Fin del outsourcing: clase obrera o regreso al sindicalismo charro-CTM

0
245

Además del efecto del fin del outsourcing en el aumento del valor de la producción por el costo laboral directo en los precios de bienes y servicios, parece que no se ha considerado otro impacto también directo: la necesidad de organizaciones sindicales de los trabajadores dentro de las unidades productivas y la reactivación del derecho de huelga como instrumento obrero de negociación directa.

El modelo de contratación fuera de las empresas quitó el peso de negociar con los sindicatos, aun ahora organizados bajo el modelo de Fidel Velázquez en la CTM desde 1941, justo al terminar el sexenio del presidente Cárdenas que había potenciado la organización de los trabajadores dentro del partido del Estado –entonces Partido de la Revolución Mexicana– para construir un bloque de poder posrevolucionario.

El modelo de Cárdenas tuvo un defecto intencionado (tesis de Arnaldo Córdova) que disminuyó la potencialidad política de los sindicatos: organizar a los trabajadores como masa política de apoyo al Estado y no como clase proletaria productiva. En este sentido, los sindicatos cetemistas dejaron de servir a los intereses de los obreros y pasaron a ser instrumentos del Estado y el PRI-gobierno para apuntalar el modelo social posrevolucionario.

Al pasar los trabajadores a ser contratados fuera de las empresas, su poder sindical se redujo a cero. Ahora que regresan a las nóminas directas de las empresas, el principal desafío será identificar los tres espacios del trabajador: los obreros defendiendo de manera directa sus salarios ante los empresarios, el resurgimiento del sindicalismo como necesidad de frente interno productivo y la función de los liderazgos sindicales como intermediarios ante el Estado y su nuevo partido en el poder.

Así, los escenarios son pocos: reconstruir el modelo cardenista de clase obrera como masa al servicio del gobierno en turno y su partido, propiciar la reactivación de la clase obrera como clase política y por tanto revolucionaria o regresar al modelo CTM de sindicatos y lideres obreros vendidos al mejor postor, incluyendo a los patrones, el vigente sindicalismo charro

Cualquiera que sea el camino, el fin del outsourcing tendrá un efecto de costos en la producción por el encarecimiento de producción vía pago directo de salarios y prestaciones reales y un impacto político en la correlación de fuerzas sociales. La idea del presidente Cárdenas fue convertir al PNR de Elías Calles en el Partido de la Revolución Mexicana y someter a la clase trabajadora a la disciplina del partido en el poder como pilar corporativo del partido-régimen. Pero el modelo fue desactivado por el proyecto neoliberal del presidente Carlos Salinas de Gortari con el Tratado de 1994 y después desaparecido con el outsourcing que sacó a los trabajadores de las empresas productivas vía contratación tercerizada.

Al regresar a la contratación directa por parte de las empresas, ahora tendrá que aclararse el papel de los trabajadores frente al patrón: los modelos de sindicalismo blanco manejado por patrones como propuesta del empresariado de Monterrey y de sindicalismo charro de la CTM para que los líderes sindicales se sometieran a los deseos del empresario estarían en el escenario de corto plazo, sobre todo porque todos los liderazgos sindicales actuales vienen de la escuela política de Fidel Velázquez.

En este sentido, a la decisión de penalizar el outsourcing debe seguir la decisión de liberar a los trabajadores para construir organizaciones sindicales ajenas a los cargos públicos, a los intereses patronales y al sometimiento al partido en turno en el poder. Pero si bien se percibe este paso, entonces habrá un impacto adicional del nuevo sindicalismo al servicio de los obreros al luchar por mejores salarios, prestaciones y niveles de vida y no sólo ajustarse a las condiciones de salarios que no pagan bienestar, sino que compran fuerza de trabajo.

Dejar a los trabajadores sin outsourcing y sin reglas de organización sindical, implicará abandonarlos a nuevas condiciones de sometimiento de lideres amafiados con empresarios para seguir explotando a los trabajadores como masa y no como clase.

 

Política para dummies: La política es el camino para organizar a la sociedad para beneficio social o para explotación esclavizante.

El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh