El edén dos

0
210

Amerita revisar nuevamente el caso Tabasco y por muchas más razones que el día de ayer. La situación se agrava y el gobierno se achica. Más aún los pleitos entre los morenistas tabasqueños y los del gobierno federal, así como el gobernador y el director de la CFE muestran una ruindad y una vileza absoluta mientras la gente está al abandono en su tragedia.

Platiqué con Manuel Andrade, exgobernador de la Entidad, y sus aseveraciones dejan en claro los actos crimínales que se están cometiendo.

Sólo por decreto presidencial, sin experiencia en el ramo ni conocimiento técnico, se ordenó el rango de capacidad de la Presa Peñitas y su capacidad de desfogue. Hoy sabemos las consecuencias.

Como nunca el número de efectivos del Ejército Mexicano en la zona para el auxilio a la población civil es el más reducido en la historia dado que los tiene entretenidos en otras quehaceres. Sólo se entregará a cada familia damnificada 10 mil pesos cuando todo lo han perdido, digamos que les va a alcanzar para sobrevivir dos semanas y sin la posibilidad de recuperar sus bienes y esto a consecuencia de la desaparición de los fideicomisos, uno de ellos el FONDEN y otro que permitía un seguro agrícola para casos de desastres.

El gobernador Adán Augusto López ha sido muy directo en sus mensajes públicos a través de redes sociales y que conste que no se trata de un adversario, una ternurita, no escribe en Reforma, ni es conservador, menos delincuente de cuello blanco, es morenista y escribió textual: “vaya cinismo para esconder la irresponsabilidad de @ManuelBartlett y de los funcionarios de la CFE; primero Barteltt confiesa que cometieron un error de cálculo en la operación de la presa Peñitas y por ello se inundaron Nacajuca, Jalpa y Cunduacan que por si no lo saben son 3 de los 17 Municipios de Tabasco».

Ahora con profesional cinismo dice que “la demanda le da risa”, ya habrá oportunidad de hablar en los tribunales. Seguro el no entiende pero en este País el cambio es a profundidad, nosotros tenemos confianza en las autoridades judiciales ya”.

AMLO conoce, o decide conocer, su Estado y tuvo por lo menos 18 años de activismo como para llegar a la presidencia y tomar las medidas necesarias preventivas para evitar lo que hoy ocurre. Pero su primera disposición fue premiar a Bartlett en un área técnica que desconoce y que por cierto ahora será el desenterrado de cadáveres en Pasta de Conchos. Entierran a unos en Tabasco, desentierran a otros en Coahuila.

Ayer lo escribí y lo recuerdo, la voz de alerta la dieron René Juárez, Carlos Valdás y José Franco, hombres que si saben del tema, de los riesgos y de las tragedias, uno vivió el paso del huracán Paulina en Acapulco, el segundo es un reconocídisimo vulcanólogo y el tercero uno de los investigadores más respetados y reconocidos en la ciencia nacional. Pero Morena y el presidente prefirieron dejar la decisión en Mario Delgado y sus compinches legisladores.

Hoy la gente en Tabasco puede morir de infecciones, de coronavirus, de ataque de insectos, de hambre o frío, pero Mario Delgado satisfecho recibiendo el aplauso del presidente por “la misión cumplida” y felicitaciones del Partido Comunista Cubano por abandonar su responsabilidad legislativa y colocarse al frente de Morena. 17 municipios, todos los del estado de Tabasco, bajo el agua más otras extensas zonas de Chiapas. Y para valorar la situación a AMLO le bastó un sobrevuelo en helicóptero de 45 minutos y un nuevo espaldarazo a Bartlett.

Curioso pero a los uniformados se les envió al norte, allá a la frontera a apaciguar a los agricultores que demandaron agua antes de entregarla a Estados Unidos. Para los tabasqueños no hay elementos suficientes en su auxilio sólo demagogia en las mañaneras. Y cuidado se acerca la temporada invernal y para entonces, es muy pronto, no habrá recursos que alivien la situación del sureste mexicano.

Por cierto, Manuel Andrade me confío que ningún exmandatario, técnico o académico de la Entidad ha sido convocado a sumar esfuerzos y experiencias para salvar la situación así que aquí prevalece aquella sarcástica máxima que dicta: “¿que horas son? las que usted diga señor presidente” y a afirmación directa de presidente “los cocodrilos vuelan y la respuesta, bueno sí como a un metro del suelo sr presidente”.

Así las cosas. ¿Y dónde habrá quedado aquel espontáneo que creó la frase “un peligro para México”? Y que conste que es pregunta.

Presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y tv y conductor del programa Va En Serio de MexiquenseTV canal 34.2.