Acapulco y su línea de “izquierda”

0
153

A semanas de arrancar el proceso electoral, sumido (Acapulco) en un Gobierno Municipal de oclócratas, nosotros los miembros del think tank, nos dimos a la tarea de trazar una ruta hacia espacios de “entendimiento” y, ya en esos, disparar morteros con granadas de ideas.

Va la idea base. ¿Cómo cuándo y porqué llegó la izquierda al Puerto?

Románticos de la izquierda radical dirán que en los 70as la lucha de Genaro (Vásquez) y Lucio (Cabañas) tocó al pueblo en Acapulco, cierto es que NO. Los pininos del cambio democrático llegaron a nuestra ciudad/Puerto de la mano de un ente salido de la “política de laboratorio” que entonces se empezaba a practicar en cámaras empresariales y clubes, incluso acá bien se puede agregar el sufijo de “ovich”. –hijo de. Ejemplo, Serebrianikovich (hijo de Serebrian)

En la década de los 80as del siglo pasado en Acapulco hubo un grupo de jóvenes patrones, la mayoría hijos de grandes empresarios (de ahí eso de –hijos de alguien-) todos afiliados a la CANACO que comenzaron a hacer (buena) praxis política; ese team entonces liderado por Fernando Navarrete M. ya tocaba picaportes de puertas grandes, ahí, en ese grupo estuvo y maduró Zeferino Torreblanca.

Zeferino, además de haber sido Presidente de aquella Cámara de Comercio lo fue después de la COPARMEX/Aca; entonces, para la Dirección Federal de Seguridad el Contador Carlos Zeferino Torreblanca Galindo estaba dentro de la atmósfera “empresarial”.

Un movimiento inesperado (eso para los perfiladores del Gobierno Federal) sacó al Contador del “Súper/Súper” de la parte cómoda del análisis de la SEGURIDAD del aparato en El Gobierno, Zeferino se radicalizó (sic) y eso lo volvió un actor que tenía que estar en observación y él, sin darse mucho tiempo, en el corto plazo estuvo próximo al Partido de la Revolución Democrática (PRD) ahí, alcanzó una Diputación Federal; y después llegó a ser (el mejor) Alcalde de Acapulco y muy poco años adelante el “capitán de empresas” fue Gobernador (…también el mejor), ahora.

Este patrullamiento no busca ser una porra para este ente social, simplemente lo que es…es, y es imposible que no sea.

Así, Zeferino Torreblanca de 1999 al 2002 fue Presidente Municipal si, de Acapulco, en esa misma línea (PRD) llegó Alberto López Rosas, la “tarjeta” de ser hijo de un poderoso líder social (el Rey Lopitos) le funcionó como excelente punto de apoyo, aunque en poco tiempo Alberto logró una carrera propia, del 2002 al 2005 López Rosas, tal como lo hizo antes Torreblanca, le chuponeó bien las veredas al Partido que lo abanderó.

Llegó el ingeniero Félix Salgado Macedonio, lo podrán calificar de lúdico, divertido y “demasiado popular” más este Agrónomo vaya que abrió brecha a la IZQUIERDA esa que ahora está en la cima de la política en México. Félix fue Primer Edil del 2005 al 2008. Va ahora un dato harto interesante, ese sin duda provocará la mexicanísima expresión de “ahchinga chingá”.

En 2009 una vez más regresó a la Presidencia Municipal del Puerto de Acapulco otro político de IZQUIERDA, Manuel Añorve Baños que ya había cubierto un interinato en esa cartera eso de 1997 a 1999; y sí, en los próximos renglones explico eso de “calificarlo como de IZQUIERDA”.

Desde siempre Añorve Baños se definió como parte de los políticos “centro/izquierda” del PRI, corriente diseñada desde la CNC de Beatriz Paredes. Sea entonces.

