Pronósticos electorales

0
64

__Hola candidato.

__Jajaja, soltó Ricardo Monreal Ávila al escuchar esa palabra con la cual lo saludamos: “candidato”, en alusión a su aspiración al abanderamiento de su partido, Morena, a la Presidencia de la República.

__Me traerás buenos augurios,__dijo como devolviendo un cumplido en la breve conversación que entablamos vía telefónica en un inter de su visita a  Oaxaca para respaldar al candidato de Morena a la gubernatura de esta entidad, Salomón Jara Cruz.

En torno a su aspiración a la candidatura presidencial por Morena, Ricardo Monreal pronosticó: “Lo vamos a lograr, ya veras. Siempre he caminado en la adversidad y la gente me ha ayudado mucho”. 

Ciertamente. Y las situaciones adversas lo han encumbrado. Por ejemplo, cuando quería ser candidato a la gubernatura de su natal Zacatecas por el Revolucionario Institucional (PRI), donde militó desde 1975 hasta 1998 cuando dimite a las filias priistas para ser postulado por el PRD y ganó.

Ha tenido buena estrella.

Ahora (aun cuando ha acompañado a AMLO) la situación le es nuevamente adversa respecto de su aspiración presidencial. Porque políticamente ocupa una posición privilegiada como líder de la bancada de Morena en el Senado de la República y, en consecuencia, presidente de la Junta de Coordinación Política.

No se ve en otro partido político, ni en el Verde con cuyos liderazgos guarda buena relación, ni en otro; él, reitera, quiere seguir en Morena y ser candidato de Morena para la sucesión presidencial de 2024.

“No ando tocando puertas”, asegura en cuanto a cualquier probabilidad se mudarse a otro partido político que le ofrezca la candidatura presidencial. Y bueno, tampoco es suicida, quizá con la certeza que de los partidos de izquierda Morena sigue siendo la alternativa, al menos por el momento.

También descarta un “cambalache” por la candidatura morenista a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México: “Vamos a luchar por la Presidencia (de la República) para hacer un buen gobierno. Soy el mejor preparado”. 

CINCO-UNO EN GUBERNATURAS 

En su visita por Oaxaca, el líder de la bancada de Morena en el Senado de la República y de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, pronosticó un 5-1 como resultado en elecciones para renovar gubernatura en seis entidades el próximo cinco de junio.

No precisó nombres, pero evidentemente el 1 fue en alusión de Aguascalientes, donde las encuestas han reflejado una ventaja sostenida a favor de la candidata de la coalición PAN-PRI-PRD, María Teresa Jiménez Esquivel por sobre la morenista Nora Ruvalcava Gámez.

Y cuando le preguntamos sobre Durango, donde las encuestas han reflejado una tendencia a favor de Esteban Villegas Villarreal de la alianza PAN-PRI-PRD, aunque cerrada respecto a Marina Vitela de la coalición Morena-PT-PVEM-RSP, Ricardo Monreal dijo: “Bueno, un 4-1 estaría bien”. 

Pero estimó más bien el 5-1. Aunque a él, claro, le gustaría “carro completo” para Morena. Sin embargo, los números son cerrados e inestables en aquellas dos entidades, con más posibilidades para este partido en Durango, pero adversas en Aguascalientes.

Eso sí, en las otras cuatro entidades federativas no tiene la menor duda de que Morena arrasará en Oaxaca, Quintana Roo, Tamaulipas e Hidalgo. Tal como lo han reflejado las últimas encuestas.

Incluso, en el caso de Hidalgo, prácticamente igual como lo pronosticó el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira ValdezGanará Morena con Julio Menchaca Salazar, no la priista Carolina Viggiano, esposa de Rubén Moreira Valdez.

Obvio, Humberto Moreira ya no milita en el Revolucionario Institucional (PRI), aquél partido el cual un día dirigió a nivel nacional; el mismo partido donde a pesar de su debacle electoral, sus principales cuadros políticos siguen haciendo y deshaciendo con el destino de las pequeñas demarcaciones geográficas donde aun gobiernan.

Incluso, haciendo y deshaciendo a través de controlar Congresos Locales como segunda fuerza cameral como, por ejemplo, en Oaxaca, donde si el PRI pierde, buscará maniatar al ganador mediante “acciones” legislativas.

Por eso, el candidato común del PRI-PRD en Oaxaca, Alejandro Avilés Álvarez, anda imparable buscando el crecimiento del Revolucionario Institucional con miras a las elecciones concurrentes de 2024 en que se renovará el Congreso Local, además de llevarse a cabo la sucesión presidencial en la cual pretende competir el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, no para ganar, sino para regatear candidaturas sobre el resto de cargos populares.

Es pronóstico de círculos priistas.

Ahora, imagínense si hasta un personaje como Humberto Moreira ve con recelo al PRI, ‘contimás’ la ciudadanía no solamente de Hidalgo, sino de cualquier demarcación electoral gobernada por cuadros priistas, con sus honrosas excepciones porque sí existen hombres y mujeres formados en el PRI considerados buenos cuadros políticos y buenas personas.

Correo: rosyrama@hotmail.com