Arbitrariedad

0
88

Una arbitrariedad más, ¿otra?, del gobierno de la 4aT que tiene la puntada de celebrar los primeros cien días del tercer año de gobierno. La CDMX y zona metropolitana amanecieron este jueves, a las cinco de la mañana, con un nuevo comportamiento en el espacio aéreo. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes del gobierno federal puso en operación el rediseño de los corredores aéreos de los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México y de Toluca, en el Estado de México.

La Dependencia detalló en un comunicado que este plan aéreo abonará también para mitigar, dicen, las demoras. Efecto adicional será la reducción del consumo de combustible y por lo tanto de emisión de gases tóxicos, así como un decremento en las interacciones y carga de trabajo para pilotos y controladores de tránsito aéreo. El director de Servicios a la Navegación del Espacio Aéreo Mexicano, Víctor Hernández, confirmo que la modificación del espacio aéreo en la Zona Metropolitana del Valle de México intervendrá en el cambio de 350 rutas en todo el país dando prioridad a las 15 más importantes, entre las que se encuentran las conexiones desde la Ciudad de México a Cancún, Monterrey, Guadalajara, Mérida y Tijuana.

Pero lo cierto es que estas modificaciones cumplen con el propósito presidencial de operar de manera simultánea las terminales del AICM, Toluca (AIT) y preliminarmente Santa Lucía (AISL). Es decir, todos los aviones que aterricen y despeguen en cualquiera de estos aeropuertos entrarían por alguno de los cuatro nuevos sectores. He cuestionado a comandantes de aeronaves y controladores aéreos y me indican que estas determinaciones han molestado tanto a líneas aéreas como a diferentes colonos fundamentalmente del sur, sur poniente de la CDMX. Argumentan que parte de las alcaldías de Tlalpan, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras y Coyoacán son ya una simulación de la Jardin Balbuena en donde los aviones planean a muy baja distancia de la superficie y con el riesgo de sobrevolar por una zona montañosa como es el Ajusco.

Es entonces necesario remarcan que mucho tiene que ver la operación de Santa Lucía con estas nuevas alternativas de vuelo cuando organismos internacionales han descalificado al aeropuerto Felipe Angeles por su evidente peligrosidad para algunos aeroplanos y sabiendo que el aeropuerto de Toluca, por su presión atmosférica no permite el aterrizaje y despegue de algunos aviones. Es tiempo de que el gobierno federal no deja en claro las acusaciones de corrupción en el aeropuerto de Texcoco, no se han girado ordenes de aprehensión contra nadie y sin embargo la construcción del Felipe Angeles continúa en debate y en entredicho.

Tendría que explicar Victor Hernández los riesgos que implica para zonas altamente pobladas el que los aviones ingresen por esa zona. Así que con refinerías o sin éstas la gasolina continúa en precio incrementándose, las rutas aéreas cambian sin que se termine la construcción de las pistas en Santa Lucía y se registra deforestación en la zona Maya a razón del trenecito turístico que los primeros privilegios los tendrán los favorecidos del gobierno que obtendrán menor plusvalía por sus terrenos. Así o más clarito.

Conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV a canal 34.2