Gobierno de México condena asesinato de mujer en Tulum; El Salvador clama justicia

0
57
  • Algunos han comparado este caso, ocurrido en Tulum, con el que sucedió el año pasado en Estados Unidos, donde George Floyd, un afroamericano, falleció tras ser detenido y sometido por un policía en Minneapolis.
  • López Obrador aseguró que no habrá impunidad y ya se está investigando a los policías que participaron en el brutal acto, 3 hombres y una mujer.

La voz más enérgica del caso fue la del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien condenó asesinato de Victoria Esperanza Salazar por parte de elementos policiacos de Tulum, Quintana Roo, “nos llena de pena, dolor y vergüenza”.

Así habló del caso la mujer que perdió la vida luego de que fuera sometida por policías municipales de Tulum. El hecho ha provocado indignación en redes sociales y en gran parte de la sociedad de Quintana Roo. Medios locales informaron que la mujer era originaria de El Salvador y tenía 35 años.

En el marco de la inauguración del Foro Generación Igualdad en la que estuvo enlazado el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, el mandatario mexicano lamentó la muerte de esta mujer de origen salvadoreño al tiempo que garantizó justicia tras el abuso policial.

“Victoria Esperanza Salazar, salvadoreña, fue sometida por la policía, por cuatro elementos de la policía de Tulum y de Quintana Roo, fue brutalmente tratada y asesinada, es un hecho que nos llena de pena, dolor y vergüenza”, expresó.

“Ya están en proceso de ser enjuiciados los responsables de este crimen brutal y no habrá impunidad”, advirtió.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, informó que hay comunicación con el gobierno del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien en la víspera condenó el hecho y anunció que ellos se encargaran de la manutención de los dos hijos que dejó la joven mujer.

El canciller mexicano refirió las palabras del mandatario salvadoreño que se trata de un hecho aislado que cometieron policías municipales y no un acto de mexicanos contra salvadoreños.