EEUU y México rediseñan estrategia de seguridad; priorizará el desarrollo, no las detenciones

0
23
  • Los gobiernos de México y de Estados Unidos anunciaron un nuevo plan contra el crimen organizado que opera en ambos países.
  • El entendimiento bicentenario, pacto que sustituye a la Iniciativa Mérida, impulsa una cooperación que reducirá la violencia y el consumo de drogas, atendiendo sus causas

El canciller Marcelo Ebrard y el secretario de Estado de EU, Antony Blinken, anunciaron el Entendimiento Bicentenario, mecanismo que sustituye a la Iniciativa Mérida y reconoce las coincidencias y prioridades bilaterales bajo un enfoque de respeto a la soberanía de cada país.

Este nuevo acuerdo, histórico, destacaron, se basará en la cooperación para el desarrollo, con inversión de recursos en zonas marginadas en lugar del combate frontal al crimen organizado

“El éxito de esto no se va a medir porque se capture un capo y se haga una gran conferencia de prensa. El éxito se va a medir porque haya menos homicidios en México y menos consumo de droga. Ésa es la diferencia”, afirmó Ebrard en conferencia conjunta con Blinken.

La nueva estrategia hace énfasis en la prevención del delito, el combate al tráfico de armas y al lavado de dinero.

En tanto, el funcionario estadunidense ratificó que ambos países optarán por la vía del desarrollo para tratar de mitigar la migración y la violencia que se genera por ese fenómeno.

Trabajando como socios, iguales al definir y abordar prioridades compartidas, que procuran abordar las causas reales del reto de la seguridad que enfrentamos, incluidas la desigualdad, la corrupción y la impunidad”, señaló.

Por su parte el presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó que sería inconcebible que los gobiernos de México y de Estados Unidos no tuvieran una buena relación.

“Sería inconcebible que no hubiera entendimiento, sería muy lamentable que no nos  entendiéramos, que no se fortalecieran las relaciones de cooperación, de amistad entre nuestros pueblos y gobiernos, nosotros estamos en esa disposición de que haya cooperación para el desarrollo, que trabajemos juntos y que seamos respetuosos de nuestras soberanías de modo que yo considero que vamos a poder juntos inaugurar una etapa nueva en nuestras relaciones”, expuso.

“Ahora 38 millones de mexicanos en Estados Unidos, 3 mil kilómetros de frontera, los cambios del mundo que nos demandan mayor unidad, integrarnos, para consolidarnos como región en los económico, en lo comercial”, sentenció el presidente de México.