Y nos admiramos de Gálvez. Taboada… por las mismas

0
220

Y nos admiramos de Gálvez, en efecto, pero el prianista Taboada no se quedó atrás, acompañándola en su desafortunado viaje al Gabacho y también compartiendo su ridículo. Es un candidato con un origen similar: un candidato impuesto por los opositores a Morena, cuenta con un pasado político muy cuestionable y encima está señalado como parte del existente cartel inmobiliario que se ha limitado a negar y remató acompañando a Gálvez ha hacer el más rotundo de los ridículos a Estados Unidos.

 

Y cabe apuntar: Gálvez en efecto, ni hizo gala del inglés que sus atolondrados simpatizantes creen tan necesario (equivocadamente) y le reprochaban no poseerlo a López ni demostró que le da para mucho más, sino solo para solo pensar que EE.UU. ¡otra vez! sea lo único que nos saque las castañas del fuego. Sea por aspiracional, por encandilada o por incapaz de pensar en planes B o C. Otra vez  solo nos ofrece recurrir a Estados Unidos. Es lo que tiene la oposición: posee muy poca imaginación y nula propuesta distinta a lo de siempre propuesto, ante todos los retos de este país. Para quienes alardeaban de que les enorgullecía ver a Gálvez posando ante el Capitolio, decirles que eso no enorgullece; antes bien, realmente es de vergüenza ver la nula propuesta alternativa distinta a sí misma, es decir, a lo único que siempre se les ocurre: pedir ayuda a Estados Unidos, pedirles que hagan nuestra parte. Amén de ir de vendepatrias a EE.UU., Gálvez demuestra que no tiene otra propuesta, sino la misma de toda la vida. No piensan poquito en algo distinto. Si algo ha sido nuestro gran error y nos lo recordó Trump nada más llegar al poder y amenazarnos con su bloqueo, fue solo depender en gran medida de EE.UU. y ahí los tienen otra vez a los opositores: yendo a pedir ubre a EE.UU.. ¡Otra vez! No aprenden ni se les ven las ganas de hacerlo. Son tan patéticos Gálvez y Taboada…Invitan a negarles el voto.

 

Como nota al margen: si siguen los consejos del desafortunado priista Guajardo, ya mejor ahorrarse el viaje a España tan cacareado, que solo anticipa más tropiezos y acudir a endulzarle el odio a la derecha española cada vez más extraviada e impresentable, en vez de hacer desde ya, planteamientos serios. Al menos, la Gálvez no nos recetará la ridiculez de un “inglés” peripatético como el que posee y lució. Esperemos. Que le avisen que no lo requerirá, porfis. Sus sabiondos y sesudos asesores son capaces de no advertírselo.

 

Volviendo a Taboada, impuesto sin preguntar a las bases en la ronda final como prometieron que sí lo harían, realmente; y con una trayectoria cuestionable, el sujeto cae pesado por más que intenta pasar por “buena ondita” y de muy demócrata que, desde luego, no es. A él lo definen la opacidad y la mediocridad sobrada. Es pesado como él solo. Infumable. Creído de sí mismo, petulante y violento cuando responde porque se le involucra con el cartel inmobiliario que ha impulsado y cobijado, aunque es verdad que tal cartel no se limita a la alcaldía Benito Juárez, pues la Miguel Hidalgo panista en distintas etapas, incluida la de Xóchitl Gálvez, tiene muestras alarmantes de desorden inmobiliario solapado por el PAN y menciónese al PAN, tan mustio, porque va dando lecciones de pureza que no le corresponden –como tampoco las de demócrata–  dado su evidenciado desaseado desempeño en manos de estos funcionarios impresentables.

 

Pero, además, a Taboada el PRI lo apoya. ¡Ja! No le quedó de otra. El PRI carece de un solo rostro presentable. Lo saben los priistas, abiertos y encubiertos. Sus rezongadas salen sobrando. Saben que sí es así. Y PRI y PAN están mimetizados.

 

En su paso por EE.UU., amén del ridículo de ir a la OEA a clamar mentiras, como ya es costumbre siguiendo los pasos de otro impresentable como Marko Cortés, Taboada no se cansó de elogiar en su proceder, encandilado como lo está, a los gringos. Ya podría mudarse para allá, que tanto le llena el ojo, ¡encandilado!

