Juez otorga 30 días más de prórroga a Lozoya para presentar pruebas

0
24
  • Lozoya Austin es señalado por los delitos de asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho, en el marco del caso Odebrecht.
  • Desde el 17 de julio de 2020, cuando pisó territorio nacional, el ex funcionario nunca se había presentado físicamente a una sala de audiencias judiciales.

Emilio Lozoya, exdirector general de Pemex, enfrentó su primera audiencia presencial en el Reclusorio Norte por el caso Odebrecht, en la que la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó el cierre de la investigación complementaria.

Sin embargo, el juez de Control Artemio Zúñiga, del Reclusorio Norte, otorgó este miércoles una prórroga de 30 días más a la defensa del exejecutivo de la paraestatal para recabar y presentar pruebas a su favor por la investigación relacionada con el esquema de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

La FGR puso de manifestó su oposición en la audiencia y solicitó que se declare cerrada la etapa de investigación complementaria, puesto que los documentos que alude la defensa para solicitar el plazo adicional ya se encuentran en la carpeta de investigación.

La Fiscalía acusa a Lozoya Austin de haber usado su petición de criterio de oportunidad para “dilatar y obstaculizar el proceso en su contra”.

“No ha tenido la más mínima intención de reparar el daño, lo cual era un requisito indispensable”, señala la FGR ante el juez, en mensaje revelado por la CJF.

Hoy es la primera vez, a casi 21 meses de su detención, que Lozoya acudió físicamente al centro penitenciario por orden de un juez.

En agosto del 2020, Lozoya presentó una denuncia de hechos ante la FGR en la que señaló al expresidente Enrique Peña Nieto y a su entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de recibir más de 100 millones de pesos en sobornos de la compañía Odebrecht.

Lozoya detalló en su denuncia que los sobornos fueron “fundamentalmente utilizados para la campaña de 2012 para la presidencia de la República, y el que después fue presidente (Enrique Peña Nieto) y su secretario de Hacienda (Luis Videgaray) fueron los que le ordenaron que ese dinero fuera entregado a varios asesores extranjeros de la campaña”.

Dicha denuncia permitió judicializar a un primer grupo de legisladores que recibieron sobornos millonarios para votar en favor de las pretensiones de Odebrecht, como la reforma energética de 2013.

El 30 de julio de 2020 Lozoya fue vinculado a proceso por los delitos de cohecho, asociación delictuosa y lavado de dinero por el caso Odebrecht.

El exfuncionario está acusado de recibir al menos 10 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña. El dinero habría sido destinado a la campaña presidencial del PRI en 2012, así como a pagos a legisladores de oposición para lograr la aprobación de la reforma energética.

También es investigado por la compra irregular de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados a Altos Hornos de México por parte de Pemex, por lo que pesa en su contra un cargo por lavado de dinero.