Anabell Ávalos a la cabeza; llegó la hora del debate

0
102

En política la inteligencia es artículo de escaso consumo o de ningún consumo. El debate de las seis mujeres y un caballero por la gubernatura de Tlaxcala será un momento propicio para conocer qué pueden hacer dichos personajes en los espacios de la inteligencia. Con antelación hemos atestiguado el caso de una de ellas que se caracteriza por su frivolidad y cómo se ha mostrado sirviente de su propia ignorancia e inexplicablemente devorada por su ambición y vanidad. Nos referimos a Lorena Cuéllar, la candidata de la coalición “Juntos Haremos Historia” quien lleva 20 años de buscar afanosamente la gubernatura como una pepenadora brincando de basurero en basurero.

Desde hace un par de años venía urdiendo cómo apoderarse de la candidatura. Su última gracejada fue la promesa de encumbramiento a centenares de ilusos aspirantes a cargos de elección popular bajo la sombra de Morena. Fue ella quien decidió quién sí y quién no debía ser nominado. Con sus decisiones sembró odio y división entre las huestes obradoristas, ahora toda esa gente a la que defraudó y engañó se ha ido sumando al proyecto de gobierno de la candidata de la coalición “Unidos por Tlaxcala”, Anabell Ávalos quien es la otra cara de la moneda. Una mujer de la cultura del esfuerzo que recorre todo el estado acompañada por hombres y mujeres. Con azoro, Anabell ha escuchado muestras de simpatía y confianza. Una anciana le confió: “Siento que es un honor estar a su lado”. Una muestra palpable del descontento de la gente que ha quedado decepcionada de las promesas del presidente Obrador, ancianos, mujeres y niños que sobreviven en la penuria y en la soledad de sus enfermedades. Anabell una mujer que emergió de la pobreza, que se preparó para no acabar mirándose como la miran. Su espíritu perseverante y de lucha la tiene disputando el apoyo y la simpatía de sus paisanos con el respaldo de una alianza multipartidista que la mantiene a la cabeza de las preferencias electorales. Lorena Cuéllar podrá blofear que es la “favorita” pero no es confiable y se niega a presentar su declaración patrimonial, pues esconde una riqueza mal habida.

Tlaxcala es un estado pobre y con un enorme rezago social y económico. El próximo domingo 18 de abril a las siete de la noche se llevará a cabo el debate entre los aspirantes a la gubernatura, pero en muchos lugares del estado pocos o nadie lo podrán sintonizar porque carecen de televisión o porque no tienen acceso a Internet. Como sea, Anabell se ha comprometido a recorrer todos los lugares de Tlaxcala tocando las puertas de todos los hogares escuchando a la gente. En cambio, Lorena Cuéllar le ha apostado a las redes sociales en la penumbra de todos los días. Su falta de artificio, su poca gana de servir a los demás, su ingenuidad política de sentirse ya la ganadora y la poca estima hacia los electores están abonando su previsible derrota.

Por ley son obligatorios los debates políticos como parte de las campañas. El encuentro de los siete candidatos tendrá una duración de dos horas para presentar sus propuestas en materia de salud y seguridad. Desde luego, la candidata de Morena lleva todas las de perder. En el tema de salud no tiene ningún argumento. El gobierno del presidente Obrador ha fracasado de manera rotunda en ese tema. Los más de 200 mil muertos por Covid, la escases de medicinas y vacunas contra el coronavirus, el abandono de los niños con cáncer y la falta de atención a la salud de las mujeres como parte de la cancelación de los programas sociales, se suman a la demagogia de Obrador de prometer un sistema de salud como la de los países escandinavos para dar una atención de primer mundo. Un presidente que jamás ha puesto un pie en un hospital para dar consuelo a las familias de las decenas de miles de víctimas de la pandemia. ¿Qué argumento puede tener Lorena Cuéllar y los demás candidatos de Morena a las gubernaturas en el tema de la salud?

En cuanto al asunto de la seguridad no hay nada que abone en favor de los candidatos de Morena. Lorena Cuéllar qué podrá decir en ese tema, cuando siguen las masacres, el huachicol, los secuestros, la violencia, los asaltos, el narcotráfico. El de la seguridad es uno de los grandes fracasos de Obrador. ¿Qué puede ofrecer Lorena Cuéllar a los tlaxcaltecas si él gobierno de su presidente Obrador ha fracasado en materia de Seguridad?

Ahora que por fin Anabell Ávalos y Lorena Cuéllar se verán las caras es importante tener en claro la importancia del debate y sus consecuencias electorales. Un tema que todos los candidatos a los cargos de elección popular deben tomar en cuenta.

Los debates son una excelente oportunidad para que los ciudadanos sepan las ideas de los candidatos.

Los debates pueden modificar el resultado de una elección. Los ciudadanos pueden decepcionarse o convencerse. Muchos electores pueden cambiar de decisión al conocer la personalidad y el conocimiento que tienen de los problemas los candidatos.

Un debate aporta información a los electores sobre la verdadera personalidad de los candidatos, si son temperamentales, demagogos, democráticos y civilizados, si son tolerantes, si ofrecen propuestas viables y una participación democrática al interactuar con los ciudadanos para desarrollar propuestas de políticas públicas.

El debate tiene un impacto más allá de una elección. Sirve para demostrar que tan civilizados están los políticos a partir de una conversación pública de cara al electorado, para la construcción de la democracia y para que los ciudadanos se sientan orgullosos de sus autoridades.

Es un hecho que los debates tienen una conexión emocional porque establecen un vínculo con la audiencia al generar aceptación, credibilidad y confianza.

Veremos, pues qué tanto están preparados los candidatos para el debate. Habrá que ver cuál de todos los candidatos proyecta mayor fuerza ante las cámaras. Y ver también quien demuestra mayor pasión y contundencia.

Ha llegado el momento clave y de definición y analizar quién o quiénes están mejor preparados sicológicamente para demostrar su habilidad y conectarse con la gente.

Un candidato que muestra signos de cansancio, que alardea o se muestra soberbio, o que se percibe agresivo o se hace el chistoso, genera rechazo, no emociona y aburre.

Veremos de qué están hechos los candidatos tlaxcaltecas.

LISTA DE CANDIDATOS:

Anabell Ávalos Zempoalteca, coalición “Unidos por Tlaxcala” (integrada por PRI, PAN, PRD, PAC y PS).

Lorena Cuéllar Cisneros, coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena, PT, Nueva Alianza, PEST y PVEM).

Eréndira Jiménez Montiel, Movimiento Ciudadano (MC).

Evangelina Paredes Zamora, Partido Impacto Social Sí (PISS).

Liliana Becerril Rojas, Partido Encuentro Solidario (PES).

Viviana Barbosa Bonola, Fuerza por México.

Juan Carlos Sánchez Gracia, Redes Sociales Progresistas (RSP).