Desde Guerrero.-Lecturas del cómo funciona ese “fanatismo” que puede llevar al terror

0
154
Sobre la mesa del think tank zumba una pregunta…que tendrían en común Luigi Lucheni, Gabrilo Princip, José de León Toral y Mario Aburto? y esa (duda sembrada) la vamos a responder a nuestra total satisfacción pero antes toquemos otros asuntos.

Jake Sullivan, asesor de la Casa Blanca tiene sobre su escritorio una buena cantidad de notas donde ha desarrollado algunas prospectivas, en la pestaña del folder se lee “what happens in the State de Guerrero/México?”.

Más allá de que el Asesor de Seguridad Nacional de Joe Biden intente actualizarse en ese “what happens in México” y que para ello revise notas tomadas del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) y, al mismo tiempo conozca los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Urbana (ENSU), e incluso estudie el “cómo se verá en el 2024 la Inversión Extranjero Directa (Foreign Direct Investment -FDI) nosotros, dentro del think tank y antes de atacar el Quid de este patrullamiento, nos estamos deteniendo en un asunto muy doméstico, ello sin dejar de saber lo que Mr. Jake está regurgitando.

Seguiremos avanzando en este apunte pues es de gran importancia para nuestra Tanque de Ideas el entender cómo está razonando hoy el Gobierno de EEUU los tempos (…TEMPOS) de su surrealista y pintoresco vecino del sur.

Aunque ahora tenemos que regresar al cuestionario escrito en el primer párrafo del patrullaje; responderemos pues a la pregunta de “cuál es el tema en común entre los personajes enlístados?”

Para nuestra buena suerte encontramos la respuesta… “!todos los de aquella lista de nombres eran fanáticos políticos radicales!”.

En 1898 Luigi Lucheni clavó un estilete en el abdomen de Sissi. El fanático anarquista asesinó a la Emperatriz de Baviera e incluso ella, cuando vio el rostro que tropezaba enfrente le preguntó…no se lastimó joven?

En lo que toca al perfil de Gabrilo Princip, este anarquista Serbio/Bosnio hirió de muerte (1914) a Francisco Fernando y a su esposa Sofia Chotek; con eso se provocó la Gran Guerra.

José de La León Toral en 1928 disparó en la cabeza del entonces precandidato a la Presidencia de México Álvaro Obregón. El fanático religioso no le importó el que, de sobrevivir al atentado por él perpetrado, sería objeto de las más terribles torturas, al fin “fantástico”.

Y si, Mario Aburto, dejó muy claro en sus “notas” que además de desquiciado él funcionaba como un anarquista crudo. El asesino de Luis Donaldo Colosio al igual que Lucheni, Princip y León Toral estaba respondido a impulsos de un anarquismo demente. Otro giro al tornillo.

En los teatros del ANÁLISIS, cuando el perfilador de riesgos (oficio al que nos dedicamos quienes estamos en este Think Tank) quiere usar el overol se agarra de una proyección basada en datos aberrantes, aislados y fuera del patrón normal, entonces proyectamos eventos que al presentarse son de un impacto extremo y, desde que ese ocurre nos engañamos pensando que eso es explicable y hasta predecible.

Ejemplo. Si hace 20 años algún analista hubiera pronosticado que el multimillonario y excéntrico Donald Trump llegaría a la Presidencia de EEUU posiblemente sería tildado de desfachatado. O.

Si en 1990 algún escritor de novelas de espías creara una historia donde fanáticos musulmanes se inmolaran siguiendo las tácticas de kamikaze contra el World Trade Center (NY) a ese novelista lo tacharían de “pluma desquiciada. Ah

Pero cuando ambos eventos se presentaron los “analistas” que antes etiquetaban de “locos” a los perfiladores de esos “riesgos” y entonces presentaron a esos @eventos” como algo -explicable y hasta predecible (lea la obre de Nassim Taleb “el Cisne Negro)

Es decir, tenemos que estudiar hoy en este revuelto México el “impacto de lo altamente improbable”… !y eso justamente es lo que está haciendo el Gobierno de los EE.UU.

Cierro. En México existen situaciones que dan espacio a presentar y exponer en cajones de arena actos, que, aunque son difíciles de asegurar se pueden presentar, y también se pueden trazar en un pintarron y, lo aberrante, ya sucedido algún genio del análisis lo puede presumir como “algo que se veía venir”. De hecho, cada uno de los magnicidios acá comentados en algún momento fueron “cisnes negros” …espero haber provocado a quienes están en la Riviera de la mesa.

Último patrullaje.- la disección en proceso del “caso Ayotzinapa” abrirá tres agendas más, y si, seguimos peinando las ancas del Prieto azabache a contrapelo.

1.- como se debe estudiar el asunto de la alumnocracia?

2.- del (válido) involucramiento de el Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan” que ayudó o trastocó el estado de Derecho?

3.- entendemos que “el gran perdedor será Alejandro Encinas.

Balazo al aire .- alguien lo tenia que decir.

Greguería.- los presos ven la vida a la parrilla.

Oximoron estridente silencio.

Haiku.- Y estiro mi brazo

hasta tocarte.

              Tenerte y, amarte