Despistado

0
86

Al término de este año nuestro amigo Eduardo Sadot nos invitó a participar en su emisión “El Análisis” para provocar un apretado análisis, una síntesis sobre lo ocurrido en este 2021.

Los resultados de lo expresado nos demuestran inconformidad, disgusto, malestar, decepción, angustia y mucha incertidumbre ya no del pasado reciente en esta administración pública, sino el futuro inmediato. El 2020se presenta en pronósticos como una etapa aún más violenta contra las instituciones, de enorme carestía, inflación, desempleo y pobreza.

Con una violencia imparable con la insana insistencia de permanecer en ellos altos niveles mediáticos a partir de confrontarnos a los mexicanos. Las variantes negativas no cambian, simplemente no hay rumbo consistente. Comenté que las “mañaneras” me representan tres reflejos importantes:1. Es un sexenio que ha transitado de las ocurrencias a las incongruencias y a las incoherencias. 2. Es uña ejercicio del poder que no transforma, provoca distanciamientos y, 3. Es un gobierno no de ideas ni ideales sino de imposiciones , engaños e imprecisiones.

El tiempo de la nación “las mañaneras” se emplea para todo tipo de espectáculo que permita el lucimiento del presidente que no atina a cumplir sus obligaciones legales: la lucha contra la pobreza, el abatimiento de la delincuencia, el crecimiento de la productividad, los estímulos a la educación y salud.

Por el contrario, es el taburete instalado para defender a Lopez Gatell, a Bartlett, a Cuitláhuac Garcia, a Ebrard y promover a Sheinbaum, a contar chistes y malos, a difamar a todo mundo, a exhibir una franca incultura que es mofa mundial. México sobrevive por las remesas y el narcotráfico, estamos dejando de ser líderes en productividad, en inversiones domésticas y extranjeras, en recursos generados por Pemex, en el turismo. Estamos permitiendo que se dinamite al CIDE, a la UNAM, al INE entre otros por factores de protagonismo político. amlo insiste en que acabará con los secuestros convirtiendo a la sociedad en pobre, “porque al pobre no lo secuestran”.

Ataca a los “aspiracionistas” pero intenta defender a sus hijos herederos de fortunas y “promotores” de empresas. Piensa y se entretiene con un absurdo proceso de “revocación” o “ratificación” ( ya no sabe ni cómo plantearlo) engañando y desviando los incisos constitucionales que hablan de un ejercicio de seis años y las causas precisas del por qué se dejaría el cargo.

Habla constantemente de acabar con la corrupción y está rodeado de corruptos e ineptos. Promete defender a los pobres y cree el número de ellos. Se compromete a reducir tarifas sobretodo de combustibles y la inflación está fuera de control.

Hoy el gobierno y el presidente son rehenes de Carlos Ahumada que a razón de solicitar aplicar una venganza solicitando su extradición amenaza con divulgar los ilícitos de los más cercanos al Ejecutivo y que están en puestos claves. España está a punto de negar el beneplácito a la propuesta de Quirino Ordaz como embalador por dos razones: su cercanía a grupos delincuenciales y el permanente golpeteo de amlo al pueblo y gobierno español.

La austeridad republicana sólo se aplica a los más vulnerables, la clase política viven entre lujos, prestaciones y privilegios. No se acabaron los autos de lujo, los viáticos, los,choferes, los asistentes.

El Ejército Mexicano que mediaticamente se muestra cercano y complacido con el presidente ha sido humillado, las aseveraciones de Alejandro Solalinde son de una franca bajeza, la protección a Irma Eréndira y su marido Ackerman muestran impunidad, Romero Deschamps intocable, Rosario Robles en la cárcel, Emilio Lozoya premiado, bodas espectaculares como la de Santiago Nieto, pero todo pasa porque los distractores son cotidianos. Pero ya lo advirtió Porfirio Muñoz Ledo “la paz precaria del país se desmorona, el régimen tenderá a desgajarse en los próximos meses”. Este año fue más nocivo que el anterior, pero estemos pendientes de este que inicia.

Conductor del programa VaEnSerio MexiquenseTV canal 34.2 (izzi 135)