¿Qué gubernaturas ya están definidas?

0
41

A escasas horas que se realicen las elecciones en 15 estados para elegir gobernador, se realiza el pronóstico de los posibles ganadores en función tanto de la información estadística publicada por las casas encuestadoras, como del panorama político propio de cada entidad.

 

­Estados con claro favorito

Estado Candidat@ Partido(s) Preferencias
Baja California Marina del Pilar Morena-PT-PVE 40-46%
Colima Indira Vizcaíno Morena-Panal 36-42%
Nayarit Miguel Ángel Navarro Morena-PT-PVEM-NA 39-45%
Sinaloa Rubén Rocha Morena-PAS 46-52%
Tlaxcala Lorena Cuellar Morena-PT-PVEM-PES 47-53%
Baja California Sur Francisco Pelayo PAN-PRI-PRD 45-51%
Querétaro Mauricio Kuri PAN 52-58%

 

Hay siete estados donde hay un evidente delantero; en cinco está el candidato emanado de Morena y aliados, mientras que en los dos restantes tenemos un panista.

En Baja California, Colima, Nayarit, Sinaloa y Tlaxcala desde el comienzo de la contienda el aspirante de Morena tenía las mayores preferencias y las supo conservar hasta el cierre de campaña. En Baja California Sur, el morenista Víctor Castro inició con muy buenas posibilidades de éxito, sin embargo, en abril el candidato de la coalición Francisco Pelayo le dio alcance y ahora le saca una ventaja de más de diez puntos porcentuales, convirtiendo a éste último en el favorito indiscutible; en Querétaro, el panista Mauricio Kuri ha ido en caballo de hacienda de principio a fin, su triunfo nunca estuvo en duda.

En la siguiente entrega abordaremos, las elecciones que están en la incertidumbre y quizás por ello despiertan mayor interés y reto profesional.

Estimados lectores gracias por sus comentarios y si consideran que más personas deberían tener acceso a esta información por favor compártanla.

 

Estados en disputa

Tenemos seis estados donde las encuestas y el contexto político nos indican una fuerte disputa por el poder entre Morena y el resto de los partidos, pero aún así, escudriñando podemos señalar qué partido o candidato cerró como puntero.

Morena en disputa con otros partidos

Estado Candidat@ Partido(s) Preferencias Probable ganador
Zacatecas David Monreal Morena-PT-PVEM-NA 45-51% David

Monreal

Claudia Anaya PAN-PRI-PRD 40-46%
Guerrero Evelyn Salgado/La Torita Morena 44-50% La Torita
Mario Moreno PRI-PRD 39-45%
Chihuahua Juan Carlos Loera Morena-PT-PANAL 37-43% Marú Campos
Marú Campos PAN-PRD 41-47%
Campeche Layda Sansores Morena-PT 29-35% Empate estadístico
Christian Castro PAN-PRI-PRD 28-34%
Eliseo Fernández MC 32-38%
Sonora Alfonso Durazo Morena-PT-PVEM-NA 44-50% Empate estadístico
Eduardo Gándara PAN-PRI-PRD 42-48%
Michoacán Alfredo R Bedolla Morena-PT 39-45 Empate estadístico
Carlos Herrera Tello PAN-PRI-PRD 40-46

 

En Zacatecas, el morenista David Monreal inició como el candidato a vencer, además compite por tercera ocasión para ese puesto; sin embargo, fue captado manoseando a una mujer, lo cual cerró la elección, pero no fue suficiente para poner en duda su triunfo.

En Guerrero Morena tenía una amplia ventaja; sin embargo, vinieron las acusaciones contra Félix Salgado por abuso sexual y si bien la dirigencia nacional decidió sostenerlo, inmediatamente después enfrentó nuevos contratiempos: no había reportado algunos gastos de campaña, él se victimizó y hasta se benefició, sorpresivamente creció aún más en la preferencia electoral, pero ello no impidió que después de un largo impasse fuese destituido, a cambio su partido le permitió imponer como candidata a su hija La Torita provocando malestar en algunos liderazgos de Morena al igual que en el resto del electorado; por su parte, el candidato Mario Moreno supo penetrar en Chilpancingo, un bastión tradicionalmente priísta, al tiempo que el PRD lo ha promovido con relativo éxito entre la base rural, incluso alguna casa encuestadora divulgó la existencia de un empate en 44 por ciento de preferencia, a pesar de todo ello y por las condiciones sociales de ese estado Evelyn Salgado es la favorita.

