Morena: enemigo en casa

0
82

El equipo de Jesús Alí de la Torre ha logrado que el círculo rojo de Tabasco opine que Yolanda Osuna Huerta carece de potencial para contender por Morena a la presidencia municipal de Centro, al grado de que políticos experimentados están planteando como hipótesis de trabajo sustituir a la exsecretaria de Cultura. 

Todo comenzó el 31 de enero pasado que el dos veces ex abanderado a la gubernatura se registró como aspirante a la candidatura vinotinto a la alcaldía capitalina. 

“A partir de ahora me abstendré de usar mis redes sociales respetando los tiempos electorales”, apuntó el expriísta en Twitter. 

A partir de entonces su equipo arrancó una tramposa campaña mediática para desmerecer a Osuna, y un colaborador suyo comenzó a “levantar encuestas” desde un portal de internet patito, apoyándose en espacios de opinión para difundir esos “estudios” en los que Alí aparece con más del 60 por ciento de aprobación y Yolanda Osuna apenas con 12. 

Sin la metodología de la demotecnia, el sondeo cibernético fue alterado y se presentó en medios afines como una “prueba” que el expriísta es “la mejor opción” para que Morena mantenga la comuna de Villahermosa. 

Al mismo tiempo se comenzó a inflar al exgobernador Andrés Granier Melo como la “mejor carta” del PRI para el ayuntamiento villahermosino, a fin de diseminar la idea de que, ante la “grandeza” del papá de Fabián Granier Calles, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador estaba en la “necesidad” de sustituir a Osuna por Alí. 

Esta columna está en condiciones de informar que no es cierto que Alí sea el cuadro que prefiere la militancia morenista: de acuerdo con encuestas enfocadas a los correligionarios y seguidores de AMLO, los mejor calificados son el diputado federal Manuel Rodríguez GonzálezMario Llergo y Jorge Bracamontes Hernández. 

Esto significa que si la militancia decidiera, no la nomenclatura, tampoco Alí sería el indicado. 

La ecuación cambia cuando la pregunta se abre a la sociedad en general: ya no solo priva el sentir de las bases del partido de izquierda y ahí surgen las posibilidades para un cuadro identificado con las clases media y alta.  

La gente de Alí no solo propaló “encuestas” que ubican como desconocida a Osuna, sino que también corrió la versión de que sería reemplazada por él.  

A continuación un comentario enviado a este reportero por el exdirigente estatal de un partido importante, un político con mucha experiencia:   

Rodulfo, he seguido de cerca tus análisis de Centro, pero hay una variable que (debes) destacar y que quizá vale la pena analizar. 

“Me parece que (de) la disyuntiva de Morena entre Yolanda Osuna, que no se le ve potencial electoral, y la ambición sin límites de Jesús Alí, puede surgir una vieja opción que siempre ha estado en el imaginario de la capital, que es la postulación de Enrique Priego Oropeza, el presidente del TSJ. 

“Todo va a depender de los números que traigan las mediciones de Morena con el químico (Granier) en competencia o sin él, pero no deseches esa posibilidad (…)”. 

Como puede entresacarse de la opinión del citado político, la estrategia de Alí de ningunear a Osuna ya hizo tierra en la cosa pública choca. 

 

PARA SU INFORMACIÓN… 

LA ENTREVISTA RADIOFÓNICA que concedió ayer el exgobernador Manuel Andrade Díaz potenciará la inconformidad en las bases del PRI, en las que ya hay la percepción de que el presidente del CEN, Alejandro Moreno Cárdenas, quiere que su partido pierda en Tabasco a cambio de Campeche.