Paridad sin Violencia Política para las Elecciones 2021

0
244

El discurso feminista de Kamala Harris «Soy la primera mujer en el puesto, pero no seré la última, porque cada niña que nos mira hoy, ve que este es un país de posibilidades», es sin duda un mensaje dirigido de la primera vicepresidenta en la historia de USA, a las mujeres del mundo para recordarles que la democracia es el medio para romper las barreras del poder político patriarcal para alcanzar la igualdad de género.

El ascenso de Kamala Harris al poder, hoy nos muestra que sin mujeres no hay democracia, y que estamos en el momento histórico e ideal donde las mujeres representamos más que nunca un cambio global para lograr la democracia paritaria, y que ese cambio es el producto del movimiento feminista que ha obtenido desde el sufragio femenino hasta la paridad efectiva.

La ruta del empoderamiento político de las mujeres en México, también está en movimiento, desde 2019 que se aprobó la Reforma Constitucional Paritaria y en 2020 se realizaron los movimientos feministas del 8 y 9 de marzo l#Marcha8M y #UnDíaSinNosotras, y se aprobó la Reforma de Violencia Política de género, las mujeres seguimos avanzando.

El INE para el proceso electoral 2021, cumple con acciones afirmativas de la “paridad sin violencia política”, por lo que aprobó la Iniciativa 3 de 3 contra la violencia hacia las mujeres para emitir nuevos candados contra la violencia partidista, y los criterios de paridad para la postulación de Gubernaturas, donde ordena a los partidos políticos que 7 de las 15 gubernaturas serán para candidatas mujeres.

La ruta feminista del proceso electoral 2021, está enfocada a romper las múltiples barreras de discriminación por motivos de género en la política, porque la violencia política contra las mujeres agrava las desigualdades de género en la esfera política y es el principal obstáculo para que las mujeres asuman roles de liderazgo y de poder. Es por ello que la elección 2021 está direccionada a una “paridad sin violencia política de género”

La paridad en las gubernaturas, no es un regalo para las mujeres, es la medida de justicia de género de la Reforma Constitucional Paritaria, los lineamientos de paridad del INE son medias eficaces para garantizar la igualdad de género en la política, por lo que la participación de las mujeres en los procesos electorales es un derecho. Los nuevos procesos electorales paritarios, tienen que ser avalados y acatados por los partidos políticos, para empoderar a candidatas exitosas a las gubernaturas.

Los consejeros y consejeras del INE, le apuestan a la paridad constitucional, los lineamientos de paridad para el proceso electoral 2021, cumplen con el mandato del artículo 41 constitucional del principio de paridad de género, esto se traduce que los criterios de paridad para las Gubernaturas representan el compromiso para una igualdad sustantiva en el ejercicio del poder.

Los partidos políticos, tienen que ajustarse a estas nuevas realidades del ejercicio de la paridad en el poder, y postular a más mujeres en cargos de elección popular y además de garantizar que estas mujeres no sufran violencia política durante el proceso electoral, la importancia del poder femenino significa el poder del voto de la mujer que representa el 52% del padrón electoral.

La paridad total es la solución para eliminar la violencia política en contra de las mujeres, lo anterior en el contexto que la paridad y la violencia política son realidades paralelas y simultaneas, “a mayor número de mujeres en el poder, mayor porcentaje de violencia política contra las mujeres en razón de género”.

La dinámica de la próxima contienda electoral 2021, se centrará en dos rubros “la paridad y la violencia política de género”, los derechos político electorales de las mujeres lograra cambios estructurales en las prácticas del ejercicio del poder. Transformar las reglas del juego de la política y de la democracia en México será un proceso largo y difícil, porque las mujeres enfrentaremos la desventaja, exclusión, violencia  y discriminación para conquistar la paridad política.

Con la aprobación de los lineamientos contra la violencia política de género del INE, los partidos políticos tienen la obligación de crear una ruta de operación política con enfoque de género y capacitar a la estructura partidista sobre la prevención y erradicación de violencia política de género, así como diseñar una “campaña contra la violencia política” para los candidatos y candidatas del instituto político.

Los partidos políticos, tienen que cumplir en materia de paridad y violencia para el proceso electoral 2021, esto significa postular en paridad de forma trasversal las candidaturas, así como  integrar una comisión especial para brindar atención a las víctimas de violencia política, emitir el formato bajo protesta de todos los candidatos en base de la Iniciativa 3 de 3 contra la violencia, aportar información al Registro Nacional de personas sancionadas en materia de violencia política, así como capacitar a todos los candidatos y candidatas en un taller de violencia política de género.

Entrar en acción de lograr la igualdad de género en la política, no solo es tarea de los partidos políticos y del INE, también es quehacer de las mujeres y colectivos feministas para apuntalar a más mujeres candidatas.

Como medida afirmativa las organizaciones feministas, convocamos a las mujeres a votar por las mujeres, representamos más del 52% de los votos en una elección democrática, por lo que en el próximo proceso electoral es vital que las mujeres le apostemos al voto que representa la paridad y la igualdad de derechos en la política.

Las elecciones 2021, representan el ensayo de un ejercicio político de igualdad de género, las próximas elecciones estimularan la participación de las mujeres en la política de diversas maneras, por lo que adoptar las medidas específicas para eliminar las barreras y los obstáculos de violencia política contra la mujer por parte de los partidos políticos dará certeza en las campañas electorales.

Las campañas políticas de género, serán la mejor medida para posicionar a las mujeres a cargos de elección popular, por lo que es primordial diseñar campañas electorales con enfoque de género para potencializar a las mujeres candidatas, generando estrategias que permitan una comunicación política donde se de mayor visibilidad a las capacidades de las mujeres en la política sin violencia.