Chihuahua un caso aparte, el año pasado se vivieron fuertes disputas por el agua, generando en una parte importante de la población un sentimiento de abuso por parte del gobierno central de la 4T en contra de esa región, lo que ocasionó que Marú Campos iniciara con una amplia ventaja, pero para sorpresa de muchos el gobernador panista mantiene una investigación penal en contra de su compañera de partido y la acusa haber recibido millones de pesos a través de una nómina secreta, ante la contundencia de las pruebas y la actitud inamovible de Javier Corral de sancionar la corrupción sin importar el partido, la contienda se emparejó, como respuesta, la candidata priísta está haciendo proselitismo en favor de la blanquiazul, manifestando  según ella, que por ningún motivo se debe permitir que el poder destructor de morena se instale en ese pujante y extenso estado. Argumento que comparte buena parte del electorado, expresan cierta indulgencia con esa corrupta candidata azul, a la que ven como un mal menor, con tal de evitar entregar el poder a un morenista: por esas razones Marú Campos sigue siendo la más encaminada a ganar.

Campeche expresa un respaldo contundente a Amlo de casi 70 por ciento, pero sorpresivamente es el único estado con tres candidatos empatados en la intención de voto. Layda Sansores inició con gran ventaja, pero después de vivir muchos años fuera de su estado, llegó y se alió con los políticos de siempre y desplazó a los liderazgos de Morena. El candidato de la coalición Christian Castro, lo impuso su tío y presidente nacional de PRI, Alito Moreno, lo que generó malestar entre los mismos seguidores de ese partido, ni se diga entre los demás votantes. Eliseo Fernández, impulsado por el PAN llegó en el año 2018 a la presidencia municipal de Campeche, pero al no ser considerado para contender por el gobierno del estado se postuló por MC, Movimiento Ciudadano, lleva un tendencia creciente y aunque en los últimos días han aparecido varias grabaciones y documentos que lo vinculan con actos de corrupción; sin embargo, ante los hierros de Layda y la losa de podredumbre que cargan los priístas, se le puede marcar como ligero favorito.

En Sonora, al igual que en casi todos los estados el abanderado guinda inició con una considerable ventaja, aunque con el paso de los días, su contrincante, el empresario y candidato de la coalición empezó a crecer y ganar apoyos, de forma tal que Ricardo Bours de MC declinó en favor de éste, así que hoy hay un empate técnico, pero con tendencia creciente de Eduardo Gándara y decreciente de Alfonso Durazo. Para fortuna del que fuera titular de la Secretaría de Seguridad Pública, se terminó el periodo de campaña y aún conserva una ligerísima ventaja de uno o dos puntos porcentuales, que quizás se terminaron por diluir esta última semana, además tenemos aproximadamente un 10% de indecisos: sencillamente no hay forma de marcar un favorito, pero si se tiene que escoger, sería Durazo.

