Tabasco: La señal de que ya arrancó la sucesión

0
19

La mejor manera de entender que, en los hechos, ya está en marcha la lucha por la candidatura de Morena para la gubernatura de Tabasco en 2024, es tomar nota de una estrategia que suele emplear el presidente Andrés Manuel López Obrador, y que se puso en práctica en los comicios de hace tres años.

¿Cuál es? Una maniobra recurrente del oriundo de Tepetitán es “sacar del estado” a los actores de su propio partido que le resultan incómodos a la hora de determinar quién será el abanderado.

A saber, cuando ya se había definido que para las elecciones de 2018 el “bueno” sería Adán Augusto López Hernández, el único cuadro que parecía oponerse, Octavio Romero Oropeza, fue enviado como delegado nacional del partido al estado de Hidalgo, donde también habría elecciones.

Nota: tres años atrás, en 2015, pese a que Adán Augusto lo aventajaba casi tres a uno en la encuesta interna para los comicios por la alcaldía de Centro, el ahora director general de Pemex fue el nominado, haciéndose a un lado el actual secretario de Gobernación.

Así que cuando empieza la rebatinga doméstica, el de Macuspana no se anda por las ramas y poda de tajo las inconformidades “enfriando” en otras latitudes a los que no quieren cumplir las directrices.

En la actualidad, si bien formalmente aún no empieza la jornada electoral próxima, que aunque lejos ya está caminando, se han dado las primeras designaciones de “delegados” de cuadros morenistas que, todo parece indicar, no han sido invitados al baile.

Entre estos sobresale Raúl Ojeda Zubieta, excandidato a la gubernatura, quien fue nombrado delegado en Morelos.

De alguna manera, Ojeda había logrado “despertar” a la militancia que se siente desplazada por actores políticos crudamente vinculados al PRI, que después de haber apaleado a AMLO en la década de los ochenta, ahora despachan en oficinas públicas que el grueso de los morenistas solo ve de lejos.

Enviarlo a la tierra que gobierna el americanista Cuauhtémoc Blanco equivale a decirle algo así como “gracias por participar”, si bien él mismo ha dicho que no tiene aspiraciones para 2024, aunque sí va a apoyar a un cuadro que represente a los fundadores del partido del presidente López Obrador.

Un dato adicional es que en el tercer informe de gobierno que le tocó presentar al mandatario interino Carlos Manuel Merino Campos, el secretario federal del Bienestar, Javier May Rodríguez, y Octavio Romero estuvieron juntos en el recinto legislativo, cumpliendo las formas.

Conociendo el proceder político de ambos, ¿quién tiene el peso suficiente para decirles que tenían que acompañar Merino?

Este reportero sigue creyendo que en 2024 el partido vinotinto postulará principalmente a mujeres: a AMLO le gusta presumir que en su gobierno cada vez son menos los hombres que lo acompañan.

Por eso la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se perfila como la favorita.

Ella es, además, la hija política del mandatario mexicano.

 

PARA SU INFORMACIÓN…

EN UN TEXTO enviado a esta columna, César Burelo, exdirigente estatal de Morena, rechazó formar parte de un grupo de fundadores de su partido que tienen como “delfín” para el 2024 al director del ISSTE, Fernando Mayans Canabal. Tal versión la recogió este reportero en más de una fuente, aunque todo parece indicar que no todos los convidados a ese proyecto están en la sintonía de jugársela con el funcionario.

@RodulfoReyes