López Obrador en el banquillo

0
41

Las elecciones de este 6 de junio han levantado el interés en Tabasco porque serán una suerte de referéndum a la primera mitad de la gestión de Andrés Manuel López Obrador, quien, aunque no estará en la boleta, será el centro de la disputa.

En su conferencia de prensa mañanera, el presidente ya dio muestras que mantendrá su ofensiva contra los partidos opositores “conservadores”, pese a los llamados del árbitro electoral para mantenerse al margen.

No estará la foto del tepetiteco en la papeleta para arrastrar candidatos, pero sí la percepción sembrada de que su administración está ayudando a los “pobres” como nunca había hecho gobierno alguno.

De acuerdo con Roy Campos, director de Consulta Mitosfky, tres de cada cuatro tabasqueños respaldan al mandatario mexicano.

Sin embargo, en un año ese apoyo cayó seis puntos, al pasar de 80 por ciento de aprobación en febrero de 2020 a 74 por ciento en el mismo mes de este año.

Esa cifra sigue siendo cuantiosa, aunque el puñado de puntos perdidos se ha multiplicado en los medios por lo ruidoso de las protestas locales contra él.

Más allá de que la primera instancia en la mente del elector sea su alcalde, en general se está configurando un escenario en el que el voto será o a favor o en contra de Morena por ser el partido del presidente.

Los partidos opositores (PRI, PRD y PAN) parecen tener como enemigo común a López Obrador: sus activos –desde antes de las campañas– han enfocado sus baterías contra la autoridad federal, no la estatal.

Así, por ejemplo, el 99 por ciento de las críticas que en sus redes sociales hace el exgobernador priísta Manuel Andrade Díaz, candidato del PRD a la alcaldía de Centro, son contra el jefe de la nación.

Andrade no embiste al gobernador Adán Augusto López Hernández ni al alcalde Evaristo Hernández Cruz.

Pero no es el único: casi la totalidad de actores políticos censuran en las herramientas digitales la actuación de AMLO, a quien ponen en el centro del debate, pero sin subir temas de índole local.

 

EDILES: VOTOS DE CASTIGO 

Aunque es candidato a legislador federal plurinominal, lo que significa que llegaría directo a la Cámara baja, el exalcalde perredista Gerardo Gaudiano Rovirosa está haciendo campaña al lado del abanderado de su nuevo partido (MC) a una diputación federal, Javier Pérez.

Gaudiano ya fue alcalde 18 meses y en el último año de su gestión pidió licencia para ir a competir por la gubernatura, la cual aún busca.

Antes de él, también el priísta Jesús Alí de la Torre hizo lo mismo: ganó la alcaldía en 2009 y dos años después dimitió para participar en la elección para gobernador de 2012.

En ambos casos, sus partidos perdieron los comicios en Centro, lo que se explica con la tesis de que el electorado de la capital no perdona que una autoridad deje tiradas sus actividades por saltar a otro cargo.

Por eso la campaña que hace Gaudiano es, más que para darle sufragios a Javier Pérez, para mantenerse presente en la ciudadanía.

 

PARA SU INFORMACIÓN… 

EL FIN DE semana se dio a conocer extraoficialmente una lista de candidatos de Morena a presidentes municipales. Algunos de los ahí mencionados refirieron que aún no les han notificado de manera formal y que será en el trascurso de esta semana cuando se haga pública la nominación… ARRANCARON EL DOMINGO las campañas federales. Y a los que no les fue nada mal fueron Manuel Rodríguez González, quien busca la reelección, y a Mario Llergo.

@RodulfoReyes