Michoacán, la dirigencia nacional de Morena lo consideraba en la bolsa, el preferido en las encuestas internas de esa organización política era Cristóbal Arias, pero la dupla Batel-Godoy lo vetó y logró imponer a Morón, en respuesta el precandidato excluido inició una virulenta campaña de desprestigio contra Batel-Godoy señalándolos de pretender controlar al estado a través de Morón, destacando a ese grupo político como culpable directo del desastre que se vive, los acusó de haber contratado deuda en forma inconsciente, ser responsables del empoderamiento de los grupos criminales y tener como norma de gobierno la corrupción en la obras públicas. Inesperadamente, Morones terminó siendo destituido por no haber informado de gastos de campaña y con escaso mes y medio de campaña entró el emergente Ramírez Bedolla. Por su parte, la coalición nombró como candidato a un carismático Carlos Herrera, muy cercano al gobernador Silvano Aureoles, al cual, no sólo la mayor parte de la población lo reprueba, sino que además considera que usó el puesto para enriquecerse. Salvo los políticos profesionales y sus allegados, la población enfrenta un dilema, votar por Herrera no les entusiasma por sus nexos con Silvano, pero hacerlo por Ramírez Bedolla, es volver a empoderar a la dupla Batel-Godoy que tanto daño le hizo al estado. Adicionalmente, la dirigencia de Morena no tuvo el cuidado suficiente y puso candidatos impresentables: un delincuente buscado por la DEA o solapó que una misma familia cooptara varias candidaturas. Por el lado de la coalición las cosas no andan mejor. En resumen, el grueso de los votantes siente que de las opciones punteras: una es mala y la otra peor. Por su parte las encuestas marcan un empate estadístico, el Reforma y el Financiero dan ventaja de tres puntos a Herrera, mientras que Mitofsky lo hace por Bedolla, cualquiera puede ganar, sobre todo si tenemos más de 10% de indefinidos. Así que lo recomendable es no pronosticar un ganador, pero si se tiene que hacer, sería Herrera Tello.

En resumen, de las seis entidades donde Morena y otras fuerzas están en fuerte disputa, podríamos esperar que tres sean para el partido del presidente e igual número para una agrupación distinta. Sin olvidar que Morena, es el gran favorito en Baja California, Colima, Nayarit, Sinaloa y Tlaxcala.

De tal manera, podemos concluir que con una probabilidad mayor al 50 por ciento, Morena ganará ocho gubernaturas, pero existe una probabilidad cercana al 30 por ciento que sean nueve o más y un 20 por ciento que sean siete o menos. Lo sensato es pensar es que sean ocho, una más que el resto de sus competidores, aunque tampoco se debe descartar que sean siete o nueve.

Estimados lectores gracias por sus comentarios, si consideran que más personas deberían tener acceso a esta información por favor compártanla.

¿Dónde no pinta Morena quién triunfará?

En los análisis previos se abordó la situación de siete estados que parecen totalmente decantados por una u otra fuerza política, igualmente en seis donde Morena mantiene una lucha palmo a palmo con sus rivales políticos, ahora toca el turno a los dos restantes, donde por cierto el partido guinda salió como el gran favorito pero se desfondó y en este momento la disputa por el triunfo se encuentra, en un caso, entre la alianza PRI-PRD y Movimiento Ciudadano y en el otro, entre la Coalición y PVEM-PT.

 

Estado Candidat@ Partido(s) Preferencias Probable ganador
San Luis Potosí José Gallardo PVEM-PT 30-36% Octavio Pedroza
Octavio Pedroza PAN-PRI-PRD 33-39%
Nuevo León Samuel García Movimiento Ciudadano 30-36% Adrián de la Garza
Adrián de la Garza PRI-PRD 29-35%

 

San Luis Potosí

José Gallardo, conocido popularmente como El Pollo Gallardo es un distinguido miembro del partido verde. En la contienda ha tenido un desempeño sobresaliente, está en segundo lugar y a unos dos puntos del puntero. En la actualidad la UIF, Unidad de Inteligencia Financiera, tiene una investigación en su contra por evasión fiscal y lavado de dinero de él y su familia, mientras que en el pasado estuvo detenido por delincuencia organizada. Es un ferviente admirador de AMLO y dice que lo que mejor que le pueda pasar al proyecto del tabasqueño es su triunfo en la tierra potosina. Lleva una campaña atípica pero exitosa, canceló de última hora su presencia en un debates. Las divisiones al interior de la 4T están en su máxima expresión, la candidata morenista Mónica Rangel lo acusa “de corrupto, mafiosillo y que nunca debió salir de prisión, porque sólo ofrece extorsión y cobro de piso; vivir sin miedo, para él es tener fuero para no regresar a la cárcel”. Para desgracia de la candidata morenista, los potosinos lo prefieren a él, está en el rango de 30 a 36 por ciento, casi el doble que su feroz crítica.

