Muerte súbita a la independencia de la Suprema Corte, ¿qué preparan?

0
102

Vía la mancuerna Morena-PVEM, el Senado de la República amplió el periodo del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Záldivar, de 4 a 6 años, y de los integrantes del Consejo de la Judicatura Federal de 5 a 7 años.

Así, de pronto, sin estar en el proyecto de las leyes del Poder Judicial; y lo asegura el propio Consejo de la Judicatura en un inmediato comunicado, en el cual precisó:

El artículo décimo tercero transitorio dado a conocer el día de hoy (ayer) no sólo no fue elaborado por el equipo redactor de las propuestas originales, sino tampoco fue solicitado por el Poder Judicial Federal”. 

¿Entonces de dónde vino la orden de dicha ampliación?

No digan que se trató solamente de la inspiración y generosidad del senador Raúl Bolaños-Cacho Cué, del PVEM, quien planteó la adición de un artículo Décimo Tercero transitorio al dictamen del proyecto de leyes, para prorrogar el periodo en comento, que según es para implementar la reforma constitucional al Poder Judicial de la Federación y las leyes reglamentarias. 

De esas cosas tan enredadas que proponen los legisladores cuando pretenden confundir para que nadie entienda el fondo real de sus propuestas. 

Sin embargo, es evidente que se trata de la muerte súbita de la independencia de la Suprema Corte 

INCONSTITUCIONAL 

En redes sociales, diversos juristas y expertos inmediatamente manifestaron su contrariedad por la aberración legislativa. Por ejemplo, el prestigiado constitucionalista Diego Valadés la sintetizó claramente:  

La Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación no puede modificar la ConstituciónEl periodo del Presidente de la Corte es improrrogable. El presidente Zaldívar es un constitucionalista serio que no merece ser objeto de maniobras que lo exponen a comentarios desfavorables.” 

Exactamente. Ninguna de las reformas aprobadas ayer por el Senado, es a la Constitución, sino a leyes secundarias. Por tanto, no puede ampliarse el periodo del presidente de la SCJN mediante un transitorio a un dictamen de modificaciones a leyes reglamentarias. 

Podría ampliarse, pero mediante una reforma a la Constitución Política y siguiendo el correspondiente proceso legislativo del constituyente. 

Esto lo sabe hasta un estudiante de primeros semestres de la Licenciatura en Derecho. 

Entonces ¿por qué una mayoría de senadores y senadoras aprobaron tal adición cuando seguramente entre ellos y ellas hay abogados y abogadas? 

Incluso, el autor de la adición (o presentador de la adición), Raúl Bolaños Cacho Cué, es Licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana, y además es docente adjunto en su Alma Máter y en la Escuela Libre de Derecho.

 

¿Nació de él ampliar el periodo del presidente de la Corte y de los consejeros de la Judicatura? ¿O fue idea de su amigo Ricardo Monreal Ávila y para evitar quemarse, aventó a Raúl? ¿O la propuesta vino de Palacio Nacional y la presentó Bolaños Cacho Cué para quitarle el golpe al presidente Andrés Manuel López Obrador y a Morena? 

¿La orden se la dio Manuel Velasco? ¿Monreal? ¿Directamente AMLO? ¿O alguien más? En redes sociales hasta vinculan al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, por su cercanía con López Obrador y por haber sido jefe de Raúl (de hecho sigue siendo su jefe político, pues a él le debe la senaduría). 

Como sea, con su propuesta de ampliación del periodo del presidente de la Corte, Raúl Bolaños se auto-flageló política y socialmente. 

Cosa extraña, porque lo conozco y he sido testigo de su pulcritud en su actuar. Aunque en política muchas veces es obligación tragar sapos. Sin embargo, ha rebasado el extremo. ¿Por qué? ¿Qué le pasó?  

¿QUÉ VIENE? 

Ampliar el periodo del actual presidente de la SCJN, Arturo Záldivar Lelo de Larrea, solamente puede tener alguna de las siguientes explicaciones: 

Una: Pago a favores anteriores. Por ejemplo, haber convertido en constitucional la consulta popular propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, modificando la pregunta aunque ya no se entienda el propósito de enjuiciamiento a ex mandatarios. 

Dos: Pago adelantado a favores que vienen. Por ejemplo, darle constitucionalidad a una eventual reforma para desaparecer al Instituto Nacional Electoral (INE) antes de las elecciones de junio próximo, pasando por encima de la Carta Magna que prohíbe aplicar reformas electorales que no fueron aprobadas 90 días antes del proceso electoral.  

(Desaparecer al INE, o por lo menos, quitar a las y los consejeros electorales incómodos a Morena, incluyendo en primerísimo lugar al consejero presidente, Lorenzo Córdova). 

Tres: Modificar la fecha de celebración de la consulta popular para que se lleve a cabo el día de la jornada electoral de junio próximo, modificando también la pregunta de manera literal para enjuiciar a los ex presidentes. Todo ello sin que la Corte revire. 

Cuatro: Preparar el terreno para prorrogar el mandato de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de México por la vía indirecta sin pasar por la elección; o en su caso, permitirle la reelección sin modificar la Constitución. Algo similar a lo ocurrido en Bolivia. 

Cinco: Vienen reformas contrarias a la Carta Magna y se necesita de una Suprema Corte que se haga de la vista gorda. 

ZALDÍVAR, MINISTROS Y JUDICATURA DEBEN DE PRONUNCIARSE EN CONTRA 

Tan luego explotó la bomba de la ampliación del periodo del presidente de la Corte y del Consejo de la Judicatura, este órgano emitió un comunicado donde se deslindó de la adición y además, dijo: 

“Toda vez que el procedimiento legislativo sigue su curso y dicho transitorio podrá ser eventualmente modificado por la colegisladora, estaremos a la espera de lo que ésta determine para, en su caso, pronunciarnos al respecto.”  

“Reiteramos que nuestra única prioridad es que sean aprobadas las leyes reglamentarias de la reforma constitucional al Poder Judicial Federal, que consoliden su autonomía e independencia.” 

Pues si tal es su prioridad, deben pronunciarse en contra de la ampliación del periodo, pero a la de ya, lo mismo debe hacer per se el ministro Zaldívar; caso contrario estarían consintiendo el “regalo” hecho vía el Senado.

¿Quién cree que en la Cámara de Diputados no pasará dicha ampliación? Si ahí Morena y aliados son mayoría.

Correo: rosyrama@hotmail.com