Los párrafos anteriores fueron trazados con la intención de abrir el discurso en la nueva contienda electoral; para mala suerte de la IZQUIERDA en este Puerto serán ya 9 años de fracasos, esa se descompuso desde que el gris Evódio Velázquez alcanzó, con la bandera del PRD, la Alcaldía, después el fracaso de la Magistrada Adela Román y los desatinos de Avelina López, actualmente vaya que ponen en varios dilemas no a la IZQUIERDA, arriesgan la continuidad del Movimiento de Regeneración (MORENA), e insisto, y con eso paso a otro peldaño; la IZQUIERDA moderna y progresista fue traída Acapulco por Zeferino, cosa de seguir explicando en calumnias, perdón, columnas posteriores. Cerremos.

Acá en este Taller del Pensamiento bien llamado Patrulla de Papel somos objetivos, entendemos algo, el Mercado Electoral en Acapulco está en, aproximadamente 600mil pax con posibilidad de “votar”, (en Guerrero serán más/menos 2 Mill.600 mil las credenciales repartidas por el INE) el pesimismo nos dice que de esos solo el 45% buscarán hacer “cola” e ir a insacular. Entonces, ahí se verá la capacidad de los “profesionales” de los Partidos Políticos para acercar “” a los clientes a las urnas. Vamos a lo sustantivo.

En los “arrancaderos” estaría Fermín Alvarado Arroyo, Carlos Hernández Albarrán, y alguna mujer que hasta hoy no leemos, ellos por el PRI; MORENA reconocerá la disciplina de Pablo Amílcar Sandoval e incluso se cuela en esa atmósfera Avelina López, aunque, y acá viene el juego de algoritmos y lógica.

Dentro del Think Tank hemos dedicado sendos años a medir y pesar todo aquel producto que se perfile a la multimencionada Alcaldía ¿quién sustituirá en la oficina del Parque Papagayo los trabajos de las Alcaldesas de Acapulco? De hecho, ese es la pregunta que originó este patrullaje, y es la pregunta base.

En la lógica de que “toca hombre” nos saltan dos nombres, el ya mencionado Pablo Amílcar Sandoval y a un lado de ese Joaquín Badillo Escamilla; los Diputados, el primero Federal y Badillo en el Congreso Local llegaron a la reflexión final de este patrullamiento; aunque, para los que rodeamos la mesa, es Joaquín Badillo el del perfil ideal para sacar a MORENA de los berenjenales. Maestro en Derecho con Doctorado en Administración y Políticas Públicas el acapulqueño ha dedicado diez años para prepararse y ser Presidente Municipal; para quienes rodeamos la mesa, que somos unos convencidos de los métodos que vienen de “Seguridad Humana”, Badillo es el perfil exacto. Incluso para nosotros, los de la mesa, el borde de Joaquín Badillo mucho me hace recordar la acción política de Torreblanca Galindo, cosa de ahondar más delante (¨¨)

Ahora, regreso al mismo posicionamiento tomado después de haber referido el quehacer de Zeferino Torreblanca, -la intención de apologar (tampoco busque esta palabra, también la acabo de inventar) el trabajo del Dr. Badillo Escamilla es colocarlo dentro de “las herramientas idóneas” para seguir levantando puentes a ese sueño de lograr que México se transforme, ahora por 4ta ocasión.

Ultimo patrullaje. –  va una vez más la advertencia; no tenemos duda, los radicales inmersos en el fundamentalismo musulmán viven hoy una mentalidad muyahidín, se proyectan no uno ni dos, varios actos terroristas que pueden costar un par de vidas (hace 48 horas, en Bruselas, un terrorista musulmán asesina a dos hombres utilizando para ello un rifle de asalto) o también puede causar decenas de esas. No se trata de ser el mensajero persa ni el ave portadora de “malos agüeros” la intención es influir en los análisis de riesgos que seguramente usted forma en su cabeza mientras se ducha y/o mientras maneja.

Balazo al aire. –Acapulco, última llamada…última.

Greguería. – el camello es el vago “importamadrista” de la colonia que siempre te mira con envidia o pasa junto a ti arrojando miradas despreciativas.

Oxímoron. – ven junto a mi solido viento.

Haiku. –  De, muy franca ayuda,

eres un grito,

yo? soy tuyo, sin duda.