A diferencia del resto de los estados donde se cristalizó la Coalición de PAN-PRI-PRD y el acuerdo era que el partido que detentara la titularidad de la gubernatura, era el que ponía el candidato, en San Luis Potosí se siguió otra lógica, impulsar al personaje que tuviera mayores posibilidades de triunfo, por ello el mandatario de extracción priísta Juan Manuel Carreras apoyó al panista Octavio Pedroza, además los enterados en el tema dicen que fue el pago de factura de Alito por haberle permitido reservar en Campeche la candidatura de la coalición para el hijo de su hermana, lo que obligó al blanquiazul a sacrificar en ese estado del sureste a Eliseo Fernández su candidato natural. Para fortuna de la coalición su candidato está en la delantera en un rango que del 33 a 39 por ciento de intención de voto y es el favorito, salvo que los morenistas ante el evidente desplome de su candidata Mónica Rangel decidan usar el voto útil y se decanten por el polémico Pollo Gallardo.

 

Nuevo León

Por su importancia económica y demográfica sin duda es la joya de la corona de esta elección, algunos dicen que era tal el interés de nuestro presidente por el triunfo en esa tierra que en Morena estuvieron dispuestos a postular a Clara Luz, una priísta recién conversa con tal de ganar; sin embargo, el resultado no pudo ser más desastroso, de iniciar claramente en la delantera se desplomó a un distante tercer lugar. Incluso la Fiscalía General de la República tratando de apuntalarla anunció investigaciones contra los candidatos punteros, pero lejos de beneficiarla, provocaron un rechazo aún mayor a esa candidata.

Samuel García, candidato por movimiento ciudadano, es un político de 33 años, para muchos ahí radica su fortaleza: la juventud y el arrastre entre los millennials, pero también su principal debilidad, la inexperiencia y en no pocas veces la frivolidad. Sin duda su triunfo no sería ninguna sorpresa, porque además llega como puntero en las encuestas, pero por factores como la debilidad relativa de su partido, más la existencia de un 10 por ciento de indecisos y el voto útil, que trata de impedir la llegada de un morenista o alguien dócil a esta agrupación, no se le puede señalar como el favorito.

Adrián de la Garza, un priísta de cepa, fue Procurador General de Justicia del Estado y Presidente Municipal de Monterrey en dos periodos, se presenta como un funcionario  de resultados, se regodea de haber descarrilado la candidatura de Clara Luz con la filtración del video donde se le ve a la morenista conviviendo con el  abusador sexual Raniere. Con el argumento de que Samuel García, el otro candidato con posibilidades de triunfo, no es un opositor declarado de AMLO y la 4T,  espera que el voto útil de los panistas lo favorezca. Todo puede pasar en esta elección, además el resultado también depende de la participación de lo jóvenes, sin embargo, si hay que dar un potencial ganador, sería a este experimentado político.

Después de haber analizado los quince estados en disputa, podemos anticipar que Morena podría ganar entre siete y nueve gubernaturas, mientras que el resto de los partidos entre seis y ocho, destacando que el PAN por sí solo podría resultar triunfador en tres. Si Morena únicamente obtiene siete, situación poco probable pero no imposible, seguramente dará mucho de que hablar y analizar. En caso de ocho para Morena y siete para el resto, que además es el escenario más plausible, ambos bandos lo tomaran como positivo: los morenistas celebrarán haber obtenido más triunfos que ningún otro partido, por su parte los opositores sostendrán que del escenario catastrófico de hace un año, que pintaba catorce triunfos para la 4T no se cumplió y hay motivos de sobra para celebrar.

Estimados lectores gracias por sus comentarios, si consideran que más personas deberían tener acceso a esta información por favor compártanla.

ivanure@hotmail.com