¿Se romperán paradigmas?

0
94

En Tabasco, a quince días de las elecciones intermedias, no es posible adelantar el triunfo de algún partido, aunque ya hay elementos generales para considerar que esta vez no habrá un triunfo arrollador o ‘carro completo’, y que el régimen apuesta a no perder el control de la capital.

No habrá “tsunami” como en el 2018 por la sencilla de razón que una elección sexenal difiere en mucho de unos comicios de mitad de gobierno.

Hace tres años existía euforia por la posibilidad de que por primera vez en la historia de México un choco despachara en Palacio Nacional, y ese sueño uniformó a los tabasqueños al punto de que salió a sufragar por los abanderados del partido de AMLO sin evaluar trayectorias.

Hoy la votación no será igual: los ciudadanos ya regresaron a la realidad política y, además, les toca juzgar si lo prometido sigue siendo deuda.

Esto, el hecho de dispersar una expectativa de cambio muy alta, podría jugar en contra de Morena, que a su favor tiene una oposición deshecha; incluso el PRI, que postuló al candidato con más arrastre, se encuentra roto, con pleitos intestinos entre grupos y el rechazo general a la dirigencia nacional de Alejandro Morena Cárdenas, que en Tabasco divide.

Aun con la premisa de que la ciudadanía pondrá al vinotinto en el banquillo de los acusados y de que la oposición en su conjunto no vale un cacahuate, hay factores que en el Edén hacen especiales los comicios del 6 de junio.

A saber, gane el tricolor la comuna capitalina o la retenga el instituto guinda, en esta jornada se van a romper algunas marcas en la política mexicana.

1.- Si triunfa Yolanda Osuna Huerta, candidata de Morena, por primera vez un partido gobernante habrá derrotado a dos exgobernadores en un solo evento.

2.- Manuel Andrade Díaz y Andrés Granier Melo, a su vez, estarían igualando el récord del exmandatario yucateco Víctor Cervera Pacheco de competir por la alcaldía de la capital de su estado, tras haber estado 10 años al frente del gobierno estatal (cuatro como interino y seis como constitucional).

3.- Granier ha logrado el “récord” de ser el primer político mexicano que ya fue presidente municipal y gobernador, y ahora quiere ser alcalde por segunda vez.

4.- El abanderado priísta también pasará a la historia por ser el primer exmandatario en hacer campaña junto a su hijo en una misma elección.

5.- Asimismo, si el pueblo elige al químico pasará a la historia por preferir al priísta que se encuentra considerado “el peor” mandatario estatal de todos los tiempos.

6.- Por último, si gana Granier, Tabasco romperá la marca de votar por quien encabezó una administración en donde mandaban familiares y compadres del mandatario en turno, y que “inauguró” las protestas ciudadanas de fin de año por falta de insumos en hospitales públicos, así como por quedarle a deber sus prestaciones navideñas a los burócratas.

 

PARA SU INFORMACIÓN…  

LA FAMILIA QUE por décadas ha gobernado Huimanguillo está a un tronar de dedos de imponerse al régimen: se ha puesto de manifiesto que va viento en popa la alianza de facto entre PRI y PRD para evitar el triunfo del candidato de Morena a la alcaldía, Oscar Ferrer Ávalos. Fuentes de primer nivel aseguran que, además, el ayuntamiento morenista ha negociado con los grupos de interés para que, a cambio de impunidad, herede la silla municipal alguien de aquella hermandad. El tema es más grave de lo que parece, pues podría derramarse sangre inocente. ¿Se dejará el Estado?

@RodulfoReyes