No aprendemos

0
63

Con incredulidad y asombro escuché las palabras de amlo para referirse a Bolivia, al presidente Luis Arce Catacora y en especial a Evo Morales. Sabemos que la disposición de asilar y nombrar ciudadano distinguido a Morales incómodo a varios sectores y a otros gobiernos, especialmente a Estados Unidos. amlo dispuso de aeronaves militares mexicanas para proteger a Morales mientras otras naciones “hermanas” le cerraban su espacio aéreo como persona non grata. El interés mexicano de acercarse a Bolivia corresponde más a una posición ideológica/política que a beneficios tangibles para los mexicanos. El Foro de São Paulo hermana al populismo de izquierda.

Evo Morales ha quedado en la orfandad histórica aunque amlo pretenda convertirlo de mártir y víctima a héroe y prócer. Nuestro mandatario llena sus espacios recordando regímenes autoritarios y dictaduras. Llamó al extranjero Arce “amigo, compañero, hermano y fruto de un movimiento indígena popular” expresiones no otorgadas a Joe Biden cuando éste representa el mejor proyecto comercial, educativo, económico y migratorio para nuestro país.

A Biden lo relegó, a Evo Morales le ofreció las llaves de la CDMX. Mexico necesita, esta o ligado a ligarse, a comprometerse, a llegar a acuerdos con naciones pujantes, líderes en tecnología , en alimentos, en reservas energéticas, en educación. No debemos menospreciar a nadie pero nuestro futuro no està anclado ni con Bolivia ni con Venezuela. Ellos han experimentado enfrentamientos gravísimos en su territorio, pero también, junto con Cuba, se han dado a la tarea de exportar revoluciones, guerrillas y droga. amlo habla de acoso y polarización entre el pueblo boliviano, pero se le resbala revisar su conducta de enfrentamiento y confrontación que ha sostenido cotidianamente en nuestro país. AMLO habla del rompimiento del orden constitucional en Bolivia a unas horas de haber expresado que si no contaba con la aprobación legal y legislativa para sus reformas, promovería iniciativas para reformar a la Carta Magna.

México, antes, en los regímenes que AMLO tanto denosta, era un país ejemplo, “hermano mayor en Latinoamérica” , promotor de unidad y de cambios en la masa continental, anfitrión de consultas y diagnósticos de avanzada, mesa dispuesta a resolver controversias entre naciones. Hoy en esta administración, nuestro país es señalado como violento, nos ven como producto de narcotraficantes, nos niegan el visado para acceder a otros países por las equivocadas políticas en el tratamiento de la pandemia, nos cuestionan por las obsoletas prácticas para generar energía…pero nos acercamos a Bolivia para decirle a Estados Unidos, Canada, Francia, Alemania, Dinamarca, Reino Unido…como se hace y practica la democracia, como se eliminan dictaduras, como se llega a la hermandad entre naciones. Bolivia cómo pueblo lleva nuestro ADN, somos producto de las mismas raíces y del pasado. Los gobernantes han opacado, han enturbiado el futuro con consignas, declaraciones, estribillos y manifiestos retrógrados.

No es necesario reunirse en pandilla para hablar mal de otros y usar “al imperio”, a “los conservadores” e incluso a los empresarios como ejes del mal. Que no se le olvide a amlo que muchas naciones del cono sur han vivido dictaduras pero también golpes de Estado debido a que el antes servil Ejército decide derrocar a esos, los gobernantes que se acaban hundiendo en su desprestigio, toman una aeronave y andan buscando pistas donde aterrizar para ganarse un asilo.

Conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV canal 34.2