Encono contra WhatsApp

0
344

Los inminentes cambios en la política de privacidad de WhatsApp -para el próximo 8 de febrero- han abierto nuevamente el debate de qué hace Mark Zuckerberg con la base de datos, ¿hasta qué punto los de su compañía leen lo  que se comparte?  Y, ¿qué tan vulnerable es la vida de las personas y sus documentos financieros?

¿Qué pasará el próximo 8 de febrero? Los usuarios de WhatsApp que den “aceptar” permitirán que su información sea distribuida con Facebook para los fines que la empresa convenga.

“WhatsApp  se reservará el derecho de compartir los datos que recopila sobre usted con la red más amplia de Facebook, que incluye Instagram, independientemente de si tiene cuentas o perfiles allí. Gran parte de la política, que trata sobre la monetización de WhatsApp, está ampliamente en línea con lo que vino antes, pero ahora establece claramente que WhatsApp recibe información y comparte información con las otras empresas de Facebook”.

Cabe mencionar que la opción de “compartir datos” ha estado presente desde hace años como un instrumento opcional que  desde el  próximo 8 de febrero será “obligatoria”; las personas que no acepten las nuevas condiciones  no podrán  acceder más.

¿De qué datos se tratan? Cada vez que  utilicen la app  compartirán con Facebook tanto su nombre, su lista de contactos, como su ubicación, la información financiera que tengan, los datos de uso, la dirección de  IP así como el número telefónico y marca y modelo del dispositivo; la empresa insiste en que el cifrado de los mensajes compartidos entre, uno y otro usuario o varios dentro de un grupo, no pueden ser leídos por alguien externo.

Hay mucha irritación entre los usuarios de este servicio de mensajería, unos creen que habrá una violación directa de su intimidad y otros, lo ven en términos de merchandising y marketing.

En octubre de 2014, Zuckerberg compró WhatsApp por 21 mil 800 millones de dólares, a su fundador Jan Koum le otorgó 2 mil millones de dólares en acciones  y le pidió continuar al frente de la red de mensajería además con un sueldo simbólico de  un dólar.

Pues bien llegó la hora de rentabilizar la inversión, Zuckerberg quiere facilitarle a las empresas de publicidad llegar a sus clientes de forma más rápida y captar los intereses de más público, potenciales consumidores que están en WhatsApp así como en Instagram y por supuesto, Facebook que ya el tercer trimestre del año pasado reportó 21 mil 500 millones de dólares en ingresos por publicidad.

A COLACIÓN

WhatsApp Messenger es una aplicación de mensajería instantánea que permite enviar y recibir mensajes, compartir imágenes, audios, videos y hacer llamadas y videollamadas nacionales e internacionales.

Desde que inició 2021, las descargas en dicha app han descendido un 11%, la fuga de usuarios descontentos por la operación de los nuevos cambios a partir del 8 de febrero ha contribuido a incrementar el número de descargas de otras aplicaciones de mensajería.

Tal es el caso de Telegram que en solo tres días consiguió 25 millones de nuevos usuarios y ya sobrepasa los más de 500 millones de usuarios mensuales; de acuerdo con información de la propia compañía que gestiona la app, los nuevos usuarios obtenidos un 38% son de Asia,  27% de Europa, 21% de América Latina y un 8% de Medio Oriente y norte de África.

La otra beneficiaria es Signal con una “expansión vertical” que en la segunda semana de enero reportó un incremento de 17.8 millones de usuarios que descargaron dicha aplicación.

Empresarios como Elon Musk, dueño de Tesla, recomendó pasarse a Signal desde su cuenta de Twitter; así es que sucederá  una migración interesante desde WhatsApp a otras aplicaciones que vivirán un boom considerable.

Ante la pregunta de por qué en la UE los cambios en la política de privacidad del próximo 8 de febrero no afectarán a los  usuarios como en el resto del mundo, la respuesta radica en que prevalece el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)  que impide a Facebook distribuir los datos de WhatsApp con sus otras empresas para su propio interés.

Ahora bien, en Estados Unidos, WhatsApp lo que está informando es que quiere que “los usuarios comiencen a conectar su cuenta de Facebook Pay para pagar cosas en WhatsApp» y que a su vez “puedan chatear con amigos en otros productos de Facebook”.