Insisto

0
322

Mi colaboración de ayer despertó interés (gracias), pero controversia. Hay quienes se resisten a reconocer la fuerza, voluntad, unidad y grandeza de los estadounidenses. Creo les gana ese rencor emocional a los gringos.

Cuando se habla de que Obama fue y es reconocido como uno de los mejores presidentes de Estados Unidos los siempre inconformes buscan el golpeteo bajo, el navajazo y argumentan “pero fue el que más mexicanos deportó” y en cifras tienen razón, lo que no se atreven a expresar es que Obama estaba cumpliendo con su responsabilidad legal y moral ante su nación y nadie de los gritones mexicanos se atrevió mejor a preguntar “sí, Obama deportó a muchos mexicanos pero, ¿cuántos connacionales fueron expulsados por las torpezas y corrupción del gobierno mexicano?”

Pero los datos duros duelen, revisemos unas cuantas expresiones de Biden en su toma de protesta como presidente y si tenemos estatura e información comparémoslas con las ofertas discursivas que recibimos en las mañaneras desde su contenido, intención, forma, fondo y clase. Van las de Biden:

“Debemos restaurar el alma y asegurar el futuro de Norteamérica y eso exige mucho más que palabras, exige lo más efusivo en una democracia: unidad… unidos podremos luchar contra los enemigos, estos son, el enojo, resentimiento, odio, extremismo, ausencia de ley, violencia, enfermedades, desempleo y desesperanza… dejar de gritar la entre nosotros baja la temperatura porque sin unidad no hay paz, sólo amargura y furia, no hay progreso sólo una ira agotadora, no hay nación, sólo una situación de caos… empezamos a escucharnos unos a otros, todos, a oírnos unos a otros, todos, a vernos unos a otros, todos, a respetarnos unos a otros, todos… cualquier diferencia no puede ser causa de una guerra total…a los que no me apoyaron déjenme decirles esto: deben escucharme conforme vayamos avanzando, tomen la medida de mi y de mi corazón y si aún así están en desacuerdo o hay problema, esa es la democracia…

las últimas semanas nos dieron una gran lección, muy dolorosa, nos enseñaron qué hay verdad y mentiras, mentiras dichas para ganar poder y utilidades personales, la solución no está en competencias facciosas, en desconocer a los que no se parecen a ti, que no piensan como tú…si abrimos nuestros corazones, si mostramos algo de humildad y tolerancia, si nos pone os en los zapatos de otro cambiaremos…no podemos enfrentar a lo rural con lo urbano ni a los liberales con los conservadores…vamos a reparar nuestras alianzas para involucrarnos una vez más con el mundo…”

¡Caray! Como me gustaría escuchar uno sólo uno de estos pronunciamientos en mi patria pero me llevé una sorpresa, en su jornada de diapositivas de las mañaneras, AMLO, nos dio lecciones en esta ocasión de historia internacional y nos mostró que uno de los presidentes de Estados Unidos no se llama Bill o William Clinton, para el gobierno de la 4aT es George Clinton. Y para que abundar más, entre líneas está dicho todo, creo que mejor hubiéramos visto más episodios de Don Gato.

Conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV canal 34.2