¿Los vacunan o los fichan para ubicar electores?

0
92

Cuál es la razón para fotografiar y solicitar copia de la credencial de elector a las personas adultas mayores para tener derecho a ser vacunados contra Covid-19.

Autoridades del gobierno federal argumentan que la credencial contiene la clave Curp. Entonces mejor soliciten copia de este documento. Es más, en el caso de personas de la tercera edad bastaría con presentar el acta de nacimiento y punto, ni siquiera algún documento de identificación.

¿O no permitirán vacunar a quien no lleve la credencial para votar con fotografía? ¿O a quien no permita fotografiarse? ¿O es que el gobierno desconfía hasta de sus propios servidores de la nación tomando como prueba de la vacunación tales documentos?

En época electoral, todo huele a estrategias para asegurar votos. Eso de pedir copia de la credencial de elector y el número de teléfono, suena a redes o cadenas de votantes; de esas que suelen hacer los partidos políticos para persuadir a los electores vía llamadas telefónicas a veces ofreciendo un sinnúmero de beneficios o dádivas.

Los números telefónicos en ocasiones representan bases de datos para enviar mensajes de texto con la oferta de campaña de partidos políticos o para enviar mensajes en contra del adversario, campañas negras pues.

La vacunación parece ficheo con el ánimo de asegurar votos. Lástima que en la Ley General en Materia de Delitos Electorales no existe un tipo penal exactamente aplicable a conductas relacionadas con vacunación.

Ya que si empiezan a pedir el documento conocido como “INE” sin devolverlo, podría configurarse el delito de “recoger en cualquier tiempo, sin causa prevista por la ley, una o más credenciales para votar de los ciudadanos”.

Podría, porque es necesario cumplir con los principios de legalidad en materia penal. Los delitos electorales son tan difíciles de probar; a veces basta con que no cuadre el sujeto activo para que no haya delito.

En fin, de cualquier modo no se justifica pedir la credencial para votar con fotografía para tener derecho a la vacuna.

De hecho, Amnistía Internacional (AI) hace algunos días denunció que el registro en línea habilitado por el gobierno mexicano, con el fin de inscribir a mayores de 60 años para la vacunación contra el Covid-19, “excluye a importantes sectores de la población” por requerir la Clave Única de Registro de Población (CURP).

La vacuna de Covid-19 no debería ser supeditada a un documento de identidad del que adolece el Estado mexicano y que se ha suplido de manera discrecional con la credencial del Instituto Nacional Electoral (INE), pasaporte y, en este caso, la CURP… (El requisito) excluye a una gran parte de la población que no cuenta con este documento, y por lo tanto pone en riesgo la salud pública”, advirtió.

Ahora, fotografiar a los beneficiarios de la vacuna ¿para qué? Viola derechos humanos y pone en riesgo la seguridad de las personas. El gobierno nunca ha sido confiable en el manejo de datos y documentos; se usan en espionaje, electoralmente o terminan en manos de organizaciones criminales.

¿LA VACUNA A MAESTROS?

Totalmente de acuerdo en la vacunación prioritaria al personal médico y a las personas de la tercera edad. Sin embargo, la aplicación solo a quienes sirven a instituciones públicas y quienes viven en zonas rurales alejadas, respectivamente, es selectiva y discriminatoria.

Y como harto se ha dicho ya, presupone una estrategia electoral para asegurar votos de los pobres, en el caso de la vacunación a los adultos mayores.

Las personas de la tercera edad de zonas urbanas que recen para no contagiarse hasta marzo que les sea aplicada la primera dosis, si bien les va… ah, y si tienen INE.

Luego deberían seguir los niños, niñas y jóvenes. Pero no.

Dice el presidente Andrés Manuel López Obrador que después de las personas de la tercera edad, siguen los maestros de zonas en semáforo verde. Ups.

Según para garantizar el regreso a clases. ¿Y los estudiantes cuándo? ¿Ellos que se mueran?

Vacunar a maestros y maestras suena a estrategia electoral, sobre todo si la aplicación se hace solo a los sindicalizados proclives a la Cuarta Transformación.

Hay entidades federativas donde las secciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) llevaron al triunfo a Morena en las elecciones 2018, aun cuando públicamente negaron el voto corporativo, pero el proselitismo fue obvio.

¿Esa es la razón para incluir a maestros como prioridad en la vacunación?

¿Pasará lo mismo que con el personal médico, del cual se excluyó a médicos particulares?

***

Correo: rosyrama@hotmail.com