Se desinflan

0
196

Ya se veía venir.

Comienzan a aparecer datos serios y harto preocupantes para Morena y sus aliados los cuales apuntan a que después de las elecciones del 6 de junio, no lograrán conservar la mayoría calificada en la Cámara de Diputados.

Por si fuera poco, podrían resentir una baja extraordinaria en las preferencias electorales de la CDMX tras la tragedia en la Línea 12 del Metro.

Esto sin contar con que los niveles de indecisos podrían ampliar la brecha.

Las expectativas vienen así.

Bajo los actuales escenarios, ni en sueños Morena alcanzará el 54 por ciento “artificial” que logró obtener como bancada tras los comicios de 2018. La más reciente actualización de los datos ponderados que realiza Oraculus.com muestra un desplome en las preferencias del partido en el poder.

Esto quiere decir que si bien en 2018 Morena obtuvo un total de 191 diputaciones entre curules de mayoría y pluris -el resto las adquirió por donación de sus aliados-, las cosas no serán igual para 2021. Si le va muy bien a Morena, podría igualar la marca de tres años antes o subirla ligeramente a 200 curules. Pero por la vía del número total y efectivo de votos, no alcanzaría la mayoría absoluta de 251 diputados.

Y ojo. La suma de los votos con sus aliados les permitiría alcanzar la mayoría simple, pero no serían suficientes para consolidar la mayoría calificada. Este puede ser el adiós a la aplanadora guinda.

Hasta ahora los nuevos partidos (PES, Redes Sociales Progresistas y Fuerza México) no dan color y podrían quedar blanqueados como dicen los beisboleros; en el mejor escenario podrían obtener una curul cada uno, lo cual no serviría casi para nada para efectos aliancistas. Aunque claro, como dicen, venderán caro su apoyo.

 

La triste realidad

Y si esto ocurre a nivel de diputaciones federales, en el terreno de las campañas de las 15 gubernaturas en juego, los escenarios tampoco son como para que la 4T haga fiesta.

En el arranque del proceso electoral, las expectativas para Morena a nivel de gubernaturas le daban un marcador de 14 a 1. La única elección que la 4T daba por perdida era la de Querétaro.

Las recientes encuestas realizadas por El Financiero y Reforma, muestran un panorama distinto.

Checando las cuentas de El Financiero, las entidades donde Morena ya no tiene remedio son Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Nuevo León, Querétaro y San Luis Potosí, mientras que Colima, Nayarit, Sonora y Tlaxcala, son un volado pues el empate es evidente.

Hoy las únicas entidades donde se considera fuerte a Morena son Baja California, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Zacatecas pero con sus asegunes.

Eventos ocurridos durante la primera mitad de las campañas están marcando las expectativas de estas elecciones.

Curioso pero a pesar de que las autoridades electorales le negaron el registro a Félix Salgado y a Raúl Morón, las preferencias por Morena tanto en Guerrero como en Michoacán siguen muy altas. Es decir que no les hace falta candidato.

La eventual decisión del INE sobre la candidata de Morena a San Luis Potosí, la ex priista, que dejó el cargo de secretaria de Salud estatal en plena pandemia para irse a la aventura electoral, confirma que el desenlace será de pronóstico reservado, no la tiene nada fácil.

En el caso de Nuevo León, la candidata de Morena se desplomó a la cuarta posición del tablero luego del escándalo de NXIVM. La diferencia entre el primero y cuarto sitio es de casi 16 puntos.

En Zacatecas, el escándalo de David Monreal manoseando a una candidata le restó muchos puntos. Tlaxcala tampoco les ha salido cómo esperaban y si ganan será muy apretado. En Colima la candidata morenista va más por inercia que por simpatías.

Campeche muestra resistencias para Layda Sansores pues sigue sin remontar y podría ocurrirle lo que a la queretana Celia Maya, quedarse sólo con lo que pudo haber sido y no fue. Para las veteranas de la política ésta podría ser su despedida de las urnas.

En Sonora las expectativas no le sonríen a Alfonso Durazo, pues sigue sin prender para separarse del empate técnico, décimas detrás de Ernesto Gándara.

Aunque se ha manejado mucho las diferencias entre el gobernador Javier Corral y la actual candidata que encabeza el PAN, Maru Campos le lleva más de 7 puntos al morenista Carlos Loera.

Baja California Sur y Querétaro están muy lejos de las expectativas de Morena.

Así pintan las cosas a un mes de las votaciones.

 

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- ¿Y la empatía, apá?

Es de no creerse, pero los legisladores de Morena en la Comisión Permanente rechazaron la creación de una Comisión Especial Plural de Seguimiento a las Investigaciones de la #Línea12 del Metro. Pésima señal.

Hasta parece que algo ocultan Marcelo Ebrard, Mario Delgado, Claudia Sheinbaum y Florencia Serranía. Eso dicen.

2.- Ya salió el peine.

Manuel Muñoz Cano, de INDI, ya tiene el Tramo 3 del Tren Maya en conjunto con AZVI, pero quiere mucho más.

Se sabe que Grupo INDI-GAMI junto con ALSTOM buscarán hacerse de otro contrato para el proyecto del Tren Maya. Lo que hay que saber es que ALSTOM es una de las empresas que participó en la construcción de la #Línea12 del Metro y por tanto será sujeta a investigación para deslindar responsabilidades sobre la reciente tragedia.

3.- ¿Y como cuando se va a pronunciar la CNDH sobre las víctimas de la tragedia de la #Línea12 del Metro?

4.- Esta semana en La última y nos vamos de Genaro Mejía @genarorastignac en LinkedIn, no se pueden perder el artículo “Cómo salir del abismo y comenzar el cambio”.