PRI-PAN. Mas tarda en caer un hablador…

0
105

Qué pronto quedaron exhibidos PRI y PAN reclamando que operadores exmilitantes de sus partidos fueran admitidos para servir a la causa morenista, que el recibir el varapalo dado a sus manos o a su cara con la cancelación de Cabeza de Vaca como candidato. ¿Denuncian por corrupción? ¿Para qué buscan fuera si están repletos, dentro tanto PRI como PAN?

Es que cuando el PAN se pone a acoger y a arropar presuntos delincuentes más cercanos a serlo que a presuntos, nunca le sale rechistar por otros partidos. Ya tiene bastante estiércol en las filas panistas como para cargar con ajenas. Y no aprenden.

 

Y Alito…cuestionando raterías del expriista Eruviel Ávila se ve mal, no le queda cuando sabemos todos que desfalco y PRI son sinónimos. Su cariacontecida denuncia bañada de lágrimas de cocodrilo solo nos dice, nos confirma, nos reitera que el PRI sí es de ladrones, que el PRI sí solapa ladrones, que el PRI sí es opción de ladrones y con ellos ejerce el gobierno desfalcando todo lo que puede y ha podido –por ejemplo, de manera insuperable en el sexenio del priista Peña Nieto– y refrenda que el PRI es el partido que candidatea a Xóchitl Gálvez, queriendo regresar al poder a desfalcar a través de Xóchitl Gálvez. Esa y ninguna otra, es la imagen que dio Alito denunciando raterías del expriista Eruviel Ávila. ¿Debemos remarcar que suena a patética hipocresía su perorata diciendo que ahora le quitan el sueño?  El daño no es ni a Ávila ni a Sheinbaum. Alito solo hundió más y más al PRI que regentea y lo define, encarnándolo. ¿Se puede ser más torpe? Se supera a sí mismo. Alito colocó al PRI que candidatea a Xóchitl Gálvez como un partido encubridor y de ladrones.

 

No, Alito, no. Eruviel Ávila no está como operador político en Morena habiéndolo rechazado, relegado tu partido el PRI, por honrado, sino por eficaz para llevar al PRI a una nueva derrota estruendosa. Hay que reconocer que el PRI se la tiene ganada y su candidata, Xóchitl Gálvez, es una pésima candidata en la peor de las opciones posibles. Votar Xóchitl Gálvez sí es votar PRI

 

¿Qué Eruviel Ávila desfalcó cuando era priista, con sello priista, con un cargo ganado por el PRI, que el PRI avaló como gestión en su día y así, habría solapado hasta que en el colmo de la tontería, se le ocurrió al inteligentioso Alito denunciarlo por estar muy preocupado? Es igual que cuando priistas extraviados (son sinónimo) acusan de ratero a Bartlet. Si lo fue, fue en su etapa priista. Como siempre, los priistas escupiendo al cielo. Y no se cansan y solo enlodan más y más la sigla PRI. Esa, la del PRI que tiene por candidata a Xóchitl Gálvez y que al ver tanta ratería permitida bajo el PRI, incita a negarle el voto al PRI en 2024. Y sí, el PRI de Xóchitl Gálvez sí robó más y ya nos lo confesó otra vez en tiempos electorales. Es bueno saberlo.

 

Es normal que eso sea el PRI. Recordemos que Sandra Cuevas nos lo dijo: solo llegar en coalición a presidir la Cuaúhtemoc, el PRI le exigió 300 plazas para aviadores. El colmo. Lo de siempre, a donde llega el PRI llega viendo el gobierno como botín saqueable y que acaba saqueando, siempre. Como lo hizo en el sexenio 2012-18 hasta que se le echó. Y ahora quiere regresar con Xóchitl Gálvez. Sí, votar Xóchitl Gálvez es favorecer el regreso del PRI, cuyos miembros andan muy ardidos, voraces y hambreados luego de 6 años de no poder mamar de la ubre. Merecen perder.

 

Total, que ni Marko Cortés ni Alito están para dar lecciones de democracia ni de moral  política. Y menos, solapando a Cabeza de Vaca, por fortuna ya bateado por el Tribunal electoral. Ellos, que se han repartido cargos en Coahuila, cargos públicos viendo el gobierno como botín, traicionando la esencia del PAN.

 

Mientras se atragantan con esos operadores en manos de sus adversarios, los panistas lanzan una nueva diatriba: que Morena hizo que la gente no votara en Edomex difundiendo encuestas falsas, pese a que hoy Gálvez no levanta. No, PAN, no. La gente salió a votar. A ti no te alcanzaron los votos y no te alcanzaron, pues mal gobiernas el “corredor azul” y los panistas auténticos y decentes sí rechazaron a la empanizada Xóchitl, perdón, Alejandra del Moral, la impresentable priista que gritaba cual desquiciada que el Estado de México no se toca y se tocó, cual correspondía, pues no es propiedad de los priistas como mal creen. Lo que no ofende al PAN es el pacto bochornoso firmado con el PRI en 2011 para que alcahueteara el triunfo mal dado priista a costa de la democracia en Edomex. Y sí, el cuestionable ganador de ese pacto fue Eruviel Ávila. Estos panistas, siempre regándola y traicionando la democracia.

 

Así que… especialmente Alito, que fue el más retobón, solo arrojó otra vez piedras a su tejado. Para que su cariacontecida denuncia le quite votos a Sheinbaum, solo sucederá si el PRI nos demuestra que es más honrado, más eficaz, menos corrupto. Si Eruviel Ávila fue un ladrón, flaco favor le hizo al PRI este Alito de nuestras entretelas enlodándolo más su impresentable dirigente nacional. Ese que tiene al PRI en la lona, desgobernando ya en dos entidades de 32 y eso ha de ser por sensacionales que son los priistas. Que carecieron de un solo priista presentable para ponerlo de candidato en 2024. Como puede verse, los priistas no están para dar lecciones a nadie y carecen de la más absoluta estatura moral. El PRI ni resuelve ni conviene. El PRI siempre es retroceso.