Arde Tabasco por campañas anticipadas  

0
276

Los viajes de fin de semana del gobernador Carlos Manuel Merino Campos a los actos públicos que encabeza del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, en su condición de precandidato presidencial de Morena, parecen marcar la situación de intensas campañas políticas que vive Tabasco, la tierra del mandatario Andrés Manuel López Obrador.

Este sábado el encargado de la política interna del país visitó Guadalajara para participar en la conferencia La importancia de Jalisco y su relación con el Gobierno federal, la cual duró apenas unos 10 minutos; ahí, más bien, el número dos del gabinete federal realizó actividades partidistas.

“(…) Yo creo que en dos años y meses la transformación, el cambio, la reconciliación del nuevo Jalisco tendrá que construirse con un mejor Jalisco para todos”, dijo López Hernández.

A ese evento, en el que el titular de Segob aseguró que el gobierno de esa entidad “se ha dedicado a dividir”, acudió el mandatario tabasqueño Merino Campos, lo cual, para muchos aspirantes, parece ser la pauta para meterse de lleno a las campañas políticas.

En la entidad natal de López Obrador hay por lo menos una docena de interesados en la candidatura vinotinto a la gubernatura, un proceso que enciende los ánimos porque prácticamente la oposición no existe en la entidad y el que se haga de la nominación ya tiene en la bolsa la titularidad del Ejecutivo.

El caso que ilustra de manera cruda lo adelantado de la jornada que oficialmente debería darse en 2024 es la abierta campaña de Javier May Rodríguez, director del Fondo Nacional para el Fomento al Turismo (Fonatur).

Como responsable de la construcción de Tren Maya, el ex secretario del Bienestar federal debería concentrarse en los trabajos realizados en la toda región, principalmente en Campeche y Quintana Roo, que es donde existe oposición a una de las obras emblemáticas de la llamada Cuarta transformación.

Pero no. May está más dedicado a su proselitismo en Tabasco, formando comités municipales con la estructura del programa Sembrando Vida, mientras relega su función de resolver las demandas de los pobladores que están en contra de la deforestación de las zonas por donde van a montarse las vías del ferrocarril.

Funcionarios como la titular de la Secretaría para el Desarrollo Energético de Tabasco, Sheila Cadena Nieto, se han involucrado de lleno en la causa de quien se considera el hombre del presidente en su tierra.

De la misma manera presidentes municipales, como la de Cárdenas, María Esther Zapata, son acusados de poner a disposición el erario para la precampaña del funcionario federal.

Puede asegurarse que, de pronto, el Gobierno estatal no se ve funcionar: las actividades partidistas de los servidores públicos opacan la función pública.

En más de una ocasión el gobernador Merino Campos ha defendido su derecho ciudadano de asistir los fines de semana a los actos que encabeza Adán Augusto, con el argumento de que la Constitución no le prohíbe participar en política mientras no lo haga en días hábiles.

Una estampa más del activismo político son las cabalgatas que desde hace algún tiempo se empezaron a realizar. No hay fin de semana que no se junten contingentes de hombres a caballo a cuyo frente marcha un interesado en la Quinta Grijalva.

El tema ha alimentado el morbo en las redes sociales: abundan los memes para ridiculizar a los políticos de ciudad que se disfrazan de vaqueros, pero que se nota que no son hombres de campo.

El más criticado ha sido el diputado plurinominal Oscar Cantón Zetina, quien después de encabezar hace unos días a un numeroso grupo de jinetes, tapizó las redes sociales con fotos del evento en las que “ciudadanos espontáneos” se pronuncian por él para gobernador en 2024.

Cantón, que ya buscó la gubernatura por el PRI, el PRD, el PVEM y en la modalidad de candidato ciudadano, fue criticado porque rifó entre los asistentes un potrillo escuálido y con visible estado de maltrato animal.

La fiesta proselitista incluyó el sorteo de sillas de montar y otros enseres domésticos, que, de acuerdo con las leyes electorales, debería contabilizarse al partido del presidente como gastos anticipados de campaña, pero con AMLOAdán Augusto y Merino Campos haciendo proselitismo, difícilmente se podrá castigar a quien transgreda la norma.

@RodulfoReyes