Hugo

0
96

En grupo, todos los incondicionales a AMLO salieron a defender a Hubo Lopez-Gatell porque se fue de vacaciones a las playas oaxaqueñas. “Tiene derecho a descansar”, “su trabajo es muy absorbente” y una cadena de frases usadas que exhibieron para justificar la pésima conducta del subsecretario.

Argumento: en este momento, a contracorriente de las trivialidades del gobierno federal, sin apoyos y con condiciones adversas, muchos médicos se han expuesto día y noche al contagio de coronavirus por cumplir con su trabajo y misión. Hay miles de héroes anónimos con estetoscopio que han dado muestras de grandeza y dignidad. No ponen condiciones y si mucho riesgo. México registra el mayor número de muertos en el sector salud en el mundo y eso no es halagador, es una vergüenza.

El subsecretario tiene la obligación legal y moral de dar resultados y no de vacacionar en etapa de emergencia y crisis, los derechos y privilegios se ganan. Además, este burócrata se niega, cómo su patrón, a usar el cubrebocas. No respeta a nadie ni a él mismo. Todos sabemos que antes de la vacuna el cubrebocas es un preventivo que puede salvar la vida.

Sin tenerlo confirmado pero es seguro que este individuo por estar donde está ya se vacunó con una de la ridícula cifra de tres mil vacunas que llegaron a nuestro país. Y eso se llama influyentismo además de soberbia al pasearse en aeroplanos sin cumplir con los protocolos sanitarios y las exigencias de las aerolíneas. Otro punto.

No guarda la sana distancia y se le observa en una playa pública. ¿Pues que no el gobierno lanzó una campaña de “quédate en casa” o eso sólo funciona para quienes no tienen recursos económicos para viajar a Zipolite?

Antes de tener el derecho a vacacionar el subsecretario tiene la OBLIGACION de cumplir con las normas además de respetar los protocolos sanitarios que se están exigiendo en el mundo entero para frenar a la pandemia. México para la Organización Mundial de la Salud ya es un foco de infección y en algunas localidades de Estados Unidos lanzan advertencias para no llegar a suelo mexicano, pero aquí no miden las cosas como la alerta roja nuevamente impuesta en Gran Bretaña o en España.

Ahí las sanciones son severas para todos aquel que circule sin adoptar los reglamentos impuestos a todos los demás, los tratan con medidas similares a un criminal.. Nadie tiene el privilegio de contaminar a un semejante sólo por sentirse superior o creer que su irresponsabilidad está protegida por la nómina del gobierno. 128 mil muertos no han sido suficientes como para que el subsecretario entre en conciencia de la gravedad del asunto y evite irse a asolear a un centro turístico.

Hay personajes en este momento como el reconocido Manuel Jiménez Guzmán que hospitalizado responde a tratamientos médicos para salvar la vida por coronavirus. Manuel también tiene derecho a vacacionar pero primero a evitar morir. Hugo López-Gatell no ha brillado particularmente por ofrecer datos ciertos y mucho menos como un expositor creíble. He escrito y sigo sosteniendo que perdió toda respetabilidad en el momento en que sólo aparentó quedar bien con el presidente e inicio una tentativa por jugar a la política. Cuando por razones de especialidad o profesión uno está obligado a rescatar vidas se la juega hasta el final.

Cuando uno asume un cargo que ilustra la fuerza e integridad de un gobierno se mantiene firme mostrando escrúpulos y conductas sensatas. Pero cuando uno es hombre de verdad, no se anda paseando encima de tanto muerto.

Conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV canal 34.2