Unión Europea, FAO y Centroamérica buscan reducir ola migratoria

0
96
  • La iniciativa busca crear espacios de desarrollo sostenible y generar oportunidades para mejorar la calidad de vida en los países de la región.
  • Dentro de la crisis migratoria, se alertó que la movilidad de niños migrantes se multiplicó por seis en 2021, al registrar 32 mil 309 este año.

Bajo el contexto de la conmemoración del Día del Migrante, el pasado 18 de diciembre, la Unión Europea y la FAO decidieron contribuir con el Plan de Desarrollo Integral (PDI) de Naciones Unidas para mejorar la calidad de vida en algunos países de Centroamérica y frenar la ola migratoria que busca llegar a Estados Unidos.

«El proyecto fortalecerá aquellas actividades agrícolas y no agrícolas con potencial para convertirse en negocios generadores de empleo e ingresos», dijo Adoniram Sanches Peraci, coordinador subregional de la FAO para Mesoamérica.

Agregó que el programa tiene «un enfoque dirigido a reforzar y asegurar la participación activa de mujeres, personas jóvenes y población indígena».

La iniciativa crea espacios de desarrollo sostenible y genera oportunidades para mejorar la calidad de vida en El Salvador, Guatemala, Honduras y el sur de México para que «la migración sea una opción y no una obligación», según explicaron desde la FAO.

Como parte de ello, la Unión Europea también financiará el proyecto Apoyo al Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica en el marco de la respuesta global de la Unión Europea al Covid-19.

Este plan tiene una duración de tres años y ya fue implementado por la FAO en colaboración con los Gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Para lograr una reducción de la migración forzada, en plan tiene como objetivo incrementar el empleo y consolidar los medios de vida de 5 mil 400 hogares, organizados en 600 grupos, ubicados en los 45 municipios de los seis departamentos de intervención del proyecto.

La región vive un flujo migratorio sin precedentes, con una oleada de caravana procedentes del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala), que han obligado a las autoridades a buscar mecanismos para frenar la llegada de estos migrantes que buscan una vida mejor en Estados Unidos.

ONU critica el uso de migrantes como arma política en la pandemia

Ante el panorama migratorio que atraviesa el continente americano, el director general de la Organización Internacional para la Migración (OIM), António Vitorino, dijo que la pandemia ha desatado nuevas olas de rechazo a los migrantes y también el uso de éstos como arma política, unas tendencias «inaceptables».

Frente a la xenofobia, «la respuesta a el Covid-19 ha mostrado la importancia de los trabajadores migrantes para que todos estemos seguros», subrayó en un mensaje de vídeo con ocasión del Día Internacional del Migrante el responsable de la agencia de la ONU encargada de velar por los derechos de este colectivo.

Vitorino también condenó la impunidad con la que los traficantes de personas continúan operando en las principales rutas mundiales de migración, y exigió que se tomen acciones «para combatir a quienes explotan a los más vulnerables».

El principal responsable de la OIM subrayó que los migrantes no sólo benefician a los países de acogida sino también a los de origen, y recordó que el pasado año este colectivo envió a naciones en desarrollo remesas por valor de 540 mil millones de dólares.

Para poder aprovechar este potencial que presenta la movilidad humana, los gobiernos deben ir más allá de sus promesas e incluir a los migrantes en sus programas de recuperación económica postCovid, afirmó.

También «debe abandonarse el posicionamiento defensivo, que a menudo victimiza a los migrantes», subrayó Vitorino, quien pidió reforzar los esfuerzos colectivos y crear políticas que «aprovechen al máximo el potencial de la migración y al mismo tiempo protejan los derechos humanos de estas personas».

Crece 6 veces presencia de niños migrantes en México, según Save the Children

En otra rostro de la crisis migratoria, la organización Save The Children, alertó que la movilidad de niñas y niños migrantes menores de 12 años se multiplicó por seis en 2021, al pasar de 4 mil985 infantes en 2020 a 32 mil 309 este año.

Con motivo del Día del Migrante, que se conmemoró el 18 de diciembre, la organización destacó en un comunicado que además se incrementó el número de menores y adolescentes que solicitaron asilo en México, pues aumentó de 8 mil 173 en 2020 a 29 mil 467 tan solo entre enero y noviembre de este 2021.

El organismo recordó que este será el segundo año en que se conmemore esta fecha en un contexto de pandemia, la cual ha demostrado que lejos de frenar o contener la migración forzada «solo ha empeorado sus causas y dejado más vulnerables a las niñas, niños y adolescentes».

Afirmó que el consecuente deterioro de las condiciones sanitarias y la exacerbación de la crisis económica se han vuelto parte de la lista de razones por las que niñas, niños y sus familias se ven obligadas a abandonar sus hogares.

«Aunado a ello, causas ya existentes previas al Covid-19, como la violencia y el cambio climático, se acentuaron mucho más a raíz de este acontecimiento», precisó.

Denunció que el trayecto en México también continúa agravándose, pues las restricciones gubernamentales han obligado a los migrantes a hacer su recorrido por rutas más peligrosas.

Recordó que el accidente ocurrido en Chiapas el jueves pasado, con 56 personas fallecidas, 22 adolescentes heridos y un niño de 3 años lastimado, «evidencia que las instituciones del gobierno contribuyen, por acción u omisión, con la vulneración de los derechos de la niñez migrante y sus familias».