Reforma electoral de 2013 al PAN por apoyo a reforma energética: Monreal

0
158

La reforma electoral del Pacto por México de Enrique Peña Nieto en diciembre de 2012 fue aprobada el 5 de diciembre de 2013 por la mayoría del PRI, PAN y PRD con 409 votos a favor, el 85% de los legisladores presentes.

El presidente de la Cámara que condujo el largo debate el 4 y la madrugada del 5 de diciembre de 2013 fue el diputado panista Ricardo Anaya Cortés. Entre los diputados que votaron en contra de la reforma electoral destacó Ricardo Monreal Avila como legislador de Movimiento Ciudadano, quien hizo acusaciones hoy vigentes contra la reforma electoral del PRIAN:

Esta Cámara se ha convertido en una miserable oficialía de partes, una oficina menor de trámites y la mayoría de sus integrantes en aplaudidores, reflexivos y condescendientes de los dictados del poder; sometidos al supremo poder conservador, como se ha erigido este mal llamado Pacto por México, que es un instrumento perverso que ha sometido a los Poderes de la Unión.

Hoy en este recinto se discute la reforma llamada política entre atropellos y abusos de la mayoría legislativa, entre ellos se busca aprobar atropellada, apresurada, violentamente en contra de la Constitución, violando el proceso legislativo, violando el más elemental derecho a analizar y discutir cuidadosamente el contenido de las múltiples modificaciones que se pretenden realizar sin ningún recato ni pudor jurídico.

Ésta es la reforma política más cuestionada en la historia moderna de México, más excluyente, más regresiva de la época; porque no se dio voz a los ciudadanos, mucho menos a las minorías políticas. Es una reforma al contentillo de la derecha. Más privilegios para los políticos, menos para los ciudadanos; más partidocracia, más engaños, más simulación. Todo a cambio de la entrega del petróleo nacional a extranjeros.

México es un país hundido en la crisis política económica y social, una nación que ha sido incapaz de garantizar a los ciudadanos el respeto de sus opiniones, exigencias y oposiciones. Sumado a eso, padecemos a un gobierno ciego y sordo, de puertas cerradas y decisiones arbitrarias que no respetan derechos humanos y que no satisfacen necesidades mínimas.

Es una reforma diseñada para el beneficio y usufructo de la clase política. No para abrir más cauces de participación a la ciudadanía. Se autoriza la reelección como supuesto mecanismo de rendición de cuentas de los legisladores y las autoridades municipales, pero no se concede a la ciudadanía la revocación de mandato.

El Instituto Nacional de Elecciones es una obra maestra de la partidocracia, no de la democracia participativa. Se plantea quitar a los gobernadores el control sobre los institutos electorales locales, sólo para transferirlo a los partidos políticos nacionales que dominan al Congreso de la Unión.

No hay un solo rostro de ciudadanización del INE ni de los institutos electorales locales que habrán de reestructurar, simplemente se transfiere el poder del federalismo de los virreyes al centralismo de una oligarquía partidista con el agravante de que las prisas y premuras por cambiar el IFE ponen en riesgo la realización de las elecciones locales del próximo año y las federales de 2015.

Los actuales consejeros del IFE actuaron ilegalmente, sometieron su conducta al poder, violaron de manera frecuente y alarmante la Constitución. Ahora los corren como lo merecen, como traidores a la democracia.

Esta reforma está diseñada para repartir el poder entre la clase gobernante, no para distribuirlo democráticamente entre la ciudadanía, por eso es engañosa y con ello ustedes llevando al extremo una Presidencia imperial, concentrando el poder absoluto en las manos de un solo hombre rodeado de una camarilla insensible, corrupta y perversa, fingiendo conservar los rasgos de una República. Como Calígula, que eliminó cuanto pudo, todo aquello que le representaba restricción normativa o constitucional para desarrollar sus excesos y sus actos autoritarios y despóticos, hacia allá conducen ustedes a la República, a la inmoralidad del régimen, a la vehemencia de la autocracia y a la decadencia política irrefrenable.

La actitud entreguista y vende patrias de los dirigentes de la derecha del PRIAN no tiene límites. Haber afirmado públicamente, de manera repetitiva y descarada que esta reforma es moneda de cambio para aprobar la entrega del petróleo a extranjeros es verdaderamente cínico y desvergonzado. Si ustedes consuman este oprobio, esta reforma del trueque, del cambalache, del cinismo, este año del 2013 será conocido por la historia como el año de la tristeza y la rapiña nacionales.

 

Política para dummies: La política es la bofetada de la memoria.

El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh