Hervidero de intrigas y traiciones

0
102

Tómelo con las reservas que quiera, pero en el círculo dorado de Palacio las cosas se siguen descomponiendo.

El arranque de esta semana estaba más que pintado para ser de fiesta, con cohetones y mucho ruido, todo por la inauguración de una de las obras estrella de AMLO, la adecuación de la base militar de Santa Lucía en el aeropuerto Felipe Ángeles.

Pero toda la atención está en los pleitos, intrigas y traiciones de la gente más cercana a #YaSabenQuién.

¿Qué echó a perder la fiesta de AMLO? La publicación de una carta explosiva, en la revista Proceso, suscrita por el ex titular de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República en la que acusa al fiscal General de la República y a la presidenta del Senado de confabularse en su contra y acosarlo, de armarle un complot pues.

Y aunque usted no lo crea la única que reaccionó fue doña Olga con la divulgación de un rosario de tuitazos, que se pueden resumir en algo así como “yo no fui”.

Esto sólo aumentó la presión y las preocupaciones de otro mega escándalo, el de la Casa Gris y el hijo pródigo.

El choque entre Julio Scherer Ibarra, el fiscal Gertz Manero y la ex secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero rebasó con mucho lo que se creía no pasaría de ser un enredo de vodevil, que salpica además a abogados cercanos a Scherer.

En otra pista los reflectores están sobre los ministros de la Corte en un asunto que huele a tráfico de influencias, en el que también está involucrado el fiscal.

Este texto lo puede leer escuchando la tonada de Burundanga.

Palacio Nacional es un hervidero de chismes, de intrigas y traiciones, que podrían ser argumento para una serie palomera marca Netflix, sobre la nueva mafia del poder. Bueno, no.

 

Tisne y oropel

Vamos por partes. La inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), será flor de un día, pues esta obra será puesta en operación sin estar totalmente terminada, con unos cuantos vuelos disponibles, con serios problemas para el traslado de los usuarios, y más cara de lo prometido. Nada podrá borrar la idea de que la cancelación del AICDMX fue la peor decisión de este sexenio.

A la vuelta de la esquina está la extraña consulta que con el pretexto de la Revocación buscan justificar su permanencia en el poder y un pretexto para anular la autonomía del INE. A tres semanas la consulta no ha prendido y se perfila para ser un fracaso.

Los asuntos nacionales, la crisis económica, el desplome de la inversión, el desempleo, la inflación, la inseguridad galopante, la crisis sanitaria (pandemia y abasto insuficiente de medicinas), la indefinición en la condena a la invasión de Rusia a Ucrania, y la relación con los vecinos de EU, flotan sin resolverse.

Uno día si y otro también nos sorprenden los episodios de la sucesión adelantada, Marcelo calladito dejando hacer, dejando pasar, oui; en otra esquina la consentida tras la sombra de la mano pachona para eliminar a sus adversarios, como Sandra Cuevas y Marcelo y Monreal.

Monreal anda en varias pistas, lo mismo le pone el tapete rojo a Gertz (esperando cobrar el favor), que enfrentando a las huestes veracruzanas y, aparte ya se supo que no se puede ver con doña Olga.

Ni que decir de las versiones que le achacan al vocero presidencial buena parte de los resbalones de su jefe en temas delicados como el de la muerte de los periodistas y la pésima respuesta a la carta de los eurodiputados, a quienes respondió como un bravucón de callejón.

Dicen que César Yáñez estará de vuelta y que el vocero se va con todo y la Vilchis.

Sin duda, los protagonistas del círculo dorado de Palacio en el pecado llevan la penitencia, es decir, a lo mejor no son iguales, pero pueden ser peores.

Nadie creerá que en tres años el number one no se haya dado cuenta de lo que hacen sus colaboradores.

¿Qué tan lejos estamos de repetir la historia de los autócratas populistas?, es pregunta. Lo malo es que esos experimentos, como bien lo señala en su análisis el expresidente Ernesto Zedillo, suele terminar no solo en fracaso sino en tragedia.

 

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- En Palacio se pusieron el saco y por algo será.

El ex presidente Ernesto Zedillo nunca se refirió por nombre y apellido al presidente AMLO. Pero todo mundo lo infirió.

Recordemos algunos puntos de la ponencia del ex presidente Zedillo en el Seminario de la Fundación Internacional por la Libertad y que se puede disfrutar en Youtube.

*Tristemente y con algunas excepciones, parece que estamos en un momento difícil de regresión democrática en América Latina.

*Hace 20 años quedaban atrás las dictaduras militares, las dictaduras perfectas, los regímenes de partido hegemónicos, las presidencias imperiales.

*Hoy el 70 por ciento de la población de AL vive en países donde la democracia está amenazada.

*Lo curioso es que los individuos populistas que están socavando nuestra democracia se hicieron del poder a través de la democracia.

*Casi todos los autócratas populistas vienen de viejos regímenes militares, fueron entusiastas propagandistas de partidos hegemónicos y ahora investidos con el poder que les dio la democracia trabajan para erosionarla.

*Debemos creer en las lecciones de la historia. Todos los experimentos de autócratas populistas terminan no solo en fracaso sino en tragedia.

*El rostro humano de lo que trae el populismo autocrático puede palparse en la pandemia. Mucha gente murió, se enfermó, perdió su empleo y forma de vida por la pandemia, pero más que nada por la incompetencia de los gobiernos que tenían la responsabilidad de ofrecer estrategias y políticas públicas efectivas.

*Muchos países de AL fuimos los peores del mundo en el manejo de la pandemia. Pero hay gobernantes vanagloriándose de lo que no hicieron.

*En AL hemos fracasado, nos hemos estancado, la pobreza y la desigualdad han aumentado.

*Hace falta una rectificación, un cambio de rumbo. El futuro de millones de personas está en juego.

2.- Memelandia en Palacio.

__ Mamá se están pegando los frijoles.

__ ¡Déjalos que se maten!

@Chucho_Sanchez