Ya chole

0
184

Es en verdad indignante escuchar al presidente de este país en sus improvisaciones, incultas, bajas y majaderas. Cuando AMLO toma un micrófono lo hace como Jefe de Estado, como Ejecutivo Federal, como presidente de la República y Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas.

No es una pasarela de burlesque o carpa callejera. Debe representar la expresión del líder principal de la nación, del que presume ser el hombre más informado pero además el político que tiene que representar a todos y cumplir la ley para todos.

Es provocador etiquetar, insultar, difamar o burlarse de otros desde la presidencia. No se trata de un deporte ni de un ejercicio cómico en un antro. El presidente ejerce la responsabilidad de defender los valores y símbolos nacionales, de equilibrar las diferencias entre clases sociales, fomentar y alentar la unión y evitar, como sea, la confrontación que motivan las acusaciones, falsos señalamientos o culpar sin fundamentos ni morales ni legales. Parte importante de la nación reclama directamente a él, a su gobierno y a Morena el avalar e impulsar la carrera electoral de un sujeto como Félix Salgado Macedonio.

Este país puede llevar a la cárcel a una mujer por abortar pero elevar al grado de gobernador a quien está acusado de abuso sexual además de divulgarse públicamente sus parrandas etílicas y sus aventuras en motocicleta.

Pero se jactan los morenistas, aseguran que Guerrero lo ganan con o sin Salgado Macedonio. Pero lo asombroso, para no decir inaceptable, es que el presidente, abusando de su investidura se haga el distraído del caso, de la espalda a las leyes y a las mujeres que demanda seguridad y dignidad y simplemente escupa un “ya chole”.

Esa torpe declaración, esa expresión de hartazgo que lanzó sólo demuestra el nivel de gobierno que tenemos, la educación que se tiene, la ausencia de respeto por la nación y gravísimo, desatender sus obligaciones constitucionales de generar seguridad a la población.

Se le vio a AMLO más acomedido con la mamá del Chapo que con la respuesta a nivel nacional que enmarcó su personalidad. Ya habíamos aprendido aquello de “chachalaca”, “Borolas”, “fifis”, “innombrable” “el alto vacío” y otros apodos y clasificaciones que regala por doquier, pero aquellas familias que han perdido a una hija, se han informado de la mutilación y tortura de una madre, que saben del secuestro de una vecina o que queda irreconocible un cuerpo sólo por ser mujer, esas familias hoy ven de qué manera en un gobierno que aseguró se acabarían los compadrazgos y cuates, se defiende a una de las peores muestras políticas de uno de sus representantes: Salgado Macedonio.

Conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV canal 34.2