La ingratitud de Morena

0
31

Porfirio Muñoz Ledo es un ícono de la izquierda mexicana, aun cuando en algún tiempo militó en el PRI, donde también dio batallas internas.

Con todos sus pecados, su polémico carácter, su ironía, Muñoz Ledo ha aportado a la construcción de esa izquierda que hoy está en la Presidencia de la República y, además, en prácticamente toda la geografía del país.

Y, sin embargo, Morena lo excluye de la lista de diputaciones federales por la vía de representación proporcional (conocidas también como plurinominales) en la llamada elección consecutiva que no es otra cosa que la reelección.

Su exclusión hiede a venganza de Mario Delgado Carrillo por la batalla interna de Porfirio cuando la elección de la dirigencia nacional de Morena, donde ambos eran aspirantes aventajándole Porfirio en la primera encuesta, lo cual lo llevó a descalificar la segunda encuesta y la designación final a favor de Mario.

¿Qué otra razón podría haber para excluir a Muñoz Ledo de la reelección en su curul en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión?

Solo que el mismo Presidente de la República y jefe político del morenismo nacional, Andrés Manuel López Obrador, haya ordenado descartar la candidatura de Porfirio, su amigo y compañero en la búsqueda de una izquierda en el poder.

Muñoz Ledo ha cuestionado iniciativas de ley y políticas presidenciales. Y eso no gusta a los encumbrados morenistas, ni a AMLO.

El silencio del López Obrador frente a la exclusión de Porfirio sería cien por ciento elocuente; no dejaría lugar a dudas de las razones para mandar a la banca a Muñoz Ledo, a menos de que le tengan reservado un lugar en el gabinete presidencial.

¡Qué ingratos son los partidos políticos, sin que Morena sea la excepción! Casi nunca premian a quienes han dejado su vida a favor del partido, de las convicciones ideológicas, de la construcción de la democracia y del país.

La exclusión de Muñoz Ledo no solo revela revancha, ingratitud, sino también división interna, la cual puede costarle a Morena tarde que temprano. Y así como en cuatro años se hizo del poder, así también puede autodestruirse en breve tiempo.

En fin, por lo pronto algunos militantes de Morena como Alfonso Ramírez Cuéllar, Lorena Villavicencio, Laura Pérez Segura y Nancy Yadira Santiago, solicitaron a la Comisión Nacional de Elecciones de este partido político incluir a Porfirio en la lista de candidaturas plurinominales.

“Nos causa gran preocupación el informe de que Porfirio Muñoz Ledo, compañero de gran trayectoria y excepcionales aportes al desarrollo del movimiento, no haya sido incluido en la lista de candidatos plurinominales a la Cámara de Diputados”, dijeron en la misiva dirigida al órgano interno morenista.

No obstante, a Mario Delgado parece no preocuparle.

HAY TIEMPO  

Si la cúpula morenista quisiera, tuviera voluntad, haría la sustitución correspondiente para incluir a Muñoz Ledo como candidato a diputado federal por el principio de representación proporcional en elección consecutiva. 

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aun no aprueba las candidaturas; los partidos todavía tienen tiempo de realizar sustituciones; incluso, pueden hacerlas por renuncia tras la aprobación de las candidaturas siempre y cuando no se rebasen los periodos para tal efecto. 

Dicho Consejo ahora se encuentra en la revisión de las solicitudes de registro de candidaturas a las curules federales presentadas por todos los partidos políticos, las cuales serán discutidas y aprobadas el 3 de abril; o sea, el sábado.

Porque las correspondientes campañas electorales arrancan el domingo 4 de abril y tendrán una duración de 60 días.

HASTA PANDILLEROS 

Es cierto, atendiendo a los principios de los Derechos Humanos no debe haber discriminación en la postulación de candidatos y candidatas a cargos de elección popular.

La Constitución y la Ley tampoco exigen requisitos de clase social, profesión, oficio, para que una ciudadano o una ciudadana pueda obtener postulación.

Sin embargo, cuando los partidos políticos descuidan la formación de cuadros con firmes bases ideológicas y vocación de servicio, están condenados a su auto-destrucción.

Imagínense, en Morena prefieren postular hasta pandilleros en posiciones plurinominales, que cuadros que han aportando al partido, a la democracia y al país como Muñoz Ledo.

Correo: rosyrama@hotmail.com