 

Yendo de engañabobos, Taboada se trepa al metro de Nueva York. Como no se le ha visto de ordinario hacerlo en el de CDMX. Todo sea por hacerle al cuento. Y ahí tiene a sus tontos creyéndosela y poniéndole ¡viva! en las redes. Taboada, tan rubio trepándose en el metro de NY y tan aspiracional y presumiendo ¿seguridad? se hubiera bajado en Harlem o el Bronx, él tan blanco y ojiazul. Ya nos lo pudo haber contado el resultado obtenido de haberlo hecho. Su tomadura de pelo se equipara a la ridiculez del priista Beltrones viajando a Manhattan con pasaporte diplomático y fotografiándose en aquella ya lejana ocasión, para aparentar que sí podía pisar EE.UU. y no, como se rumoreaba, perseguido por sus supuestas ligas non sanctas con el crimen organizado. Pues, así Taboada. Se hubiera paseado por donde no hay buena fama de seguridad en NY. Lleva varios años gobernando su demarcación y no ha conseguido, en lo que le toca, asemejarse a los que, encandilado, admira. No tenía que ir a NY para saberlo.

 

Conviene recordarle al embaucador prianista: que ni alardee fingido, preocupación por el tema metro. El PAN en 12 años en la presidencia jamás se ocupó del metro capitalino, siendo la ciudad donde se asientan los poderes federales. No impulsó una sola acción que hubiera abonado al buen nombre del PAN. Tampoco lo hizo desde sus alcaldes panistas, antes delegados. Así, lo de Taboada en NY es pura faramalla.

 

Mismo caso viajando en patín del diablo por un distrito arbolado, pudiente, bonito, pero no generalizado, como le gusta solo visitar en la Benito Juárez, no toda arbolada, pudiente y bonita y sin dar muestras de saber lidiar con otras realidades más desafortunadas. Filmándose así como en burdo “no me doy cuenta”. Maleta para enviar mensajes políticos de estabilidad y seguridad que no campean en la Benito Juárez expuesta, además, al cartel inmobiliario y que cuando se la camina es sucia, conflictiva, con ausencia de autoridad en aquello que le toca, pese a que sus habitantes más acendrados digan que sí la hay y si son simpatizantes del sujeto, bombardean con ¡vivas! las redes sociales para que parezca, como que no nos damos cuenta, que sí lo apoyan hasta la ignominia. Qué lástima que la realidad es terca y la Benito Juárez sea una alcaldía tan pesimamente gobernada por el sujeto que va de engañapastores.

 

No cabe duda que en la cárcel no solo debe estar el compinche panista Von Roehrich. Falta más gente panista. Si no, pregunte a Taboada, como por supuesto a Jorge Romero, otro que va de perdonavidas haciéndose el que no se entera de sus propios manejos cuestionables ligados, afirman, al cartel inmobiliario. Taboada no es lo mejorcito que pudieron encontrarse ni símbolo de tolerancia o democracia. Su nombre sí está manchado por sí mismo y está bajo sospecha criminal, gracias a sí mismo. Los electores no tienen la obligación ni porqué secundarlo en esas condiciones.

 

Basta decir que su viaje a Estados Unidos lo plantó a Taboada como un mamarracho y, en el mejor de los casos, como un encandilado de los yanquis. Normal. Mientras la ley prohíbe hacer campaña, estos prianistas violan la ley y se mal creen que haciendo campaña en el extranjero, no los alcanza. Se equivocan en su interpretación. Otra vez, Morena va adelante, es más lista. Sus candidatos siguen mejor organizándose, mientras estos opositores solo hacen un rotundo ridículo. Van por buen camino los opositores, directo a una derrota así como van. A Taboada, y si es inteligente lo tomara en cuenta, los capitalinos se apresuraron a desmentir sus expresiones desafortunadas que rayaron en sandeces. La ciudadanía está atenta a sus pasos, no para votarle, sino para botarle, que no se equivoque de letra el muy listillo. Con B, no con v, es lo que no dudarán en aplicarle. Y se lo habría ganado a pulso…