en Morena. Y que debía explorar otras opciones.

Ebrard, tranquilo, dijo haber demostrado durante toda su carrera política ser un hombre de Estado, no de caprichos ni impulsos. Y, frente a estar por estar o defender e lo que cree, opta por defender en lo que cree.

“Y todo tiene un límite”, subrayó.

Indicó que fue una ingratitud y algo inaceptable el que la dirigencia del partido de su excolaborador y exaliado Mario Delgado utilizara a la Policía Bancaria e Industrial destacada en el World Trade Center para no dejar entrar a la senadora Malú Mícher y otros representantes al conteo de voto.

Hoy la fractura no tiene regreso. No se puede perdonar la traición cometida en su contra. No el no haberlo escuchado.

La próxima semana se sabrá hacia dónde va y quienes lo acompañan, y quienes se quedan solo para ser señalados y asediados, repudiados como esos que eran del grupo de Ebrard.

Es solo una realidad vivida ya por otros que han roto con Morena y han pretendido quedarse.

KEN SALAZAR CON SENADORES

En medio de todo este sainete el embajador de Estados Unidos en México Ken Salazar, acudió a un encuentro con senadores de diversos partidos encabezados Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Junta de Coordinación Política.

¿Temas?  La migración, el T-MEC y la posibilidad de realizar una reunión interparlamentaria México-EU.  Está también pendiente la celebración de los 200 años de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

[email protected] / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa