FGR hace pública investigación contra Anaya; panista desdeña pruebas

0
426
  • Fiscalía señala supuesta entrega de 6 millones 800 mil pesos a Ricardo Anaya para que votara a favor de la Reforma Energética.
  • Anaya cuestionó si un voto a favor es prueba de que ocurrió un acto de corrupción como del que se le acusa.

La Fiscalía General de la República (FGR) dio a conocer la versión pública de las acusaciones contra Ricardo Anaya, militante del Partido Acción Nacional (PAN), mismas que abordan el caso Odebrecht y los supuestos sobornos que el político habría recibido.

Según la versión oficial, los altos funcionarios de Odebrecht Brasil, Hilberto “N”, Marcelo “N”, Luiz “N” y Luis “N”, señalaron en actas ministeriales en dicho país, su intención de obtener, a partir del año 2012, controles y contratos en operaciones sustantivas en el área petrolera mexicana; y, para ello, entregaron sobornos a Emilio Lozoya, como un primer pago por 10 millones de dólares, para garantizar el control sobre esa producción petrolera.

Lozoya, en su denuncia de 2020, señaló que recibió instrucciones “superiores” para entregar 6 millones 800 mil pesos a Ricardo Anaya, para que votara a favor de la Reforma Energética que privatizaría la producción petrolera mexicana, en favor de empresas extranjeras, como Odebrecht Brasil.

Según consta en diligencias ministeriales, dicha cantidad le fue entregada a Ricardo “N” por una persona de confianza del propio Emilio “N”, cuyo nombre es Norberto “N”; misma cantidad que le entregó a Ricardo “N”, en las instalaciones de la Cámara de Diputados, en el año 2014.

Posteriormente, y de conformidad con lo señalado en el Diario de Debates de la Cámara de Diputados, donde se aprobó la Reforma Constitucional en materia Energética, quedó constancia de que Ricardo “N” votó a favor de la misma.

Los testigos Miguel “N” y Froylán “N”, manifestaron haber presenciado diversas visitas de Ricardo “N” y otros legisladores, a las oficinas de Emilio “N”, en la Dirección General de PEMEX; lo cual quedó asentado en diligencias ministeriales.

Ante la situación, el propio Ricardo Anaya contestó a las afirmaciones de la FGR y aseguró que la supuesta entrega de dinero a cambio de su voto a favor de la reforma Energética de Enrique Peña Nieto fue ocho meses después de la legislación referida.

Agregó también que llevaba seis meses fuera del cargo cuando se llevó a cabo la presunta transacción monetaria y, por último, cuestionó si un voto a favor es prueba de que ocurrió un acto de corrupción como del que se le acusa.

Además, en cuanto a las supuestas declaraciones patrimoniales a su nombre, el político mexicano aseguró que se trata de dos casas donadas.