Edomex 2023: la pésima imagen de Del Moral y otros resbalones priistas

0
360

Mientras vemos si procede perseguir al exgobernador mexiquense Peña Nieto por esos millones que van y vienen en las cuentas de Collado, cantidades que no responden a su sueldo de gobernador; y persisten los gastos de Montiel en Europa que tampoco responden a lo devengado como gobernador, la candidata del PRI en Edomex, Del Moral, no solo no repunta en las encuestas tras de un debate tan parcial y deslucido para su nombre, su estampa y su partido, pues fue un triplete de goleada que solo enlodó más al PRI y sus impresentables aliados en la campaña mexiquense a la gubernatura; y cabe preguntarnos ¿cuánto dinero ha desfalcado el PRI en Edomex? Ufffff. Y que no lo olviden los priistas. Está en escrutinio su desempeño y el de Del Mazo, y aunque oculten referirse a los tres temas –dineros desfalcados, Del Mazo e inoperancia priista–  no impedirán aludirlos. Triada que invita a negarles el voto.

Los priistas en su campaña negra contra Delfina Gómez no les ofende los desfalcos multimillonarios de exgobernadores priistas y tantos más de funcionarios priistas de siempre; ni les ofenden los dineros mexiquenses aparecidos en Andorra en tiempos de Del Mazo –cantidades apareciendo y despareciendo, extrañamente– o el atraso que representa de siempre el PRI en la entidad. No, eso no les preocupa. Cacarean que Palacio Nacional apoya a Delfina y se callan que apenas el 26 de abril se les tuvo que prohibir en sentencia dejar de entregar tarjetas rosas en plena veda electoral, un acto ilegal priista, o que tienen a su favor controlar el Tribunal electoral estatal y, desde luego, a los pasquines que de siempre han financiado en Edomex, aplaudidores del PRI-gobierno. Tienen la balanza amañadamente a su favor y los dados cargados. Que nadie lo olvide antes de dejarse embaucar por sus lágrimas de cocodrilo. Más Antorcha Popular y Antorcha Campesina como grupos de choque contra lo no priista. Más el voto corporativo de la burocracia estatal copada por el PRI. Desarmados no llegan a la elección estatal. Así que los priistas no se adornen de inocentes o de muy legales. ¿Les suena o dice algo eso de que Edomex es de los últimos bastiones priistas? Pues eso cuenta para cargar los dados tramposamente de forma inmoral hacia Del Moral. Y ronda la sombra del fraude para arrebatar un triunfo opositor. Solo el voto masivo impedirá que el PRI gane con estas ventajas indebidas.

Sí, 94 años de PRI ya han sido suficientes como para darle de nuevo el voto ante su ineficiencia y promesas siempre incumplidas; y Del Moral no abona a levantar una campaña tan perdida y de mal fario como la que encabeza, por ser pésima candidata y pésima opción. Pésima opción con un pésimo partido como el PRI, también y es no menos cierto que tiene pésima comunicación política que ejecuta desastrosa. No ha entendido que el conjunto invita a no darle el voto el 4 de junio. El PRI resulta no ser opción por estar en válido examen ciudadano. Y la soberbia priista no les deja entender algo tan sencillo.

No, no aplica el discurso priista trasnochado ni es atendible la máxima priista de que hablen bien o mal, pero que hablen. Pensarlo es de una mediocridad insultante. Muy priista. Es un error hablar mal y no edifica, antes hunde. Y como resulta imposible hablar bien del PRI, porque sencillamente es una pésima opción la que encabeza con Del Moral, ergo, es obligado desglosar el mensaje que envía, que es bastante malito. El PRI no es opción. Por principio de cuentas, la foto: esa violenta postura de Del Moral en aventar el antebrazo por delante, como golpe, es agresiva. ¿A empellones va la candidata y el PRI? Sí. Como ya le dijo a los priistas, desencajada, que hagan lo que saben hacer para ganar y eso solo es una de dos: o robarse las elecciones o el erario desviando fondos a la campaña, ergo, los empellones que sugiere la candidata en sus fotos, son normales y reprobables. Mal, desde luego, enviándose ese pésimo mensaje de persona violenta como el priismo.

“Unir es resolver” es una frase mal hilvanada, que se lee “unir es revolver” a la distancia y es así viniendo del PRI. Viendo como junta a PAN y PRD sin pies ni cabeza, es entendible y como revuelven propuestas con soluciones vanas, también; es lógico que la campaña carezca de un eje vector y de discurso propositivo aterrizado. Puras vaguedades tiene. Normal. No puede ofrecer nada, pues el PRI todo lo ha incumplido y, anda ya, Del Moral asegura que ella cumplirá, que nos da su palabra.  ¿Qué ella nos da su palabra? la palabra del PRI en Edomex y México hace décadas que no vale, que está tan devaluada que no merece ser tomada en cuenta. Los electores mexiquenses lo saben y lo saben bien.

