Disputa por el INE: quién lo usará para inclinar el 2024

0
158

A partir del papel que ha jugado el Instituto Nacional Electoral en la lógica política del consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello con el objetivo auto asumido y pactado de impedir el populismo, la disputa por el control del organismo será un factor importante para mantener o impedir la continuidad del proyecto político lopezobradorista de Morena.

La revista digital semanal Palacio Nacional 2024 (https://indicadorpolitico.com.mx/?page_id=12227) de esta semana presenta este enfoque poco profundizado que se encuentra detrás de los motivos –quizá el principal– de la iniciativa de reforma político-electoral el presidente López Obrador, tomando en cuenta el papel jugado por el organismo electoral en procesos electorales recientes, sobre todo el discurso político opositor del consejero presidente Córdova Vianello y de su punta de lanza Ciro Murayama Rendón.

La revista realiza una revisión histórica del proceso político-electoral que dio forma a la liquidación de la vieja Comisión Federal Electoral de Manuel Bartlett para crear un organismo más profesional que realizara elecciones con garantías de imparcialidad. Pero el INE nació como IFE con el objetivo de mantener el control gubernamental sobre las elecciones, primero a partir del férreo control del presidente Salinas de Gortari sobre la reforma, después vía consejeros designados a partir de los intereses del presidente, más tarde a través del PRI como partido mayoritario en una votación legislativa de los consejeros y finalmente en la estructura actual que obedece –y esta es la parte más importante que revele reforma lopezobradorista– a una alianza política del PRI neoliberal con el PAN neoconservador que ha tenido la función de frenar la independencia total del organismo que fue impulsada por Cuauhtémoc Cárdenas y López Obrador.

El analista Gerardo Lozada hace una evaluación minuciosa de la oposición y encuentra que son configuraciones de objetivos que nada tienen que ver con elecciones limpias y transparente y que sus nuevas alianzas se ajustan a una reorganización de los nuevos intereses con nuevos y viejos factores de poder. En este contexto, el exgobernador oaxaqueño Ulises Ruiz Ortiz señala que las posibilidades de victoria opositora sobre Morena son un espejismo en tanto que la coalición responde a otros intereses de grupos políticos.

José Luis Camacho Acevedo refiere el posicionamiento público y político del canciller Marcelo Ebrard Casaubón a partir de una movilidad en actos políticos de campañas de gobernadores que fue autorizada por el presidente de la República, sobre todo a partir de que la precandidatura del secretario de Relaciones Exteriores necesitaría de un espacio político interno para mantener condiciones de competitividad electoral.

La analista Patricia Campos enfoca la iniciativa de reforma desde el punto de vista de su efecto en la reconfiguración de los partidos políticos con la reorganización del tema de los plurinominales o legisladores que se votan por lista de representación proporcional y no por distritos electorales. En este sentido señala que la reorganización de esta forma de votación podría terminar con el faccionalismo que ha sido la enfermedad que ha mantenido a los partidos en condiciones de precariedad.

Diego Velázquez realiza una interpretación política de lo que se conoce como el caso Colosio para explorar los escenarios realistas de posibilidades electorales del hijo del malogrado candidato presidencial del PRI que fue asesinado en marzo de 1994 cuando se perfilaba cómo el ganador de las elecciones y estaba presentando una reforma política del sistema priista que durante muchos sexenios se había pospuesto.

Los analistas tabasqueños Antonio López de la Iglesia y Rodulfo Reyes enfocan uno de los temas que los medios parecen rehuirle: la condición del secretario de Gobernación, el tabasqueño Adán Augusto López Hernández, como una de las figuras de mayor confianza del presidente López Obrador, pero sobre todo por el papel que el propio mandatario le ha dado al contexto regional en la configuración de corrientes políticas. En este sentido, habría que comenzar a estudiar con rigor metodológico el enfoque que bien podría llamarse como tabasqueñismo, a partir de la relectura de algunos de los textos de López Obrador que se refieren al papel político de la tierra.

Y Marcela Maldonado Bodart se refiere a la parte que han olvidado de los procesos electorales y sus reformas: el factor de credibilidad que suele convertir las elecciones en conflictos poselectorales por la incapacidad de las autoridades de mantener la limpieza de los procesos.

 

Política para dummies: la política es una guerra que no tiene su Convención de Ginebra.

El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.

carlosramirezh@elindependiente.com.mx

http://elindependiente.com.mx

@carlosramirezh

Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh