Tabasco: Arranca la carrera

0
185

En los últimos días se ha desatado una serie de “destapes” en pos de la candidatura de Morena al gobierno de Tabasco, aunque en los hechos la contienda interna sigue cerrada entre el representante de la corriente de Claudia Sheinbaum Pardo, y quien surja del grupo del ex secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández.

En este sentido, por la inercia del apoyo que le dio a la virtual abandera presidencial de su partido, se sigue viendo en la punta a Javier May Rodríguez, ex director de Fonatur que desde la semana pasada realiza una gira por todo el estado para ser electo como coordinador estatal de la defensa de la 4T, como se le conoce al paso previo a ser candidato.

En el grupo de Adán Augusto, a cuya corriente se le conoce como “neomorenista” por estar integrada por priístas que hasta hace poco estaban en activo, parece haberse bajado del barco su hermana Rosalinda López Hernández, segunda en el mando del SAT.

A la también esposa del gobernador chiapaneco Rutilio Escandón Cadenas le han hecho comidas sus seguidores, pero sin su asistencia; y ella solo manda saludos en mensajes viodeograbados.

Un integrante de su equipo confió a este reportero que Rosalinda ha dicho que no va renunciar a su cargo, ya que, según el confidente, “no quiere que la engañen” como a su hermano:

Para las elecciones para gobernador de 2012, la primera dama de Chiapas le dijo a un grupo de columnistas que Andrés Manuel López Obrador estaba “engañando” a su consanguíneo, pues en el proceso interno del PRD (aún no existía Morena) ya el de Macuspana había decidido que el abanderado fuera el expriísta Arturo Núñez Jiménez.

Esa contienda interna también se decidió con una encuesta en que oficialmente salió arriba Núñez, luego Adán Augusto y por último Oscar Cantón Zetina.

Ahora que analistas nacionales mencionan que al ex titular de Bucareli le van a dar como “premio de consolación” el gobierno tabasqueño, su hermana Rosalinda no aparece por ningún lado.

De hecho, en cuando a popularidad no es la mujer de la llamada corriente adancista mejor ubicada en la carrera sucesoria, pues recientemente el diario local El Heraldo de Tabasco dio a conocer un sondeo entre sus lectores que pone arriba a la alcaldesa de Centro, Yolanda Osuna Huerta, por encima de ella.

Una derrama cuantiosa en obra pública para mejorar el servicio de agua potable de los habitantes del municipio que engloba a la capital tabasqueña sería el motivo por el cual Osuna Huerta ha empezado a puntear si se dermina que el vinotinto debe postular a una fémina en el estado.

Se espera que esta semana Raúl Ojeda Zubieta pida licencia al cargo de presidente del consejo estatal de Morena, a fin de iniciar un recorrido por el interior de la entidad para competir con May.

A Ojeda lo apoyan sectores productivos como el de los ganaderos y el grupo de Adán Augusto, pero también tiene presencia dentro de la corriente lopezobradorista, la cual respalda en su mayoría a Javier May.

Aunque electoralmente no representa mucho, Tabasco es apetecido por políticos por ser la cuna del presidente López Obrador.

Cuando el de Macuspana era dirigente opositor,  los medios de la capital enviaban reporteros a cubrir las elecciones locales solo para reportar el resultado en la cuna del hoy mandatario.

De hecho, en la metrópoli era nota cómo quedaba la elección en la casilla que votaba AMLO y el resultado en el poblado Tepetitán, donde nació.

Para 2024 se avecina una lucha interna entre la corriente lopezobradorista y el grupo de priístas que se sumó a la lucha después.

Contra estos últimos los primeros confeccionaron el lema “Un fundador será gobernador” para dejar constancia que May será el nuevo mandatario.

El discurso de que el lopezobradorismo va contra los ex priístas parece haber calado,. Así, el ex candidato del PRI a la gubernatura, Jesús Alí de la Torre, que en 2018 llegó al vinotinto,  literalmente se le colgó del brazo a May en un acto publico de este.

Antes, cuando inició la jornada de las “corcholatas” que ganó Sheinbaum, el grupo adancista ya estaba sufriendo escisiones, como la adhesión de Oscar Cantón Zetina con el grupo de la ex jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

En ese ambiente de creciente tensión por las candidaturas se dio a conocer este lunes la renuncia del director del ISSET, Fernando Mayans Canabal, quien buscará un cargo de elección popular.

Aunque a todas luces “el bueno” de la corriente de Sheinbaum es Javier May y por el adancismo van Raúl Ojeda y la alcaldesa Osuna, otros morenistas más tratan de colarse.

Sin embargo, estos últimos buscan acomodarse más que realmente pelear por la gubernatura.