Ya contábamos que las pancartas panistas son azules con su foto. Por favor, la priista es priista, su logo es el PRI y no es azul. Ponerla azul y con el logo PAN es mentirle a los electores. El PRI sí miente. Y el PAN. Claro que sí lo hace tratando de confundir a la opinión pública. Alejandra Del Moral es priista y si le das el voto estás votando PRI antes que nada. En los spots panistas apenas si la dejan hablar. Como si no fuera su candidata. En otras pancartas a Del Moral nos la ponen rosa. ¿En serio? Qué pifia. Se le llena la boca apoyando mujeres y lanza la frase apabullante: “si tocan a una, es a todas”. Anda, ya. ¿En el Estado de México, donde la candidata rosa Del Moral no critica al PRI y su desempeño ni a Del Mazo y su grisura e incapacidad, siendo Edomex el primer lugar sostenido en feminicidios y siempre gobernado por el PRI? Sus palabras son un insulto a las desparecidas y a las asesinadas en el priista Edomex y sus palabras son una suerte de usurpación de las luchas en pro de las mujeres. No darle el voto el 4 de junio es un acto de dignidad, de repudio a la inoperancia priista y de reclamo por tratar de apropiarse el voto feminista o, simplemente, en poder de las mujeres. Su partido no es el mejor ejemplo de defensa de la vida de las mujeres. Por último, el fraseo: no invita a votar por ella. Del Moral sigue perdida en el espacio. No extraña que no mejore en las encuestas. Plantea que no es una elección por elegir a la que cae mejor. Qué absurda. ¿Dónde, a quién ha oído decir esa tontería? A la gente del Edomex le preocupan los asaltos, la carestía, la alerta rosa, la incapacidad notable, manifiesta e inocultable del gobierno estatal priista. Suena frívola con esas expresiones, tan carente de propuestas. A las escasas que tiene  suma la frivolidad de su dicho.

Lo dicho: no es una buena candidata, Del Moral es pésima opción y un pésimo partido la sostiene. Si un aliado como el PAN consciente sostener la pobredumbre priista a costa de lo que sea, traicionando sus valores y si no puede poner el logo PRI grande, clarito, que se vea y no ocultándolo, pintándola de azul a Del Moral para fingir que es panista y no avergonzándose de ponerle logo PRI, entonces no es valiente. Se entiende que se avergüencen, pero según dice esa campaña, son valientes y no lo son. Es una idea muy torcida esa valentía que calla el logo del PRI junto al nombre Alejandra del Moral. Ante tanta insistencia discursiva y tanta carencia de rótulo e identidad, es una invitación a no votar por algo tan desdibujado como la candidata priista del Edomex, aunque la llamen “Ale”.

Cabe una acotación: ¿podrían ponerse de acuerdo los corifeos priistas? Del Moral desestima las encuestas. Se entiende, va 20 puntos abajo, promedio. Sin embargo, su correligionario en Coahuila se ufana de ir arriba y dice que sí sirven, pues dibujan una realidad. Los medios contra Morena, replican las palabras del coahuilense y alaban las de Del Moral.  ¿Se pueden poner de acuerdo en el PRI y no dar dos discursos tan encontrados y contradictorios? No cabe duda de que solo reflejan a un partido escurridizo y tramposillo que interpreta a conveniencia una realidad. Eso no está bien y merece remarcarse como el error garrafal que es. Las encuestas en Edomex sirven y reflejan que va perdiendo la priista.

Ya es hora de un cambio en Edomex y ese no es votar PRI. Solo teclear “Estado de México” “corrupción” y las notas arrojan en los últimos 30 años ser el estado más corrupto y en los primeros lugares. Siempre ha desgobernado el PRI ahí y Del Moral es PRI, representa esa continuidad que ha hundido a Edomex. Es inaceptable elegirla para preservar esa podrida continuidad.

Post Scriptum 1: No, si no hay información, no procede especular. Es mentira que corresponda. Los medios opositores a López sí han deseado su muerte, tanto como sus voces. Algunas hasta han convocado a golpe de Estado. Eso es lo que las ha hundido en credibilidad y preferencia del público que las abandona.  La nota era sencilla: el presidente tiene COVID-19. Punto.  Sus deseos de postrarlo, de insinuar su muerte, desearla o, al menos, su renuncia, son locuacidades y mendacidades que resultan inadmisibles. Lo han hecho antes y no merece el esfuerzo de siquiera negarlo, tratando de lavarles la cara a quienes lo han hecho por irresponsables, como quien lo intente. Y como me enseñó un periodista hace años: si no te consta algo, te callas.

Post Scriptum 2: Qué patéticos los gritos del desacreditado exsecretario de Economía priista Ildefonso Guajardo con micro en mano diciendo a morenistas “no entienden”. Vaya, el sabiondo que supone que sí. Pues no, señor Guajardo: y tome nota: la Sheinbaum mostró músculo con el concierto de Rosalía. Observe el apoyo de juventudes. A usted, un “presidenciable” lo apoya quién, siquiera. Es otro el que no entiende ni se le espera.